Sociedad y poder

Ganarle al PRI

with 2 comments

La sesión había sido muy larga, la votación era esperada pero no por ello dejaba de exaltar los ánimos y el tema no era para menos. Tan sólo alzando la mano y a pesar de que algunos de ellos habían votado de manera distinta cinco días antes, 66 senadores aprobaron las exenciones fiscales que le permitirían a Televisa y a sus nuevos socios ahorrarse 5 mil 726 millones de pesos por el pago de derechos para la explotación de varias bandas en el espectro radioeléctrico.

La incursión de Televisa en telefonía fue respaldada, con una exención fiscal millonaria, por senadores como Gabino Cué. Ilustración tomada de http://www.elsemanario.com.mx

Era el jueves 5 de noviembre de 2009. Aquella reforma a la Ley Federal de Derechos fue inicialmente rechazada en el Senado, devuelta por la Cámara de Diputados y, en esa segunda votación, aprobada a pesar de numerosos argumentos en contra.

Al menos 15 de los 66 senadores que respaldaron esa reforma, diseñada a la medida de los intereses de Televisa, antes habían votado en contra de ella. El cabildeo de la televisora y el temor de las dirigencias de los partidos a disgustarla, ocasionaron esa rectificación.

“Rajones”, les reprochó el senador Pablo Gómez. Una docena de ellos era del PAN. Algunos más, del partido Convergencia, no habían asistido a la primera votación pero ese 5 de noviembre sí acudieron y respaldaron la exención de casi 6 mil millones de pesos al consorcio que ganaría la licitación para nuevas bandas de telefonía celular.

Uno de esos senadores era Gabino Cué Monteagudo.

Quizá el senador Cué estaba más atento a la disputa política en Oaxaca que al debate legislativo. Pero no pudo ignorar las consecuencias de la reforma que respaldó de manera expresa.

Poco después, Cué pidió licencia para ser candidato al gobierno de Oaxaca. Apuntalado en una forzada pero a la postre eficaz alianza que encabezaron  PAN y PRD, ganó la elección del domingo 4 de julio con algo más del 50% de los votos. En su campaña, él y sus seguidores enfrentaron trampas y amenazas de un cacicazgo priista que resultó menos sólido de lo que muchos –encuestadores incluidos– habían supuesto. Con casi 10 puntos de diferencia sobre el candidato del PRI, Gabino Cué logró un triunfo indudable.

Los partidos que lo apoyaron reclaman, para sí mismos, una porción de esa victoria. A los dirigentes nacionales del PAN y el PRD el éxito en Oaxaca –así como en Puebla y Sinaloa– les da nuevos márgenes dentro de sus propios partidos. Pero considerar que se trata de un triunfo panista o perredista resulta exagerado. Cué no solamente no es ni lo uno, ni lo otro. Sus compromisos explícitos se encuentran con el movimiento de Andrés Manuel López Obrador y el tornadizo partido Convergencia. También tiene lazos muy estrechos con Diódoro Carrasco, que gobernó Oaxaca en la década pasada y con quien trabajó tanto en esa gestión como, más tarde, en la secretaría de Gobernación.

El triunfo en Oaxaca no fue del PAN, ni del PRD, ni siquiera de Convergencia. Quien ganó fue Gabino Cué, en torno al cual se conformó la híbrida alianza que incluyó fuerzas vivas locales de todos los colores, cohesionadas en el rechazo al continuismo priista.

Ahora, para gobernar, necesitará algo más que oponerse al Revolucionario Institucional, del que fue militante por largo tiempo. En sus recorridos por la agreste Oaxaca, Cué hizo compromisos con distintos sectores (campesinos, jóvenes, migrantes, mujeres) pero al menos en su propaganda en línea no hay un programa de gobierno integral y con una visión general del estado que gobernará. Ese programa le hará falta para orientar una gestión de la que se esperan demasiadas decisiones, entre otros motivos debido a las deudas políticas que tiene con las disímbolas fuerzas que lo apoyaron.

Ubicado más allá de los partidos, Cué tendrá un enorme poder que solamente encontrará contrapeso en un congreso estatal de mayoría abrumadoramente priista. Muchos oaxaqueños que votaron por él para gobernador, respaldaron a los candidatos del PRI para diputados locales.

Cué y sus aliados comprobaron que se le puede ganar al PRI, incluso en la complicada y en tantos sentidos rezagada Oaxaca. Ahora a él le toca demostrar para qué sirvió esa batalla. El pragmático e injustificado voto a favor de Televisa hace ocho meses, es mala señal acerca de las convicciones y prioridades del inminente gobernador. Pero si logra abatir aunque sea un poco la enorme pobreza en Oaxaca y si consigue que imperen la ley y no los cacicazgos, la llegada al palacio de gobierno de un gobernador no priista  habrá valido el esfuerzo.

Publicado en emeequis

About these ads

Written by Raúl Trejo Delarbre

julio 12, 2010 at 10:39 am

Publicado en Elecciones 2010, Partidos

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Excelente reflexión sobre lo ocurrido en Oaxaca y sus elecciones recién pasadas así como sus resultados, más la implicaciones que desconocía del gobernador electo.
    Estamos los poblanos en espera de un trabajo periodístico de este corte para Puebla.

    Gracias por darnos luces.

    Carlos Mendoza

    Carlos Mendoza Ugalde

    julio 12, 2010 at 3:18 pm

  2. Lo de Cué y Televisa no es un dato aleatorio. Pudiera ser una de las claves de su triunfo electoral en Oaxaca.

    La coalición electoral que se formó ahora es la misma que buscó desestabilidar el estado en 2006.

    Entonces no lo lograron. Pero la cosecha fue ahora. Recupera el poder el grupo de Diódoro, aliado al PAN, con la lamentable compañia del PRD y demás.

    Saludos,

    Osiris Cantú

    julio 14, 2010 at 1:03 pm


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26.508 seguidores

%d personas les gusta esto: