José Ayala Espino

La Crónica, 14 de marzo de 2002

“No celebro la muerte. Yo celebro la vida”. Con una serenidad que solo ha podido ser resultado de una vida de trabajo y responsabilidad cumplidos, José Ayala Espino miró a sus muchos alumnos y colegas que ayer llenaron el auditorio Narciso Bassols de la Facultad de Economía para ofrecerle un homenaje.

   “Tengo sentimientos encontrados ­–confesó­–. Y no es falsa modestia. Los homenajes no es lo que más me gusta. Pero me ha gustado que sea en vida”.  

   Profesor de siempre, Ayala no dejó de serlo ayer que recibió el reconocimiento de la institución en donde ha enseñado y aprendido desde hace más de tres décadas. “Esta reunión afortunadamente tan copiosa en la Facultad de Economía, refleja una suerte de renacimiento de nuestra vida colectiva por recoger nuestras tradiciones intelectuales”.

   Ayala es uno de los profesores más queridos y respetados en esa institución. Sus contribuciones al estudio de la economía mexicana, especialmente al funcionamiento del Estado en la economía, son conocidas en escuelas de esa disciplina en todo el Continente. Autor de numerosos libros (Límites del mercado, límites del Estado, Instituciones y economía, Mercado, elecciones públicas e instituciones entre tantos otros) José Ayala ha sido meticuloso analista de la economía pública de nuestro país, a la que ha entendido sin dogmatismos. Es un hombre joven: nació 1946 en Irapuato, Guanajuato. Desdichadamente su fructífera carrera académica y personal ahora tropieza debido a que padece una enfermedad terminal.

   Ayala habló de la pertinencia de reconocer “nuestras fortalezas y debilidades”. Las mías, dijo, “las acepto porque acepto mi vida tal como fue”. “Descubrí que para mí había valores irrenunciables. La libertad es algo indeclinable que está en el centro de las posibilidades de una vida civilizada, cooperativa y organizada. El pluralismo es otro de los valores a los que no podemos renunciar”.  

   Varios de sus colegas hablaron de la obra de José Ayala. Enrique González Tiburcio y Alejandro Álvarez Béjar hicieron un recorrido por la bibliografía de ese economista. El politólogo Arnaldo Córdova ofreció un recuerdo muy emocionado del grupo intelectual y político, pero antes que nada grupo de amigos, del que él y Ayala han formado parte.

   Rolando Cordera Campos destacó la contribución principal de Ayala para entender al Estado en el desarrollo de un país. El tema central, dijo, no es si tenemos más o menos Estado sino qué Estado. Esa es la conclusión “al final de su feliz viaje académico” que deja Ayala. Y describió la “cruzada” de ese autor a favor de las instituciones: “una interminable, incesante e intensa reflexión y divulgación del tema que nos permite hoy a nosotros sus colegas y amigos, pero también a los estudiantes, decir que esta materia está en la discusión actual gracias a los esfuerzos de traducción, divulgación y asimilación que ha sostenido Pepe Ayala. Esta es una de las temáticas centrales hoy de la economía política”.

   Insistió Cordera: “Hoy podemos decir como ha dicho Ayala en dos de sus textos más recientes que lo que está en la perspectiva del país es, mas que una serie interminable de reformas, la posibilidad de llevar a cabo como sugieren otros autores,  ‘la reforma de la reforma’”.

   Más que acumular varias generaciones de reformas es pertinente reconocer, dijo ese economista siguiendo el pensamiento de Ayala, que “las instituciones no solo importan sino que son cruciales y decisivas siempre y cuando encuentren un eje articulador que incorpore sociedad y política y ahora, democracia. Y ese eje, como creo que Pepe ha puesto en evidencia, no puede ser todavía otro que el Estado”.

   En su turno el director de la Facultad de Economía, Roberto Escalante, leyó segmentos del nutrido curriculum de José Ayala a quien describió como “meticuloso y exigente, serio y responsable”. Se trata de un profesor muy destacado cuyo trabajo se ha mantenido “sin estridencias pero con constancia”.

   Esa celebración de la vida a la que convoca “Pepe” Ayala no logrará que sus compañeros y amigos se sientan menos desamparados sin su contribución lúcida y crítica y sin su camaradería. Pero recordarán, junto a las ideas del economista, la templada tranquilidad que demostró ayer en el homenaje que le rindieron: es la actitud satisfecha de quien sabe que ha construido y sembrado todo lo que pudo, lo mejor que pudo, para que logremos superar uno de los impedimentos que Lord Keynes encontraba en el desarrollo intelectual: “La dificultad radica no en las nuevas ideas, sino en escapar de las viejas ideas que. en aquellos que crecieron como la mayoría de nosotros, se han ramificado en cada rincón de nuestras mentes”.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

–0–

Anuncios

3 comentarios en “José Ayala Espino

  1. Si me haces el favor de decirme la fecha de fallecimiento del profesor José Ayala Espino.

  2. Cercana la fecha de partida de Pepe, nueve años, es enorme el pesar por su ausencia, sin embargo el orgullo de ser tu hermano crece cada día y tu ejemplo de vida y dedicación a tu familia y profesión es ejemplar. Hasta pronto Pepe y gracias Raúl y todos los amigos, especialmente de la F.E. y del M. A. P.

  3. El Dr. Ayala, excelente persona, excelente catedrático y académico, al cual respeto y admiro, al contar con la fortuna de ser su alumno en la H. Facultad de Economía, en su ultimo año de docente, realmente dejo muy macado lo que quería transmitir en su catedra, el respeto, la moral, la pulcritud, la dedicación, y las ganas de la mejora en el análisis económico contemporáneo, la escuela neoinstitucionalista la cual me marco desde el inicio, tan así que al concluir mi licenciatura, la tesis presentada para la obtención del grado fue precisamente “Teoría Neoinstitucionalista y la competencia en México 1994-2000” . Actualmente me encuentro en la incorporación de la teoría neoinstitucionalsita al análisis de la ciencia administrativa en un protocolo doctoral.

    Afortunadamente me encuentro inmerso en la docencia y por supuesto que incorporo esta visión neoisntitucionalista en mi catedra, ya que enmarca perfectamente bien el ámbito que trasmitió el Dr. Ayala en su catedra con los arreglos informales dentro del desarrollo de las sociedades, y que deben ser para eso, para mejorarlas, pero desafortunadamente corremos contra tiempo y medios masivos de comunicación dentro del sistema, que deterioran y nos alejan cada vez mas y con mas rapidez de los buenos arreglos y costumbres. Lo que no debe impedir que se hagan esfuerzos desde nuestras trincheras en el contexto social para lograr un cambio verdadero.

    Dr. Ayala, Muchas gracias!!!!

    Aldan Cedillo Velasco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s