Sociedad y poder

TV digital, hechos y dilemas

with 4 comments

El anuncio más vistoso en el mensaje que ofreció ayer el presidente Calderón con motivo de su Cuarto Informe no estuvo relacionado con la seguridad pública, ni de manera directa con la economía. La decisión para adelantar el establecimiento en México de la televisión digital tiene que ver con el aprovechamiento de la tecnología, el esparcimiento de la gente, la consolidación de monopolios comunicacionales o la apertura de nuevas opciones. Se trata de un anuncio destacado en el campo de las políticas para los medios pero deja abiertas preguntas relevantes.

La televisión digital tiene tres ventajas. En primer lugar, permite que en el espacio en donde hasta ahora se

Ilustración tomada de http://www.observatorio.cl

difundía la señal de un canal analógico, como los que tradicionalmente  hemos conocido, quepan varios canales. En segundo término, hace posible la transmisión de una imagen de mejor resolución; la alta definición ofrece el video de mayor calidad pero cualquier imagen digital es mejor que una de carácter analógico. En tercer lugar, la televisión digital facilita la interacción de los espectadores que así pueden responder a encuestas, participar en concursos o comprar artículos que se les ofrecen en pantalla.

En julio de 2004 el presidente Vicente Fox expidió el decreto que establecía la televisión digital en México. De entre varios sistemas tecnológicos que para entonces ya competían en el mundo, el gobierno mexicano eligió el protocolo ATSC que ya se utilizaba en Estados Unidos. La vecindad con ese país explica la selección de dicho sistema aunque el protocolo que se utiliza en Europa tiene mayores ventajas, sobre todo para propiciar más diversidad de opciones en la televisión.

En aquellos años el protocolo ATSC (Advanced Television System Committee) era tan rígido que solamente servía para que en cada canal de carácter analógico que ya existía, se difundiera una señal en formato digital. Es decir, se trataba de un sistema que no propiciaba la existencia de más canales sino únicamente la conversión, al nuevo formato, de los canales ya existentes. Por eso en Estados Unidos, y luego en México a imitación de aquella experiencia, el gobierno dispuso que a cada empresa o institución que ya tuviera un canal de televisión analógica, se le asignara otro de carácter digital. Esa frecuencia adicional serviría exclusivamente para transmitir, en alta definición, la señal que ya se difundía de manera analógica. Por eso a tales frecuencias se les denominó “canales espejo”. El gobierno de Fox decidió que para 2021 todas las señales de televisión debían difundirse en formato digital. Cuando así ocurriese, las empresas o instituciones a las que se había asignado el canal adicional deberían reintegrárselo al Estado aunque no se estableció un mecanismo para esa devolución.

En estos años la televisión digital ha crecido en todo el mundo aunque con modelos distintos al que se instauró para México. En casi toda Europa la televisión digital funciona con un protocolo (DVB, Digital Video Broadcasting Terrestrial) que ha multiplicado los canales disponibles en televisión abierta y que será imitado en casi toda África y parte de Asia. En la mayor parte de América Latina se ha elegido el protocolo ISDB-T (Terrestrial Integrated Services Digital Broadcasting), de origen japonés y que fue promovido en Brasil después de un intenso cabildeo financiero y diplomático. El sistema ATSC funciona solamente en Canadá, Estados Unidos, México, El Salvador, Honduras, Puerto Rico y Corea del Sur.

A pesar de sus limitaciones iniciales, el desarrollo tecnológico ha permitido que el  ATSC

sirva no solamente para mejorar la calidad de la imagen sino, ahora también, para que haya más canales de televisión. En los 6 Megahertz que ocupa una frecuencia de televisión analógica pueden caber dos canales de alta definición, seis canales digitales con buena calidad de imagen, o uno de alta definición y tres digitales que no sean de alta definición.

Así que la imagen de mayor calidad no está reñida con el surgimiento de nuevos canales, a diferencia de lo que hace cuatro años decían algunos de los técnicos enviados por las televisoras a defender la Ley Televisa. Aquella reforma legal, a la postre desarticulada por la Suprema Corte de Justicia, pretendía que las televisoras utilizaran a su antojo el espectro radioeléctrico que ya les había asignado el gobierno tanto en los canales con los que difundían señales analógicas como en los canales espejo. Los técnicos de Televisa sostuvieron que bajo el estándar ATSC la única forma de utilizar cada frecuencia era para difundir televisión de alta definición acompañada de alguna información complementaria (por ejemplo, durante un partido de futbol, las tablas de posiciones de los equipos). De esa manera negaban la posibilidad de que las televisoras emplearan tales frecuencias para hacer negocio vendiendo y difundiendo servicios adicionales. Todavía después de la sentencia de la Corte, los técnicos de Televisa siguieron ocultando las opciones que ya había en el sistema ATSC para difundir más canales de televisión.

Ahora el presidente Calderón anuncia que gracias a la televisión digital, podremos “contar con más cadenas y con más canales de televisión, se ampliarán las opciones de contenidos culturales, noticiosos y de entretenimiento disponibles”. La pluralidad siempre es deseable, máxime en un sector tan concentrado y reacio a la competencia como ha sido el de la televisión, dominada por dos empresas privadas. Sin embargo el gobierno no ha establecido de qué manera propiciará que esas haya, realmente, más opciones. Es decir, que no surjan más canales de las mismas empresas –Televisa y TV Azteca– que hoy acaparan el 94% de la televisión comercial en este país.

Ilustración tomada de http://pichicola.com

En el Decreto presidencial publicado ayer mismo para acelerar la transición a la televisión digital terrestre, no se indica qué podrán hacer, y cómo, los titulares de las actuales concesiones de televisión. En rigor, esas concesiones fueron asignadas para que se difundiera la señal de un solo canal (los canales 2, 4, 5, 7, 9, 13, etcétera, para solamente mencionar algunos de la ciudad de México). Y la utilización de las frecuencias adicionales es para replicar la señal de cada uno de esos canales: Televisa tiene, por ejemplo, el canal 48 que repite en alta definición la señal del canal 2; los canales 49, 50 y 44 que replican a los canales 4, 5 y 9; Azteca cuenta con los canales 24 y 25 que reproducen de manera digital al 7 y al 13. Se trata, como se les dice de manera oficial, de canales espejo.

Ahora la tecnología, y el proyecto gubernamental, permiten que además de reproducir en formato digital señales de la TV analógica, esas frecuencias sirvan para nuevos canales. Y, siempre según el Acuerdo presidencial de julio de 2004 y el Decreto de ayer 2 de septiembre de 2010, las televisoras no están autorizadas a difundir, en tales frecuencias, nuevas señales, distintas de las que ya transmiten por televisión analógica.

Si no hay previsiones al respecto la transición digital, que el presidente Calderón proclama como puerta a la pluralidad, servirá fundamentalmente para que las televisoras que ya tienen demasiados canales tengan muchos más.

El Decreto indica que la transición digital tendrá que haber concluido en 2015. Esa decisión forzará plazos, tanto técnicos como comerciales, pero será incumplible si no es acompañada de un ambicioso programa para subvencionar la adquisición de televisores digitales.

Actualmente en México hay 730 frecuencias de televisión analógica. En cambio, únicamente existen 78 canales de carácter digital. Las televisoras y en general las instituciones que difunden por televisión, tienen un duro trabajo por hacer en los siguientes años. Por otra parte, algunos de los canales ya establecidos para el formato digital no son repetidoras de las señales analógicas sino frecuencias creadas expresamente para difundir con ese protocolo, como los canales de la UNAM y del gobierno de la ciudad de México que fueron autorizados hace tres años y se han mantenido en un plano experimental.

La gente que no tenga televisores digitales contará con dos opciones para sintonizar la televisión de esa índole. La más sencilla, pero más costosa, será comprar un nuevo televisor. La otra, consistiría en adquirir un convertidor que permitirá ver la señal digital en un televisor analógico pero sin la calidad que tiene la imagen digital.

Entre esas posibilidades oscilará la política gubernamental para que los mexicanos tengan acceso a la televisión digital. En Estados Unidos, el año pasado el gobierno de Barack Obama distribuyó, entre las familias más pobres, bonos para comprar nuevos televisores. En México ayer ya había quienes, quizá con información parcial, aseguraban que la administración del presidente Calderón regalará televisores. Tendría que haber reglas muy claras para que ese apoyo al desarrollo tecnológico no se confundiera con clientelismo electoral.

Publicado en eje central

About these ads

Written by Raúl Trejo Delarbre

septiembre 3, 2010 at 6:04 am

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Omar López, Raúl Trejo Delarbre. Raúl Trejo Delarbre said: TV digital, hechos y dilemas: http://wp.me/p1JuY-n8 [...]

  2. [...] de televisión por el mismo espacio.  Tal como señala Raúl Trejo Delarbre en su artículo “TV Digital, hechos y dilemas”: “En los 6 Megahertz que ocupa una frecuencia de televisión analógica pueden caber dos [...]

  3. ayuda para meter las frecuencias de hch al receptor

    rafa

    octubre 27, 2010 at 10:10 pm

  4. [...] EJE CENTRAL, 3 SEPTIEMBRE 2010 [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26.659 seguidores

%d personas les gusta esto: