El desafuero y la gente

La Crónica, abril 18 de 2005

A pesar de las encuestas, el gobierno federal se arriesgó y no hizo algo para detener el desafuero. Debido a ellas, hoy podría estar considerando una solución distinta al encarcelamiento de Andrés Manuel López Obrador.

Es claro que el desafuero constituyó una medida impopular. La sociedad mexicana está partida por la mitad a ese respecto. Sin embargo muchos de los ciudadanos que han estado en contra del desafuero tienen desconfianza sobre los móviles de López Obrador.

Una encuesta que levantó la empresa Consulta Mitofsky el 9 de abril, apenas dos días después de la decisión que se tomó en San Lázaro, indicaba que el 45.2% de los ciudadanos estaban de acuerdo con el desafuero. Pero la mayoría, el 51.2%, dijo estar en contra de esa medida.

Los resultados en otro sondeo, realizado por la firma Delfos entre el 8 y el 11 de abril, muestran tendencias similares. El 31% dijo que estaba de acuerdo con el desafuero y el 41% en desacuerdo. A esas cifras hay que agregar el porcentaje de ciudadanos que no contestaron o dijeron que no tenían una posición definida sobre ese asunto. Ambas encuestas son de alcance nacional y fueron levantadas por teléfono.

Será interesante saber, en pocos días más, si las proporciones de aprobación al desafuero se mantienen, o cambian, una vez que los ciudadanos hayan estado expuestos a los abundantes comentarios que difunden los medios acerca de ese tema. Por lo pronto, en las reacciones registradas poco después del desafuero se aprecian matices interesantes.

El 47% de los ciudadanos en la encuesta de Consulta consideró que, en este conflicto, el desempeño del para entonces ya suspendido jefe de Gobierno del DF había sido bueno. Esa opinión asciende al 79% entre los simpatizantes del PRD, se queda en 43% entre los ciudadanos de inclinación priista y disminuye al 38% entre los votantes del PAN.

La actuación del presidente Vicente Fox respecto del desafuero es aprobada solamente por el 36% de la población. Pero merece la aquiescencia del 63% de los panistas, el 30% de los priistas y el 19% de los simpatizantes del PRD.

Si el reconocimiento a la actuación de esos personajes parece bajo, la apreciación acerca de los partidos en el asunto del desafuero resulta todavía más crítica. La actuación de su propio partido en ese tema solamente les parece adecuada al 67% de los perredistas. El comportamiento del PAN le mereció una opinión aprobatoria al 50% de los panistas y el del Revolucionario Institucional únicamente al 36% de los priistas.

Los motivos de quienes respaldan a López Obrador no están necesariamente ligados a la defensa de la justicia. Cuando la encuesta Delfos preguntó las causas de su posición al 41% de los ciudadanos que se opuso al desafuero, el 32% respondió que está en contra de esa medida porque López Obrador ha hecho más que otros por el país. El 19% contestó que hay otros políticos que han hecho cosas peores y solo el 8% identificó su rechazo al desafuero con el derecho de López Obrador a ser candidato presidencial.

Muchos de esos ciudadanos están de acuerdo en dispensar los abusos de López Obrador simplemente porque les parece que no es tan malo como otros gobernantes.

Del 31% de quienes dijeron estar de acuerdo con el desafuero, el 21% respaldó esa posición recordando que López Obrador violó la ley, el 12% comentó simplemente que la ley se debe cumplir y el 7% cuestionó al jefe de Gobierno del DF por querer estar por encima del orden jurídico.

Muchos mexicanos han desaprobado el desafuero. Pero no todos ellos le tienen simpatía, ni confianza, a López Obrador.

De acuerdo con la encuesta del Grupo Delfos, los mexicanos identifican en López Obrador una conducta aprovechadiza y manipuladora cuando dice que no solicitará un amparo y que, si lo sentencian a ir a la cárcel, se opondrá a que alguien pague la fianza que lo dejaría en libertad. Entre las opciones que presentó el cuestionario, el 46% consideró que esa actitud se debe a que “quiere hacerse el mártir”. En otra pregunta, al 57% le pareció que la insistencia de ese personaje para llegar a la cárcel se debe a que “quiere impresionar a la gente para ganar votos”.

Las opiniones de la sociedad en asuntos coyunturales pueden variar mucho. Eso lo saben en los gobiernos federal y de la ciudad de México. Incluso la saturación de opiniones y noticias acerca del mismo asunto puede desencadenar reacciones que ahora no se alcanzan a apreciar. La misma encuesta encontró que, hace una semana, el 58% de los ciudadanos estaban “hartos de oír” acerca del desafuero.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

Página web: http://raultrejo.tripod.com/

–0–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s