CONDENAMOS LA LIQUIDACIÓN DE LA COMPAÑÍA DE LUZ

Posición del Instituto de Estudios para la Transición Democrática

La intervención de la fuerza pública para ocupar las instalaciones de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y la abrupta liquidación de esa empresa son medidas erróneas y, a nuestro juicio, absolutamente condenables. El gobierno del presidente Felipe Calderón se equivoca al suponer que los rezagos administrativos y los problemas técnicos en el suministro de energía eléctrica en el centro del país se deben al Sindicato Mexicano de Electricistas.
Las dificultades en la generación y la conducción del fluido eléctrico son resultado de una vieja y enmarañada colección de circunstancias, que pasan por la vigencia de políticas tarifarias que favorecen a las empresas privadas y a los grandes consumidores y que incluyen una constante postergación al proceso de integración de la industria eléctrica en nuestro país. Ahora, con la liquidación de la CLyFC y el amago de desaparición del SME, el gobierno federal pretende una integración industrial compulsiva, desconectado de un proyecto de desarrollo nacional.
El Sindicato Mexicano de Electricistas ha tenido errores e indolencias que son inocultables. Pero es imposible dejar de reconocer que, en esta ocasión, el diferendo a su interior ha sido aprovechado y exacerbado por el gobierno federal para crear un clima de opinión favorable a la liquidación de la Compañía de Luz.
Con las medidas de fuerza que el gobierno pone en práctica -y que retrotraen imágenes de la época autoritaria- no se auspicia la democracia sindical y mucho menos se hace más eficiente el servicio de energía eléctrica. La liquidación de la Compañía de Luz abre la posibilidad de una intervención intempestiva de la CFE o, peor aún, de alguna forma de privatización. Ninguna de esas posibilidades ha sido sometida a la discusión de la sociedad mexicana ni de los especialistas en asuntos de política energética. La aniquilación del SME sería un golpe histórico para los trabajadores mexicanos. No solo por su tradición pionera en el sindicalismo industrial, sino por su compromiso frecuente en la deliberación de los asuntos nacionales, el Mexicano de Electricistas ha sido una organización singular. Algunas de sus decisiones y actitudes nos pueden parecer cuestionables. Pero las negligencias e incluso los abusos de sus dirigentes, no implican que el sindicalismo no tenga un papel activo y creativo que debe desarrollar en la atención a los dilemas que el país enfrenta en estos días. Rechazamos la perspectiva conservadora y autoritaria que supone que los sindicatos se contraponen con el desarrollo político y económico.
También consideramos que los sindicatos más participativos y atentos a la vida pública están llamados, en esta circunstancia amenazadora para ellos, a ser especialmente responsables sin declinar su vocación participativa y sus exigencias sociales y políticas.
Nos parece que, cualquiera que sea la figura jurídica y la organización administrativa con que se pudiera sustituir a la Compañía de Luz, el gobierno federal debe preservar el empleo de los trabajadores de esa empresa y respetar el derecho que tienen a permanecer agremiados como ellos decidan. Si la Compañía de Luz se fusiona a la Comisión Federal de Electricidad, debería haber un proceso con plenas garantías democráticas para la unificación del SME y el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, sin interferencias externas. Suponer que los sindicatos son adversarios de la democracia o que los únicos sindicatos admisibles son los aliados al gobierno, o los sumisos y adocenados, manifiesta una concepción conservadora inadmisible en una sociedad que se quiere democrática.

Un país sin organizaciones activas, es un país sin vías de expresión que recuperen la diversidad de su sociedad. Un país sin sociedad organizada, es un país vulnerable al autoritarismo y al pensamiento pretendidamente único. Por eso rechazamos las decisiones del gobierno respecto de la Compañía de Luz y su sindicato y urgimos a la rectificación de esas medidas.
México D.F., domingo 11 de octubre de 2009
Instituto de Estudios para la Transición Democrática, A.C.

Anuncios

6 comentarios en “CONDENAMOS LA LIQUIDACIÓN DE LA COMPAÑÍA DE LUZ

  1. El problema es de origen, Fecal llegó por entidemocracia, siendo facista cómo le piden actue diferente?.
    Ahora la pregunta es… qué haremos los demás trabajadores? nos mantendremos al margen? o podrémos unirnos contra el estada? Es cierto conjuraron el supuesto peligro de quedarse sin luz, pero y si todos hacemos un paro nacional de qué les servirá la luz?

    Mi solidaridad para los compañeros trabajadores que no para sus lideres, la mayoría corruptos.

  2. Yo no soy ni electricista ni sindicalizado de ninguna clase. Yo sólo soy un simple ciudadano que ha visto la corrupción y malos servicios que la compañía de luz ofrece. Conozco poco de las prestaciones que tienen sus trabajadores, pero las que conozco me parecen inaceptables y burocráticas. Como consumidor, no entiendo el miedo a la privatización de la energía eléctrica, o de PEMEX, o de cualquier otra paraestatal. Si yo de todos modos pago por un servicio, muy deficiente por cierto, quisiera tener la posibilidad de cambiar de compañía si el servicio por el q recurrir si no estamos de acuerdo con la que otras ofrece.

  3. Yo no soy ni electricista ni sindicalizado de ninguna clase. Yo sólo soy un simple ciudadano que ha visto la corrupción y malos servicios que la compañía de luz ofrece. Conozco poco de las prestaciones que tienen sus trabajadores, pero las que conozco me parecen inaceptables y burocráticas. Como consumidor, no entiendo el miedo a la privatización de la energía eléctrica, o de PEMEX, o de cualquier otra paraestatal. Si yo de todos modos pago por un servicio, muy deficiente por cierto, quisiera tener la posibilidad de cambiar de compañía si ese servicio no es de mi agrado. Yo estoy totalmente de acuerdo en que una compañía que no produce ganancias debe ser cerrada. ¿Porqué tenemos qué pagar todos por las pérdidas debidas a malos manejos de sus dirigentes? Entiendo la labor de los sidicatos, pero la corrupción, en todos, es más que evidente. Es clarísimo que en México hoy día sirven para dar güarida a los elementos más corruptos de sus agremiados. Me alegro, me alegro mucho, muchísimo, como mexicano que soy, que hayan terminado con ese nido de mantenidos llamado Luz y Fuerza del Centro.

  4. Uno d elos resabios autoritarios que enfrenta nuestro sistema político reside, precisamente, en muchos d elos sindicatos que se crearon tras la llegada al poder de lo que se conoció como la familia revolucionaria.
    La corrupcióm impera en sindicatos como el extinto SME, el del IMSS, Pemex, etc., ¿¿¿cómo se puede defender lo indefendible????
    Se dice que se trata de “un golpe” al sindicalismo mexicano, que supuestamente se caracteriza por ” su compromiso frecuente en la deliberación de los asuntos nacionales”, cuando, en los hechos, son sindicatos que pugnan por la defensa de sus intereses particulares, meezquinos muchos de ellos, los que, en muchos casos, son, han sido contrarios a los intereses de la nación, d ela sociedad en su conjunto.
    No nos engañemos, ¿cuándo fueron, han sido democráticos los sindicatos en México? Se crearon para legitimar a un régimen autocrático, se ha criticado al gobierno delpresidente Calderón por sus lazos con sindicatos vergonzantes como el SNTE, y cuando finalmente se decide deshacer una estructura viciada de origen, como el SME, se dice entonces que, esos sindicatos que otrora fueron objeto de críticas, son, mágicamente, símbolos impolutos de nuestra democracia y que, cualquier acción que contravenga sus intereses ( que no son los mismos que los de aquellos ciudadanos no amparados por aquellos)es un “ataque” para la democracia misma. ¿ Cuándo le ha importado la democracia a estos sindicatos?
    El PRD, con sus acostumbradas descalificaciones a priori, carentes de argumentos y racionalidad, señala que se actuó ilegalmente, vilando la ley, que se debió consultar al Congreso, pero, olvidan, que la Constitución otorga esa facultad al Ejecutivo (la administarción pública será centralizada, art. 90)
    Demagogia cuando se diceque se debió debatir el asunto en el Congreso. ¿Én que momento, cuando este partido tuvo la oportnidad, decidió modificar la naturaleza de la administración pública federal? Sólo es cuestionable cuando afecta sus interesesm o a sus aliados, como el SME, pero cuando se han beneficiado de estas mismas normas con rezagos autoritarios, quién se ha quejado? Al menos no lo hicieron cuando lograron conseguir un apastante control sobre la Asamble Legislativa en el DF, en tiempos de López Obrador, ¿a quién le importó un equilibrio d epoderes en esa circunstancia? Vaya muestra de congruencia…No s epuede defender al execrable sistema sindical mexicano; ello no quiere decir que deba prescindirse del sindicalismo, pero, la forma en que fue concebido a inicios del siglo pasado, no es funcional para los intereses d ela nación. ¿ qué indicato levantará la mano y encabezará una reestruturación desde adentro para estar acorde con lo que una verdadera democracia exige? EL SME, lo dudo….

  5. Qué ironía, el Instituto de Estudios para la Transición Democrática defendiendo a un sindicato y a una institución que de democráticos no tienen nada. Entiendo que en parte se refieren a que la pluralidad ideológica es positiva, incluso necesaria en toda sociedad democrática, pero no enaltezcan a una compañía de la que toda la sociedad se quejó durante años. Y ahora que la liquidan, salen algunos a sembrar la idea de que en México nada debe cambiar, que somos un país corrupto con instituciones corruptas y que siempre debe ser así.

  6. Totalmente de acuerdo con el señor Jorge Martínes, a mí también me sorprendió la defensa de Raúl Trejo.
    Seguro él y quienes están de acuerdo no han sufrido las ineficiencias de la compañía liquidada… por ejemplo una semana sin luz en su calle… con comida echada a perder en el refrigerador, niños desesperados por no tener su entretenimiento vespertino en la televisión… olor a cera quemada por las velas… gastos extras para las pilas de la lámpara sorda… temor al entrar a la boca de lobo en la que se convierte el zagúan del edificio… ¡Falta de agua porque no funciona la bomba! Seguro no han visto el reportaje de Reforma sobre los “bienes” de Esparza.
    Creo que el artículo de Trejo se inscribe en la corriente de “lo politicamente correcto”… ¡Lástima, vine a su página, como otras veces, buscando un análisis más objetivo !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s