Sociedad y poder

Vicisitudes del #YoSoy132

with 13 comments

Publicado en emeequis

Mostrador

El que mucho abarca, ya se sabe, poco aprieta. Que se los digan, si no, a los empeñosos pero a menudo despistados jóvenes del #YoSoy132. El ímpetu con que surgió y se propagó ese movimiento subrayó limitaciones ingentes del quehacer político mexicano, cuestionó al más arrogante de los poderes fácticos, llevó aire fresco a una temporada electoral que languidecía sometida a campañas presidenciales aburridas y sin rumbo. Sobre todo, el movimiento que comenzaron estudiantes de la Ibero y se extendió como lumbre en hojarasca, ratificó la ausencia de cauces suficientes a la vez que satisfactorios para que los jóvenes participen en la vida pública.

La demanda inicial por la pluralidad en los medios de comunicación (muy especialmente la televisión) cuya pertinencia singularizó al #YoSoy132, quedó arrumbada entre otras aspiraciones. Varias de ellas –la lid por los derechos sociales, el bienestar de la población, la educación, el empleo, etcétera– son y seguirán siendo pertinentes. Otras, son fatalmente coyunturales y se antojan limitadas para un movimiento con el brío y el sello generacional con que relució el #Yosoy132.

Al concentrar sus afanes principales en la impugnación a la elección presidencial, el movimiento de los estudiantes queda al garete de prioridades, decisiones e intereses que al menos inicialmente no eran los que sostenía después de su vigorosa aparición. Pero sobre todo, al compartir el enfoque y la argumentación de una fuerza política específica, el #YoSoy132 se sumerge en el regateo político convencional, identificándose incluso con parcialidades y mentiras como las que sostienen Andrés Manuel López Obrador y sus adherentes.

Los jóvenes del #YoSoy132 tienen pleno derecho a sostener las simpatías políticas que más les gusten. Si esa era su inclinación partidaria desde que comenzaron a organizarse, es saludable que la hayan hecho explícita.  Pero al subirse al tren del lopezobradorismo pasaron al cabús después de haber mostrado vocación de maquinistas, quedan supeditados al rumbo que tome el conductor de ese ferrocarril y corren el riesgo de quedar damnificados en un descarrilamiento más que previsible.

Peor todavía, ese movimiento que articuló un atractivo reclamo ético en contra de la opacidad de la política tradicional y exhibió el comportamiento parcial de la televisión privada, ahora se hace eco de falsedades como las que sostiene la coalición lopezobradorista al reclamar que hubo fraude electoral sin demostrarlo con pruebas consistentes. La apreciación que ofrece la propaganda del #YoSoy132 acerca de la elección del 1 de julio es más subjetiva que las informaciones de Televisa sobre la campaña de Peña Nieto.

El #YoSoy132 experimenta las vicisitudes del crecimiento. Los movimientos sociales, cuando persisten, comienzan a encontrar insuficientes la informalidad y la flexibilidad que inicialmente les permiteron actuar con espontaneidad. La ausencia de estructuras estables y de liderazgos notorios, son atributos de los movimientos en sus primeras fases pero luego se vuelven camisas de fuerza. El #YoSoy132 lllegó muy rápido a ese momento. La falta de una dirección permanente lo hace víctima del asambleísmo. Decir que allí no hay líderes se convierte en infructuosa pose demagógica.

Esa carencia de estructura orgánica deja al movimiento al garete de las tensiones internas. Las asambleas se convierten no en espacios de expresión sino en sucedáneos de negociaciones que no siempre se pueden resolver a gritos y a mano alzada. Atrapados en el torbellino del asambleísmo, los jóvenes recién iniciados en el regateo político se vuelven clientes, o rehenes, de la retórica radical. Algunas sesiones en la “Asamblea Nacional” en Atenco fueron presididas por viejos activistas universitarios que sabotearon la organización sindical de los profesores de la UNAM ¡hace 35 años!

Las expectativas suscitadas por el #YoSoy132 merecen un destino distinto al de esa seudoizquierda condenada una y otra vez, por su ensimismamiento, a la derrota política. En vez de dispersarse en demandas variopintas, el movimiento podría recuperar el compromiso por la reforma de los medios pero ello no será posible sin un esfuerzo de precisión y elaboración.

Si no está respaldado por exigencias para que haya reformas capaces de propiciar la diversidad en los medios cualquier cuestionamiento a Televisa –hasta ahora no han aclarado por qué se olvidan tan inopinadamente de Televisión Azteca— se diluirá en protestas catárticas pero frívolas, será más circo que cerco.

 

 

About these ads

Written by Raúl Trejo Delarbre

julio 29, 2012 at 10:30 am

Publicado en Elecciones 2012, Jóvenes

13 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Es buna crítica que expone puntos importantes que los del #132 deben replantearse. Por otro lado, recuerdo que uno de sus puntos era, como la mayoría de los ciudadanos pensantes, exigir elecciones limpias. Cosa que evidentemente no sucedió. Si su premisa es que si el mov 132 al denunciar el fraude son pejistas, ¿entonces todos los ciudadanos que lo hacemos también lo somos? Creo que generaliza en ese punto.

    Luis Paganno

    julio 29, 2012 at 4:16 pm

  2. Reblogged this on Más ideas. Menos pretextos..

    BRW DJ

    julio 30, 2012 at 12:57 am

  3. En materia de argumentar y redargüir, un servidor es abiertamente fan de destruir atronadoramente lo que su contrario pueda decir, mayormente a través de una de mis frases favoritas: “Resulta fundado pero insuficiente”.

    México es un lugar donde todo mundo estira la mano, ora para pedir, ora para mendigar. Sí, muy padre y todo el pedo. ¿Quién es el guapo primero en apuntarse para dar, y algo chido, no migajitas?: ¿nadie? He aquí entonces un excelente argumento para saber por qué estamos como estamos.

    Debo confesar que tu publicación me gustó mucho, particularmente por el asunto de que pone en entredicho y somete a debate la actitud de estos muchachos frente al país que pretenden transformar: yo no sé si desvirtúa sus acciones pero, en principio, sí pone los puntos sobre las íes y dice “A ver, cabrones: sean tan gentiles de poner los pies sobre la tierra y dejarse de chaquetas mentales”. Este tipo de columnas suele acarrear pleitos gratuitos, particularmente entre los fanáticos más acérrimos, pero a mí en lo personal me agradan, dado que invitan a no endiosarse con nada o con nadie, a ser mínimamente lógicos y a saber exactamente hasta qué punto pueden ser reales los planteamientos o las premisas que tenemos enfrente nuestro de absolutamente cualquier cosa.

    No desearía ser pesimista pero al paso que van, terminarán siendo un dolor de cabeza más para la ciudad porque mucha alharaca y cero de resultados. Y honestamente a mí sí me daría mucha risa que tal cosa sucediera porque entonces eso significa que nada más fue una pérdida de tiempo y un desgaste de energías brillantemente inoficioso, sin menoscabo de mencionar el ignominioso hecho de que se jugó con las esperanzas de la gente que creyó en la causa.

    Porque los reclamos sociales ahí están, y hay mucho qué hacer al respecto; sin embargo, creo que la vía, al menos en un país como el nuestro, con tantísimos millones de analfabestias, jamás podrá ser aquella en donde nada más estemos buenos para pedir pero no para hacer algo por los demás que no involucre el hecho de invadir la esfera de acción del otro: el abuso de un derecho conlleva, necesariamente, un atropello. Y pocas, poquísimas veces, alguien es capaz de mirar hacia ese lado y evitarlo en consecuencia.

    Muchas gracias por una reflexión tan chida y ojalá sigas con este rumbo. Así, lo construido no es un castillo de naipes.

    Saludos.

    BRW DJ

    julio 30, 2012 at 1:37 am

  4. El autor y su porrista deberían concentrarse en explicar con lujo de detalles el párrafo en el que se concentra todo su prurito “ideológico”, y del que me permito distinguir dos partes:

    “Al concentrar sus afanes principales en la impugnación a la elección presidencial, el movimiento de los estudiantes queda al garete de prioridades, decisiones e intereses que al menos inicialmente no eran los que sostenía después de su vigorosa aparición.”

    ¿Por qué? ¿Acaso la Constitución en el artículo 41 inciso (g) no dice textualmente que “ninguna otra persona fisica o moral (fuera de los partidos políticos), sea a titulo propio o por cuenta de terceros, podrá contratar propaganda en radio y television dirigida a influir en las preferencias electorales de los ciudadanos, ni a favor o en contra de partidos politicos o de candidatos a cargos de eleccion popular.”? ¿Y acaso “la demanda inicial por la pluralidad en los medios de comunicación (muy especialmente la televisión) cuya pertinencia singularizó al #YoSoy132″ no encuentra su consecuencia lógica en la impugnación de resultados electorales provenientes del apoyo ilegal que el “más arrogante de los poderes fácticos” tuvo a mal conceder por años -tal y como lo reconoce Delarbre- a Enrique Peña Nieto, en franca rebeldía a la Ley magna del país y a sus principios rectores de legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad?

    A ambos opinantes parece no importarles el que un país sea presidido por alguien que llega al cargo como producto de un apoyo ilegal sostenido por años, en medio de la incertidumbre y el descontento social, siempre que no lo haga el personaje sobre el que vuelcan sus odios y temores más profundos.

    Es verdaderamente triste y decepcionante notar que mediante la sentencia de que “al compartir el enfoque y la argumentación de una fuerza política específica, el #YoSoy132 se sumerge en el regateo político convencional, identificándose incluso con parcialidades y mentiras como las que sostienen Andrés Manuel López Obrador y sus adherentes”, el Sr. Delarbre comparte a su vez el discurso oficial manejado recientemente desde la arrogancia de los poderes fácticos, rebajando su nivel argumental a un punto que coincide con el que él mismo criticaba; un punto en el cual “cita lugares comunes que solamente tienen sentido político y autoridad intelectual si son respaldados por hechos y razonamientos”. ¿Dónde están los hechos que demuestren de forma contundente que López Obrador miente y dónde los razonamientos que muestren que no aceptar una elección ilegal desde su génesis sea un regateo político, por mucho que incidental -e inevitablemente- coincida con las tesis de una fuerza política específica?

    Porque, como de manera magistral señaló el mismo autor hace algunos años: “Si el debate público y la tarea de analistas como el propio Sánchez (ahora Trejo) se limitaran a concebir y recitar frases contundentes, que para tener efecto tuvieran que transmitirse (como ahora) en anuncios de radio y televisión, quizá mi encrespado interlocutor tendría razón. Pero hasta donde tengo entendido él mismo, igual que otros colegas que analizan asuntos públicos, no se dedica a la propaganda sino a la reflexión. O eso esperan sus lectores y, supongo, el diario (o la revista MX) para el cual escribe.”

    ¿Por qué pues el Sr. Delarbre cataloga ahora los cuestionamientos al IFE, surgidos entre otras fuentes de las joviales voces estudiantiles, de atentados mentirosos contra un debate público responsable, cuando en su oportunidad decía de “la proscripción, en la propaganda de los partidos, de expresiones que “denigren a las instituciones y a los propios partidos” que era una “prohibición […] innecesaria y riesgosa”, ya que “En la discusión política es inevitable que haya discrepancias y cuestionamientos.”? ¿No cree entonces que hoy como ayer, “tratar de impedir ‘denigraciones’ traerá más problemas que los que pretende evitar.”? ¿O será que ahora sí al Sr. Trejo le “resulta que advertir las implicaciones de una acción pública, de carácter político, significa incurrir en prácticas estalinistas”?

    Son preguntas que se deben responder. Yo por mi parte, retomo el pasado y hago mías estas palabras que en algún momento me hicieron admirar la lucidez académica del Dr. Delarbre: “Me inquietan la pobre concepción que Sánchez (RTD) tiene del análisis político y, también, esa paranoia entreverada con cierto delirio de grandeza.”

    Tiempo al tiempo.

    _________

    Citas y referencias de: http://romperelcercoinformativo.blogspot.mx/2008/07/censura-peridico-reforma-carta-de-ral.html.

    Nokyare Reloaded

    julio 30, 2012 at 11:49 am

  5. Pobre Sr Delarbre, en el juego de lamer pies y traseros le ha quedado amarrada la lengua con sus propias palabras…

    Eliza Beth

    julio 30, 2012 at 7:46 pm

  6. Agradezco los comentarios que reconocen posiciones útiles o debatibles en este texto.

    Al insistente señor “Nokyare” le sigue haciendo falta un curso de comprensión de lectura. El artículo 41 constitucional regula la contratación de propaganda electoral, no el desempeño de los medios más allá de ese tema ni sus políticas editoriales. El disgusto inicial de los jóvenes del #YoSoy132 fue con la cobertura que recibió la visita del candidato del PRI a la Ibero, no con la propaganda electoral.

    Las imputaciones de Nokyare son tan gratuitas como arbitrarias. Por ejemplo, cuando diced que no me interesa el respaldo de las televisoras a Peña Nieto soslaya muchos textos míos, como los que aparecen en otras entradas de este blog. Desde luego no está obligado a conocer todas mis opiniones. Pero se encuentra tan obsesionado con ellas, que de la misma manera que busca viejos textos míos para subrayar aparentes contradicciones podría haber reparado en otros más recientes.

    Exige Nokyare: “¿Dónde están los hechos que demuestren de forma contundente que López Obrador miente?” Cuando ese candidato asegura que 5 millones de mexicanos fueron manipulados y/o que su voto fue comprado, no solamente miente sino que ofende a quienes votaron por otros candidatos. No haré una antología de los despropósitos y dislates de López Obrador. Sobran ejemplos.

    Lo que hace Nokyare no es debatir, sino seleccionar frases que él encuentra que coinciden con sus preferencias, o con los asuntos en los que ha resuelto invertir su credibilidad. No tiene argumentos, sino fe. Pero tampoco es precisamente un iluminado. Rescata un texto mío en donde debatí hace varios años con un comentarista del diario Reforma para presentarlo como si fuera contradictorio con la discusión de ahora. Aquel texto se refiere a la gratuidad de la propaganda electoral y a la imposibilidad para que sea contratada, como indica la reforma constitucional de 2007. En el mismo tema, las limitaciones a la propaganda de los partidos para que no incurrieran en denigración o caliumnia, tampoco tienen relación alguna con el debate postelectoral del actual 2012. Nadie ha reivindicado esas disposiciones para quejarse de propaganda partidaria que sea contradictoria con tales lineamientos. Decir que confunde la magnesia con la gimnasia es concederle demasiado a Nokyare (implicaría admitir que entiende algo de magnesia).

    “Tiempo al tiempo”, dice Nokyare. Pues sí. Mis puntos de vista han sido y seguirán siendo públicos. De Mr. Noky conocemos algunas líneas y un simpático seudónimo porque se niega a identificarse y dar la cara. Es él, por cierto, quien ha recuperado una frase mía en donde me refiero a la paranoia de algunos comentaristas. No deja de ser significativa la manera como quisiera equiparrse con el articulista con quien debatì en ese texto de hace algunos años. Desde luego yo no encuentro similitud alguna entre ambos: el comentarista de Reforma que discrepó conmigo lo hizo de manera abierta y de cara a sus lectores. Nokyare, escondido, encuentra cierto gusto morboso en tirar piedritas.

    Raúl Trejo Delarbre

    agosto 5, 2012 at 6:36 pm

  7. La señorita “Eliza Beth” tiene una patètica obsesión con las lenguas y los pies. Siento mucho no tener aptitud para ayudarle a resolver esa patología.

    Raúl Trejo Delarbre

    agosto 5, 2012 at 6:48 pm

  8. Ya vimos que como articulista no da una, ya las “piedritas” de Nokyare se convirtieron en una avalancha interminable que ha minado la poca credibilidad que le quedaba al Sr Trejo. Ahora busca incursionar como psicólogo a distancia determinando con ligereza mis “patologías” a renglones está de probar el arte de adivinador, bien podría ya poner su propia encuestadora a modo… Don Delarbre, no lamente no poder ayudarme con mis patologías, aproveche mejor su tiempo y auxilie las suyas, que entras las patologías y el chayote se ha convertido en triste personaje… Buena noche :)

    Eliza Beth

    agosto 5, 2012 at 11:40 pm

  9. También la señorita “Eliza Beth” necesita un curso de lectura. He confesado mi incapacidad para examinar sus curiosas patologías, a diferencia de lo que ella pretende. Se va a tener que quedar con las ganas. Pero ya que es tan pesistentemente agresiva nos beneficiaría a todos si documentase la alusión al “chayote” que hace en la anterior entrada. En otros comentarios ha puesto en duda la honestidad de mis puntos de vista. Así que le resultará fácil ofrecer un ejemplo de alguna opinión mía que haya sido publicada como resultado de un interés económico. Si no ofrece el ejemplo que le requiero, confirmará que se trata de una simple habladora y calumniadora.

    Raúl Trejo Delarbre

    agosto 7, 2012 at 9:47 pm

  10. Y para quien quiera seguir una cronología objetiva del Movimiento #YoSoy132, aquí una liga a la misma:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_YoSoy132

    Nokyare Reloaded

    agosto 10, 2012 at 12:37 pm

  11. Sr. Delarbre: en algún momento yo llegué a admirarle. Que borre mis comentarios no importa… pero que borre los suyos, echándose para atrás de una opinión como la de la banda de 2.5 GHz, es patético y cobarde.

    Que tristeza y qué decepción.

    Nokyare Reloaded

    agosto 10, 2012 at 10:20 pm

  12. No sea tonto, señor Nokyare. Mi comentario sobre la 2.5 aparecerá el fin de semana en la revista emeequis y, una vez publicado allí, se podrá leer en este blog. Algunos de sus comentarios son considerados como “spam” por el sistema de wordpress. Otros, cuando tienen injurias, no son aceptables en este blog.

    Raúl Trejo Delarbre

    agosto 10, 2012 at 10:38 pm

  13. ¿Y me podría usted decir a mí y a sus lectores qué injurias tienen mis comentarios? Me ha llamado tonto, falto de comprensión, paranoico y otras tantas linduras tan solo por rebatirle los suyos. No he puesto contra usted nada a ese nivel, y ya que en este blog no caben más sinrazones que las suyas, será conveniente ponerlas en algún otro donde usted estará invitado a proferir a gusto sus -esas sí- injurias sin temor a ser censurado, ya que hay pieles más gruesas en este mundo. Y ya que los lectores sean quienes decidan quién tiene la razón y el buen gusto de su lado.

    Agradezco por otra parte la explicación que da al retiro de su post, y no por ello le llamaré tonto: comprendo que fue un simple descuido de su parte, mismo que por su reiterada censura a mis aportaciones me llevó a asumir un motivo menos prosaico.

    Conservo de cualquier forma mis apreciaciones sobre su buena merced.

    Nokyare Reloaded

    agosto 10, 2012 at 11:08 pm


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27.355 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: