John Lennon

Publicado el 8 de diciembre de 2000 en La Crónica de Hoy

John Winston Lennon murió asesinado la noche del 8 de diciembre de 1980, a las puertas del edificio donde vivía frente al Central Park en Nueva York. Desde ese instante, el mito que ya era adquirió la dimensión trágica que se requiere para que una leyenda perdure.

Lennon sería memorable sin ese final ominoso e injusto. Si el miserable asesino (a quien ahora quieren excarcelar) no se le hubiera atravesado aquella noche, Lennon habría cumplido 60 años en octubre pasado. Habría sido festejado con remembranzas a su etapa con los Beatles y por la manera como se singularizó más tarde, en sus empeños por la paz y su relación con Yoko Ono.

A Lennon, hoy, se le recuerda en ocasión de esa muerte trágica, que forma parte de las desgarraduras en las biografías de quienes han sentido y querido (y también soñado) junto con su música y sus letras. Veinte años es mucho, o nada, según se les vea.

Esta es una brevísima antología de frases de Lennon, tomadas de numerosas fuentes.

“El amor es la flor que dejas crecer”.

“Si todo el mundo exigiera paz en lugar de otro televisor, entonces habría paz”.

“Creo en cualquier cosa hasta que es desmentida. Así que creo en hadas, mitos, dragones. Todo eso existe aunque esté en tu mente. ¿Quién dice que los sueños y las pesadillas no son tan reales como lo que hay aquí y ahora? La realidad le deja mucho a la imaginación”.

“No quiero ser una pulga cirquera. Yo era el tejedor de sueños, pero aunque ando por allí no pretendo correr a 20 mil millas por hora tratando de probarme a mí mismo. No quiero morir a los 40”.

“Dios es un concepto con el que medimos nuestro dolor”

“Si los Beatles de los 60 tenían un mensaje, ése era: ‘Aprende a nadar. Y cuando hayas aprendido, ¡nada!”.

“En los sesentas éramos ingenuos, como niños. Todos querían regresar a sus cuartos y decir ‘no conseguimos un maravilloso mundo de solo paz y flores y chocolate feliz y no será bonito y hermoso todo el tiempo’ y precisamente como niños, todos regresaban a sus cuartos y hacían berrinche. ‘Vamos a quedarnos en nuestros cuartos y a tocar rock and roll y nada más porque el mundo es un lugar horrible, porque no nos da todo aquello por lo que hemos llorado’. ¿Verdad?”.

“Simplemente fue un desarrollo gradual, a través de los años. Quiero decir que el último año era ‘Todo lo que necesitas es amor’. Este año es ‘todo lo que necesitas es amor y paz, baby’. Dale una oportunidad a la paz y recuerda al amor. Nuestra única esperanza es la paz. La violencia produce violencia. Puedes tener paz tan pronto como quieras si todos empujamos juntos… No necesitas que alguien te diga quién eres. Eres lo que tú eres. Sal de aquí y encuentra la paz, piensa en la paz y vive y respira la paz y lo conseguirás tan rápido como quieras”.

“Si alguien piensa que amor y paz es un cliché que debió haberse quedado en los sesentas, ese es su problema. El amor y la paz son eternos”.

“Mi papel en la sociedad o en papel de cualquier artista o poeta, es tratar de expresar lo que sentimos. No decirle a la gente cómo sentir. No como un predicador, ni como un líder, sino como reflejo de todos nosotros”.

“La mujer es la negra del mundo”.

“Cuando tenía unos 12 años acostumbraba pensar que yo debía ser un genio, pero nadie se daba cuenta… si acaso puede haber un genio yo soy uno, pero si no, no me importa”.

“Siempre fui un rebelde… pero por otra parte quería que me quisieran y aceptaran… y no precisamente como chismoso, lunático, poeta, músico. No puedo ser lo que no soy”.

“Escribir canciones es sacar el demonio que traigo dentro. Es como estar poseído. Tratas de irte a dormir, pero la canción no te deja. Así que tienes que levantarte y hacer algo con ella y hasta entonces puedes dormir. Siempre es a mitad de la noche, o cuando estás medio dormido, cuando tus facultades críticas están desconectadas. Así que lo importante es dejar que salga. Cada vez que quieres taparla con el dedo, se resbala. Enciendes la luz y las cucarachas corren. Nunca puedes atraparlas…”

“Tú haces tu propio sueño. Esa es la historia de los Beatles, ¿no? Esa es la historia de Yoko. Eso es lo que estoy diciendo. Haz tu propio sueño. Si quieres salvar a Perú, ve y salva a Perú. Es totalmente posible hacer cualquier cosa, pero no ponerla en los líderes y en los parquímetros. No esperes que Jimmy Carter o Ronald Reagan o John Lennon o Yoko Ono o Bob Dylan o Jesucristo venga y lo haga por ti. Eso es lo que los grandes maestros y maestras han estado diciendo desde que comenzaron los tiempos. Ellos pueden indicar el camino, dejar señales y algunas pequeñas instrucciones en varios libros que ahora son llamados sagrados y venerados por la cubierta del libro y no por lo que dice, pero las instrucciones están allí para todos los que las quieran ver, siempre han estado y estarán allí. No hay nada nuevo bajo el sol. Todos los caminos conducen a Roma. Y la gente no puede hacerlo por ti. Yo no puedo despertarte. Tú puedes despertarte. Yo no puedo curarte. Tú puedes curarte”.

“La vida es lo que ocurre cuando estás ocupado haciendo otros planes”.

“Voy a un futuro desconocido, pero todavía estoy aquí y todavía mientras haya vida, hay esperanza” (diciembre de 1980).

“Puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único. Espero que algún día te nos unas y así el mundo será uno solo”.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

Anuncios

Un comentario en “John Lennon

  1. Estaba investigando para una asignacion de la universidad en
    relacion ejercicio abdomen y llegue aqui. Me ayudo mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s