Calderón, recelos e inercias

Empeñado en un viraje sustancial respecto de varias de las inercias y de los estancamientos que han definido la casi cumplida primera mitad de su gobierno, el presidente Felipe Calderón despliega una intensa y hasta ahora desconocida vocación propositiva. La crisis económica y los desarreglos políticos se conjuntaron para persuadirlo de que, si no es con cambios serios –y en serio– su gobierno habrá significado un retroceso para el país.

A la oferta de propuestas que presentó hace una semana, el miércoles 2 de septiembre, se le puede tomar con escepticismo pero es imposible no reconocer que abren nuevos márgenes a la deliberación y, eventualmente, a las decisiones políticas. Aún así hay quienes han querido encontrar solamente retórica en el anuncio de definiciones del presidente Calderón. Se trata, todavía, de enunciados que solamente cobrarán sentido –y entonces los desconfiados ratificarán o verán contrariado su actual recelo– en la medida en que el presidente los nutra de contenido. Ayer presentó el paquete de política económica que será necesario examinar con detenimiento. Ayer mismo, en su discurso con motivo de las propuestas hacendarias, el presidente Calderón anunció nuevamente una “reforma al sector de telecomunicaciones”. Lo había dicho ya en el mensaje de la semana pasada, en el sexto punto de sus 10 anuncios.

“Una reforma al Sector de las Telecomunicaciones –prometió Calderón el 2 de septiembre– porque México requiere que este sector realmente responda a las necesidades del desarrollo, garantice una mayor cobertura de los servicios, la convergencia de las tecnologías disponibles y la competencia entre los actores”.

Y propuso: “Que sea, precisamente, México un país que pueda acceder para el mayor número de sus habitantes a la telefonía, al Internet, al radio, la televisión, a todos los servicios de telecomunicaciones, que son detonantes de desarrollo. Que lo haga en un ambiente de verdadera competencia, que brinde a empresas y hogares la oportunidad de tener acceso a servicios de calidad y a precios accesibles”.

Ayer ya no mencionó a los medios de radiodifusión pero insistió en una reforma “que garantice y acelere la convergencia de tecnologías, la cobertura de los servicios y la competencia equitativa entre los participantes para mejorar los precios y la calidad a todos los consumidores”.

Cada una de las 10 reformas sugeridas por el presidente requiere de acuerdos con fuerzas políticas distintas a su partido. La actual composición del Congreso obliga a Calderón a negociar y pactar, condición que sin duda ha influido en la audacia propositiva que, al menos en un principio, ha demostrado en estos días. Esa circunstancia compromete además al resto de los partidos, comenzando por el PRI que tiene en la Cámara de Diputados una mayoría que tendría que servirle para algo más que preparar su retorno a Los Pinos.

En el plano de las telecomunicaciones, los retos que el presidente decida asumir para compartirlos o desafiar con ellos a los partidos políticos se apreciarán en las iniciativas de reforma legal que le presente al Congreso. Desde hace tiempo el país padece una legislación atrasada, insuficiente y en varios sentidos inequitativa en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.

Pero un cambio auténtico en ese terreno, podría surgir tan solo con decisiones firmes del presidente de la República aunque no tuviera el apoyo de los partidos ni del Congreso.

Ahora mismo, con la ley en la mano, ejerciendo algunas de sus atribuciones, el presidente Calderón podría emprender una decena de cambios fundamentales para airear, ensanchar, diversificar y sobre todo para actualizar y poner al servicio de la sociedad a las telecomunicaciones y los medios electrónicos.

Nuevas concesiones para crear una o dos nuevas cadenas nacionales de televisión, respaldo auténtico a los medios públicos, eliminación de las simulaciones y los excesos en la difusión de publicidad, competencia en los servicios de telecomunicaciones con precios más bajos a los usuarios, serían algunas de esas medidas. Las comentaremos, con detalle, pasado mañana.

Publicado en eje central

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s