Disparate canadiense

La cancillería mexicana –una de cal– respondió con agudeza a la decisión del gobierno de Canadá que repentinamente comenzó a exigir visas a nuestros compatriotas que viajan a ese país. En vez de ignorar el asunto o de, en otro extremo, responder de la misma manera, nuestro gobierno anunció ayer que los diplomáticos canadienses que quieran venir a México deberán tramitar una visa.

Se trata de una medida simbólica y que tendrá efectos fundamentalmente en el litigio que ya se ha desatado sobre ese asunto en los medios de comunicación. Los turistas canadienses que vengan a México no tendrán que cumplir con ese requisito, con lo cual se evita ahuyentar al de por sí amedrentado y disminuido turismo. Lo mismo hizo el gobierno de la República Checa, a cuyos ciudadanos Canadá decidió imponer, junto a los mexicanos, el requisito de la visa.

Con esa decisión no se remedian las vicisitudes de millares de mexicanos que, fundamentalmente para hacer turismo, tenían previsto viajar en los próximos días a Canadá. Pero quizá, sumada con las protestas que ya se propagan entre los propios canadienses, esa decisión contribuirá a subrayar la enorme injusticia y la inadmisible tontería que ha cometido el gobierno de Ottawa en contra de todos esos mexicanos y sus familias.

El gobierno de Canadá explicó que, con la visa, pretende disminuir la gran cantidad de peticiones de asilo que son presentadas por mexicanos que buscan aprovechar las generosas disposiciones legales que hay en aquel país para acoger a ciudadanos que se consideran perseguidos en sus respectivas naciones.

Sin embargo no resulta claro por qué el hecho de llenar una compleja y exigente solicitud desalentará a quienes buscan acogerse a las normas canadienses en materia de asilo. No hay correspondencia alguna entre el problema que pretende atajar y la decisión del gobierno de Canadá para requerir visas a los mexicanos.

En ese país, efectivamente, desde hace tiempo hay numerosas peticiones de asilo. Se puede asegurar, incluso sin tener a la mano una relación detallada de quienes se han beneficiado del asilo canadiense, que la gran mayoría han sido personas que distan de ser perseguidas en México.

Y son muchos. Entre 2005 y 2008 la cantidad de mexicanos que pidieron asilo en Canadá aumentó de 3400 a 9400. De esta última cantidad, el 89% de las solicitudes fueron rechazadas. Eso deja más de mil solicitudes –1034– que sí fueron aceptadas.

¿A qué persecución política escapaban, de qué movimiento social formaban parte, en qué partido disidente concurrían esos mexicanos? Es posible que entre ellos haya unos cuantos ciudadanos cuya militancia política o social hubiera suscitado represalias de alguna fuerza política o algún poder fáctico en México. Pero la mayoría, son pícaros que se han valido de la manga ancha con que Canadá juzga las peticiones de asilo para encontrar una manera de vivir.

Si esas peticiones han sido aceptadas, se debe a la holgura de las disposiciones canadienses. Más aún: si la cantidad de mexicanos que busca ese cobijo legal se triplicó en los años recientes ha sido, precisamente, por el éxito que han tenido las solicitudes débilmente fundadas pero admitidas con ligereza por el gobierno de Canadá.

El asilo es una de las más nobles y fundamentales instituciones en las relaciones entre los países. No hace falta insistir en la importancia que tiene. Pero si Canadá acoge por esa vía a centenares de mexicanos cada año, no se debe a que en nuestro país haya una intensa persecución política sino a deficiencias o, para decirlo de manera menos drástica, a la flexibilidad con que se interpreta y aplica el derecho de asilo en aquella nación. Ahora, las víctimas de esa abundancia de asilados reconocidos como tales son los mexicanos que quieren viajar a Canadá.

La medida fue anunciada tan de improviso que, todavía ayer, en algunos sitios de ese país como “Canadá en español” se aseguraba que los mexicanos no necesitamos visas para viajar a ese país.

Ayer mismo el director ejecutivo de la Fundación Canadiense para las Américas, Carlo Dade, sostenía en un texto muy crítico que pedir asilo se vuelve atractivo debido a la tardanza de las autoridades de Canadá para resolver cada solicitud: “Abofetear con las restricciones de las visas a los países no sirve, y no servirá, para arreglar el asunto del sistema de refugiados. Si los requerimientos de asilo fueran procesados rápidamente, entonces los incentivos para abusar de ese sistema desaparecerían”.

Dade, también expresa preocupación por las reacciones que estas medidas puedan suscitar en países como México: “Podemos imaginar lo que está pensando América Latina. Por un lado, Canadá dice que quiere lazos más estrechos, más intercambios culturales y mejores relaciones. Por el otro, de manera unilateral y sin aviso, impone una medida precisamente para hacer lo contrario con sus aliados más cercanos y con quienes tiene relaciones más intensas en la región. Y todo por 9 mil solicitudes de asilo”.

Publicado en eje central

Anuncios

2 comentarios en “Disparate canadiense

  1. Excmo. Maestro Don Raul, me he tomado el atrevimiento de participar con un comantario alrespecto en virtud de encontrarme viviendo como Usted sabe en estas gelidas tierras de America del Norte.

    En primer lugar creo que no tiene la culpa el indio sino el que lo hace compadre, es decir, es bien cierto que miles de compatriotas del 2005 a la fecha han abusado del refugio, muchos por necesidad, otros por la aventura, algunos otros por la codicia, muchos han llegado atraidos por polleros profesionales, aqui tenemos como ejemplo el de de una licenciada que presume haber sido egresada de la libre de Derecho y haber sido compagnera de banca de Felipe Calderon, la cual con enganos trae a compatriotas que vienen con los ojos cerrados.

    Otros llegan porque un amigo o un conocido les ha dicho que lleguen a Canada y que pidan refugio, asi inventan las historias mas inverosimiles ,ya que detodas maneras el gobierno Canadiense los va a mantener, de hecho la ayuda economica que reciben los refugiados varia de los 500 a los 1000 dolares mensuales en promedio, ademas que en Quebec existe la posibilidad de trabajar BAJO LA TABLA, es decir dinero que no se declara al gobierno, por lo que una familia de refugiados en la cual trabaje el papa y la mama, puede hacerse de un ingreso de mas de 3200 mensuales,eso es realmente atractivo, y el periodo para resolver el refugio varia de 2 a 4 agnos.

    Hechele numeros del costo de cada refugiado, a parte los gastos medicos que estan incluidos, es decir realmente es honeroso para el gobierno de Canada,que tiene que pagar, el monto de la ayuda social, mas los gastos medicos, mas la ayuda juridica, mas el costo de la burocracia del Organo que dictamina las solicitudes de refugio, mas en el caso de los refugiados que apelan, el costo de las instancias jurisdiccionales, que resuelven la apelacion, mas la burocracia que revisa el Riesgo retorno que depende de la Agencia de Servicios Fronterisos de Canada, pero como lo dije la culpa no es del indio, Canada debiera revisar sus procedimientos en cuanto al tratamiento de las demandas de refugio, ademas de dejarse de hacer de la vista gorda con los empleadores que contratan personal que trabaja BAJO LA TABLA.

    De la argumentacion que hace le gobierno Canadiense al imponer el visado, podemos descubrir que Canada opto por la solucion mas facil, cerra la llave, sin mas, pues las previsiones anuales para la admision de refugiados que tenian contenmpladas para este 2009 fueron ya rebasadas por mucho, y como el gobierno minoritario de Harper no tiene la fuerza suficiente para entrarle a un redisegno de la politica migratoria de Canada, pues cerrar la llave fue la solucion mas simple, por otro lado, sin animo de ofender a este pais en el cual vivo, considero que tienen un manejo muy hipocrita en cuanto a su decir y su actuar en cuanto a sus politicas sociales, y sus compromisos internacionales.

    En fin, distinguido Maestro si bien es cierto que la medida es absurda y simplista, y que va a generar distorciones graves en la economia y grandes molestias, tambien es cierto que Mexico se ha convertido un pais expulsor de migrantes, y para Canada fue mas facil adoptar esta medida, ante el fenomeno de la migracion incontrolada, que genera problemas muy graves y su incapacidad de entrarle al toro por los cuernos.

    Maestro me despido no sin antes agradecerle la posibilidad de este espacio y le ruego que si entra en contacto con mi compadre Narciso Gallegos, me lo salude y si le puede hacer llegar mi correo electronico.

    Mauro Huerta Diaz

  2. La búsqueda de una vida digna, en términos económicos y sociales, que en México es inalcansable para muchos ¿no será un buen argumento para pedir asilo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s