Mujeres: coartada y derechos

La Crónica, 8 de marzo de 2003

Empeñado en ubicar la defensa de su esposa como tema central en las preocupaciones de su gobierno –como si el país no tuviera guerra, elecciones y  dificultades económicas en puerta– el presidente Fox insiste en hablar de “la pareja presidencial”. Él y sus defensores encontraron un argumento aparentemente sólido para escudar a la señora Marta. Quienes cuestionan la actividad pública de la esposa presidencial –dicen– actúan de esa manera por desprecio a las mujeres. Se trata, según esa concepción, de vulgar y aborrecible machismo.

   Eso dicen el presidente y los dirigentes de su partido, que repentinamente reconocieron en la reivindicación de la señora Sahagún de Fox un útil punto de coincidencia. El PAN y el presidente de la República no están de acuerdo en numerosos asuntos nacionales, pero sí en la justificación de esa destacada ciudadana.

 

Artificioso argumento

   El que esgrimen quienes dicen que la señora Fox es víctima de machismo constituye un argumento tramposo al menos en dos sentidos.

   Se trata de un recurso artificioso porque busca crear, más allá del terreno de las razones, una reacción emocional. Identificar la defensa de la señora Fox con la reivindicación de las mujeres mexicanas que padecen abusos, acoso y discriminaciones por su condición de género, constituye un habilidoso engaño.

   Si a la esposa presidencial se la equipara con esos millones de mujeres, será natural que la consideren como una de ellas y, de esa manera, le dispensen simpatía y adhesión.

   Pero la señora Fox no es víctima de discriminación alguna por su condición de género ni por cualquier otra causa. Al contrario: gracias a que es la esposa del presidente disfruta de privilegios materiales, de una desmedida capacidad de gestión y negociación y de una exposición mediática que no tienen ninguna otra mujer y ningún otro hombre en todo el país.

   El poder que ejerce la señora Sahagún de Fox es muy grande. Pero además se encuentra acompañado de una también inusitada ventaja: como no ejerce ningún cargo oficial, no está sujeta a la legislación que establece responsabilidades para los funcionarios públicos.

 

Abuso con recursos públicos

   Además, la defensa de la esposa presidencial con la especie de que se le reprueba debido a síndromes machistas resulta engañosa porque oculta los verdaderos motivos de esas críticas.

   A la señora Marta Sahagún de Fox no se le cuestiona por ser mujer.   

   Las abundantes y cada vez más extendidas críticas a la esposa del presidente no se deben a su condición de género sino a los excesos en los que incurre.

   La señora Fox se apoya en recursos públicos para beneficiar a la fundación privada que ella encabeza. El empleo del Castillo de Chapultepec para el concierto con el que reunió el capital inicial de “Vamos México”, el usufructo de oficinas e infraestructura de la Presidencia de la República para promover tareas de esa organización, la utilización de vehículos y personal del gobierno en los viajes que realiza en beneficio de la Fundación y también al hacer proselitismo por el PAN, han indicado esa utilización indebida de recursos oficiales.

   A la señora Fox no se le critica por ser mujer, sino por abusar de esa manera del patrimonio público.

   Si un hijo, un hermano o un amigo del presidente de la República se aprovecharan de esa manera de recursos gubernamentales para apoyar tareas particulares, se les cuestionaría de la misma manera.

   No es por su condición de género, sino por tales excesos, que a la esposa del presidente Fox se le formulan reproches de esta índole.

 

Enmascaramiento

   Sin embargo el presidente habla de machismo. En coincidencia con esa apreciación el dirigente nacional del PAN, Luis Felipe Bravo Mena, dijo que las críticas a la señora Sahagún de Fox son expresión de misoginia.

   Esas respuestas pretenden eludir la discusión que ameritan el desempeño de la señora Fox y la insistencia de su marido para justificarlo.

   Al enmascarar de esa forma un asunto que está significándoles costos políticos, el presidente de la República y su partido no solo no atienden las causas del problema. Además lo disculpan.

   El presidente, así como el dirigente nacional y el vocero del PAN, hablaron de machismo en vísperas del Día Internacional de la Mujer.

   La proximidad de esa fecha hacía propicia la identificación (aunque sea manipulada y artificial) de la señora Fox con las muchas mujeres mexicanas que padecen persecuciones debido a su condición de género.

 

Día por la igualdad

   Sin embargo, cada 8 de marzo, ese Día Internacional conmemora las luchas de las mujeres para ganar la igualdad de derechos y  defenderse de los abusos del poder –no para perpetrar excesos a partir de posiciones de poder–.

  Sugerido en 1910 por la socialista alemana Clara Zetkin como fecha emblemática del esfuerzo de las mujeres que trabajan y además reclaman respeto a sus derechos, ese día recuerda a las obreras de una fábrica textil en Nueva York que en 1857 demandaron salarios similares a los que recibían los hombres y una jornada laboral de diez horas. Los dueños de esa fábrica, según se dice, la incendiaron. Allí murieron 129 de esas trabajadoras.

   El Día Internacional de la Mujer, cuya celebración ahora es impulsada por las Naciones Unidas, está asociado a la obstinación por la igualdad y la justicia. De ninguna manera se trata de una fecha emparentada con el tráfico de influencias.

   Ese día, en México, ha permitido recordar el enorme recorrido que nuestra sociedad aun tiene por hacer en el respeto y la reivindicación de los derechos de las mujeres. Así ocurrió ayer sábado en diversos actos en todo el país.

 

Discriminación de género

   Una de las acciones más representativas y de mayor densidad propositiva entre las distintas celebraciones que tuvieron lugar en estos días fue la presentación de la plataforma del partido México Posible para las mujeres.

   Integrado, entre otros agrupamientos y ciudadanos que concurrieron para crear ese partido, por organizaciones y dirigentes del movimiento feminista, México Posible reúne una larga experiencia en la defensa de los derechos de las mujeres.

   Por eso ha sido significativa la propuesta que dio a conocer Patricia Mercado, la dirigente de ese partido. Allí se explica con toda claridad qué es la discriminación de género:

   “Las prácticas discriminatorias que vivimos todos los días en nuestro país, permiten que las mujeres permanezcan excluidas de la toma de decisiones y, por lo tanto, del ejercicio del poder. Además, la discriminación de género al vincularse a otro tipo de discriminaciones por razones de edad, etnia, religión, orientación sexual, calidad migratoria, privación de la libertad, discapacidad o situación laboral, es decir, aquellas derivadas de las situaciones específicas de vida de las mujeres, tiende a profundizar las desigualdades. Erradicar la discriminación de género es condición  para garantizar la ciudadanía plena de las mujeres. Al luchar contra la discriminación se construye una democracia que incluye de manera sustantiva a las mujeres”.

 

Atraer el caso Juárez

   Entre las consideraciones que articulan la Agenda de las Mujeres que presentó la señora Mercado se encuentra una enfática preocupación por la violencia por motivos de género. De manera especial se menciona el asesinato de 297 mujeres en Ciudad Juárez “sin que a la fecha las autoridades federales y locales hayan castigado a los culpables ni generado los dispositivos necesarios para detener los homicidios de más mujeres en nuestro país”. 

   Allí se exige que el gobierno federal tome las medidas suficientes para que en Ciudad Juárez, como en todo el país, las mujeres tengan garantías para llevar una vida sin violencia. Y se recuerda: “El gobierno de Chihuahua –lo mismo el del PRI que el del PAN– han demostrado una increíble ineptitud, incapacidad, cuando no su complicidad con los circuitos criminales que han perpetrado los casi 300 asesinatos de mujeres. El gobierno federal no puede seguir contemplando cómo se desarrolla el mayor caso criminal de la historia moderna en México”.

   Ese partido ha propuesto que el gobierno federal atraiga de inmediato la investigación de tales crímenes.

 

Leyes para la equidad

   Otras banderas son la presencia equitativa de mujeres en todos los espacios de gobierno y decisión política, erradicar la discriminación y el acoso en los centros de trabajo y equilibrar las responsabilidades en la familia.

   Consideramos urgente atender este campo, ya que pese a que las mujeres en México han elevado su escolaridad y se desempeñan exitosamente en puestos y áreas de actividad antes exclusivos de los varones y que uno de cada cuatro hogares en México tiene como jefa de familia a una mujer, no se ha logrado reducir satisfactoriamente las cargas y los prejuicios culturales, como tampoco se han visto equilibrados los derechos entre los sexos. Sigue siendo frecuente el pago menor hacia las mujeres en trabajos similares a los realizados por los hombres, el acoso sexual en el trabajo como medida de presión o condicionante para obtener derechos. Siguen recayendo en las mujeres las responsabilidades de la crianza y cuidado de las hijas e hijos así como el no reconocido ni remunerado trabajo doméstico”, dijo Patricia Mercado al presentar la Agenda de las Mujeres.

   La despenalización del aborto “para hacer realidad el derecho a decidir y para evitar más sufrimientos y muertes innecesarias”, acciones en materia de salud sexual y reproductiva y reconocer el derecho a la diversidad sexual visible, son otras de esas exigencias.

  

Laicidad y recursos

   Uno de los ejes de la tolerancia y el respeto a la libertad personal que se menciona en ese repertorio de reivindicaciones se encuentra en el carácter necesariamente laico del Estado. Se trata de “aquella característica por la cual una sociedad radica su autonomía en la voluntad del pueblo y no en la validación de poder superior alguno ni en sus representantes”.

   “La laicidad  –se explica– es la única garantía de las libertades ciudadanas, pues en el momento en que un Estado se pronuncia por una religión u otra, conculca los derechos de los ciudadanos a decidir sobre su conciencia. Las mujeres sabemos que esto es particularmente relevante en temas de salud, derechos sexuales, y derechos reproductivos, pues es en este ámbito donde las mujeres toman decisiones cruciales para sus vidas y estamos seguras que lo hacen en función de su buena conciencia”.

   En el ámbito de la acción pública se recuerda la necesidad de contar con recursos y políticas capaces de promover la equidad: “Se buscará incluir a las organizaciones de mujeres en el diseño, instrumentación y evaluación de las políticas y programas a donde  se destinen estos presupuestos”.

    

Aspiración igualitaria

   Esas y otras propuestas recuerdan que la causa de las mujeres, que es una causa de la sociedad, no implica defensa de privilegios sino una insistente aspiración por la igualdad.

   Por eso no es misoginia cuestionar el desempeño de un personaje público a quien no se evalúa por su condición de género sino debido a sus comportamientos discutibles.

   Al contrario: sostener que las críticas a la señora Fox son misóginas, implica un subterfugio, ese sí, machista.

   El presidente y los líderes del PAN pretenden que a la señora Sahagún se le dispensen excesos por el hecho de ser mujer. Esa es una posición absolutamente contradictoria con la fundamental reivindicación por la igualdad de las mujeres.

   Insistimos: a la señora Fox no se le discute por su condición de género sino debido a su desempeño público. No es admisible que, con el pretexto que es mujer, se pretenda zanjar el debate acerca de ese comportamiento.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

Página web: http://raultrejo.tripod.com/

–0–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s