Jimmy, porrista del PAN

La Crónica de Hoy, 12 de julio de 2001

A comienzos de mayo todos vimos, día tras día, la atención que el noticiero de Joaquín López Dóriga le dedicó a Jimmy, el niño tapatío de 9 años afectado por el síndrome de Fanconi –una extraña enfermedad del riñón que afecta el proceso de crecimiento–.

   La simpatía natural, realzada por sus limitaciones físicas, hacía del niño un personaje atractivo en la televisión y sus cándidas ilusiones –entre otras conocer al cantante “Pedrito” Fernández– fueron seguidas por millones de conmovidos espectadores.

   La exposición televisiva del niño, más intensa de lo que hubiera sido deseable, redituó en mayor audiencia para ese noticiero y en una notoriedad insospechada para el pequeño Jimmy Huitrón. El y su familia obtuvieron una casa en Guadalajara y la Fundación Teletón ofreció colaborar para atender su enfermedad degenerativa.

   Jimmy era, como López Dóriga dijo tantas veces, “un personajazo”. Vivió sus 15 minutos de fama y la televisión se ocupó luego de otros asuntos del “México real” como ahora se suele decir.

   Ya fuera de las pantallas, lamentablemente para él aunque su familia lo considerase una inesperada fortuna, Jimmy no ha tenido una vida normal. Antier los administradores del Teletón anunciaron que fue sido suspendido en el Centro de Rehabilitación de ese nombre porque no acudió a las terapias que le habían prescrito.

   Jimmy no ha seguido el tratamiento porque su familia lo tiene muy ocupado exhibiéndolo en palenques y ferias por todo el país.

   Pero aparte de espectáculo circense, el pequeño niño enfermo ha sido utilizado con propósitos de proselitismo político.

   Hace pocas semanas, según se dijo, uno de los candidatos al gobierno de Yucatán pensó llevarlo a uno de sus mítines pero la reacción de la prensa local fue tan adversa que ese proyecto se canceló.

   En cambio en el norte del país, en Monterrey, el pequeño Huitrón fue utilizado por las autoridades del municipio de Guadalupe para promover un parque de diversiones y el subsecretario de Seguridad Pública de Nuevo León lo presentó en un acto con policías.

   La utilización política de Jimmy ha sido especialmente escandalosa en la campaña del Partido Acción Nacional en Tamaulipas, en donde habrá elecciones locales el próximo 7 de octubre.

   El periódico quincenal Hora Cero que se edita en Reynosa publica en su edición más reciente, bajo el encabezado “Jimmy en la grilla”, una crónica del mitin que realizó el 20 de junio el candidato del PAN en Matamoros, Jorge Almanza. Allí se relata:

   Ese miércoles 20 de junio en Matamoros, una estridente voz preguntaba a Jimmy: ¿A la alianza con quién, Jimmy? El niño, a veces sentado sobre una tarima y otras en los brazos de su madre y su representante, respondía: ‘¡Con Almanza! ¡A la alianza con Almanza! ¡Arriba Jorge!’ Como en un circo romano, los casi 200 asistentes, todos simpatizantes del candidato del PAN, festejaban a grito abierto las ocurrencias de Jimmy”.

   La nota de la reportera Nora González, añade:

   En esta ciudad fronteriza de México, el candidato a la presidencia municipal del Partido Acción Nacional, Jorge Almanza Armas, lo presentó como invitado especial a la inauguración de sus oficinas de campaña ubicadas en las calles Sexta y Bilbao.

   “Casualmente la canción favorita de Jimmy es también la que el candidato del albiazul ha elegido para promocionar su campaña, así que lo invitó para que la interpretara durante el evento.

   “La visita del pequeño a Matamoros estuvo totalmente patrocinada y coordinada por el equipo de campaña de Jorge Almanza y por lo menos en el evento se logró el objetivo, ya que hubo mucha gente que sólo acudió para conocer al admirador de Pedro Fernández”.

   La estancia del niño en Matamoros estuvo supeditada a las decisiones del candidato panista. El conductor del noticiero local de Televisa, Martín Sifuentes explicó que para entrevistarlo en su programa “nos comunicamos con la gente del equipo de campaña de Jorge Almanza, porque ellos son quienes lo trajeron a la frontera”.

   Hora Cero recoge también la opinión del candidato, Jorge Almanza Armas, para quien “traer al pequeño a un evento político donde inauguró sus oficinas de campaña, no significa que pueda estar utilizándolo para atraer el voto de la gente”.

   Nadie, desde luego tampoco quienes mostraron su desgracia y simpatía en televisión, imaginaron el uso que se haría de ese “personajazo”. Los responsables de esa explotación son sus padres y desde luego, aquellos que han querido beneficiarse comercial y políticamente con la imagen del niño enfermo.

   En el caso de Jimmy se han entremezclado el sensacionalismo mediático, la inescrupulosidad mercantil y ahora el entrecruce de la política con el espectáculo: triste y patético espectáculo, en esta ocasión.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

–0–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s