Fundamentalismo de la PGR

Algún abusadillo en las oficinas jurídicas de la PGR creyó encontrar en una discusión legislativa de hace 35 años el remedio contra el matrimonio entre personas del mismo sexo que tanta erisipela provoca en conciencias pretendidamente piadosas: extrajo frases de su contexto original, las convirtió en precepto y así enderezó la demanda de inconstitucionalidad que pretende abolir las recientes reformas al Código Civil del Distrito Federal.

Aunque sus voceros dicen que esa acción legal ante la Suprema Corte de Justicia no se sustenta en consideraciones morales sino jurídicas, resulta claro que al promoverla el gobierno del presidente Felipe Calderón atiende a las exigencias de las iglesias, especialmente de la jerarquía católica, que están irritadas con la reforma establecida por la Asamblea Legislativa del DF.

El matrimonio entre personas del mismo sexo y, como consecuencia de ello, el reconocimiento de su derecho a la adopción, entra en colisión con el estrecho criterio de quienes pretenden que todas las familias obedezcan al mismo esquema. La intolerancia de esa actitud es manifiesta.

La Procuraduría General de la República, de acuerdo con la información que difundió el miércoles 27 de enero, considera que los nuevos artículos 146 y 391 del Código Civil del DF violentan los artículos 4, 14, 16 y 133 de nuestra Constitución Política. Sin embargo en esas normas constitucionales no hay una sola taxativa a la posibilidad de que dos personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio.

La PGR indica que la reforma en el DF, “se aparta del fin constitucional de protección de la familia concebida expresamente por el Poder Constituyente Permanente en 1974”. Más adelante, refiriéndose a la adopción, dice que la Asamblea del DF “omitió considerar que todo menor tiene derecho al modelo de familia concebido expresamente por el Poder Constituyente Permanente en el dictamen de la reforma de 1974 a tal dispositivo constitucional”.

Allí se encuentra el meollo de la argumentación de la PGR: no el texto de los artículos constitucionales, sino en el dictamen de la reforma que a fines de 1974 modificó varios artículos, especialmente el 4o., para garantizar la igualdad de hombres y mujeres. Presentada por el presidente Luis Echeverría, aquella iniciativa de reformas fue aprobada por la Cámara de Diputados el martes 12 de noviembre de 1974 en un dictamen en donde, entre muchas otras cosas, se dice:

“En los países en vías de desarrollo como México, subsisten en algunos sectores sociales las familias extensas; en tanto que en los más beneficiados la entidad familiar, cada vez en mayor medida, se compone por el padre, la madre y pocos hijos. Este modelo es el ideal de nuestra sociedad futura. La reforma propuesta, instituye la protección legal a organización y desarrollo de la familia. De esta forma, se consolida esta célula básica del cuerpo social, se fomenta su desenvolvimiento y el de la comunidad nacional, ya que la familia es agente primordial del cambio”.

Esa es una descripción del tipo de familia, cada vez con menos integrantes, que ya tendía a desarrollarse en aquellos años. Pero esa explicación de ninguna manera establece que toda familia tenga que estar compuesta por papá, mamá e hijos. Lo que ese párrafo indica es que resulta pertinente que las familias sean vez más pequeñas. Tanto así, que en el dictamen que a su vez elaboró y dos semanas más tarde aprobó el Senado de la República, el 26 de noviembre de aquel 1974, se dice que la iniciativa en cuestión “protegerá la organización y el desarrollo de la familia, entendemos que esa protección ha de brindarse en relación a todos los miembros de la sociedad”. Allí no se manifiesta que en México solamente hay un modelo de familia.

Más aún, el dictamen del Senado dice con toda claridad: “La mejor aplicación de la norma constitucional en este aspecto, dependerá, como se dice en la propuesta de ley, de la integración de una familia con pocos miembros, en la que se piensa como el ideal de la futura sociedad”.

Cuando los legisladores de hace 3 décadas y media se refirieron a la familia, lo hicieron sin el fundamentalismo de quienes hoy en día toman aquellos dictámenes como pretexto para imponer un modelo único de núcleo familiar. Retrógrada y facciosa, la acción de inconstitucionalidad promovida por la PGR carece de sustento jurídico serio. Las madres solteras o los padres solteros y sus hijos, los abuelos que se hacen cargo de sus nietos o las parejas integradas por personas del mismo sexo también son familias… aunque no les guste al gobierno y su partido.

Publicado en emeequis

Anuncios

2 comentarios en “Fundamentalismo de la PGR

  1. El Pseudo-presidente que tenemos es una vergüenza, es ignorante, mojigato y malaleche, además de autoritario y represor, pero en esta ocasión le gano esa ignorancia latente y manifiesta en los fascistas que integran a la derecha mexicana (entre ellos Calderón y Chávez Chávez).
    Es increíble, repito increíble que alguien que estudio derecho, defienda la controversia constitucional que interpuso el misógino-homofóbico de Chávez Chávez (además de ser Chávez al cuadrado, también es idiota al cuadrado).
    El Sr. presidente señala que el procurador cumple su función de velar por la Constitución, y según este enano ignorante, la misma describe al matrimonio como “la unión de un hombre con una mujer”, cuando en ningún caso la Carta Magna contiene esto, lo trágico es que confunde un mandato constitucional con su fundamentalismo religioso.
    Antes que nada alguien le debería decir a estos maleantes que la Constitución si expresa que el Estado Mexicano es LAICO, ESO SÍ LO DICE LA CONSTITUCIÓN EN SU ARTÍCULO 3o. FRACCIÓN I (…. dicha educación será laica y, por tanto, se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa) y él y sus secuaces se pasan esto por el arco del triunfo.
    También la Constitución nos habla del derecho a que TODO MEXICANO TENGA UN HOGAR DIGNO, y eso su gobierno de corruptos TAMPOCO LO CUMPLE, como tampoco lo hace en materia del derecho a la salud consagrado en el Artículo 4o. constitucional (artículo del cual parece que saca su fallidísima interpretación de su primer párrafo) que en su párrafo 3o. indica: “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La Ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución”. En materia de atención a la hemofilia, por ejemplo, nada más tenemos 45 años de retraso en los pacientes que no cuentan con seguridad social.
    En materia laboral, constantemente el ejecutivo viola el párrafo del Artículo 5o. que señala: “El Estado no puede permitir que se lleve a efecto ningún contrato, pacto o convenio que tenga por objeto el menoscabo, la pérdida o el irrevocable sacrificio de la libertad de la persona por cualquier causa”.
    Y lo peor, con su obstinada “guerra” contra las drogas viola una garantía de legalidad primordial: “Artículo 16. Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”. Cosa que para muchos ciudadanos es una violación flagrante a algo que SÍ SEÑALA EXPRESAMENTE NUESTRA CONSTITUCIÓN POLÍTICA y Chávez ni se inmuta.
    Nos preguntamos con angustia y preocupación ¿Para quién trabaja este miserable?, lo que es un hecho es que no lo hace para el pueblo de México, y yo solo veo en él un miserable cobarde mentiroso.

  2. El Pseudo-presidente que tenemos es una vergüenza, es ignorante, mojigato y malaleche, además de autoritario y represor, pero en esta ocasión le gano esa ignorancia latente y manifiesta en los fascistas que integran a la derecha mexicana (entre ellos Calderón y Chávez Chávez).
    Es increíble, repito increíble que alguien que estudio derecho, defienda la controversia constitucional que interpuso el misógino-homofóbico de Chávez Chávez (además de ser Chávez al cuadrado, también es idiota al cuadrado).
    El Sr. presidente señala que el procurador cumple su función de velar por la Constitución, y según este enano ignorante, la misma describe al matrimonio como “la unión de un hombre con una mujer”, cuando en ningún caso la Carta Magna contiene esto, lo trágico es que confunde un mandato constitucional con su fundamentalismo religioso.
    Antes que nada alguien le debería decir a estos maleantes que la Constitución si expresa que el Estado Mexicano es LAICO, ESO SÍ LO DICE LA CONSTITUCIÓN EN SU ARTÍCULO 3o. FRACCIÓN I (…. dicha educación será laica y, por tanto, se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa) y él y sus secuaces se pasan esto por el arco del triunfo.
    También la Constitución nos habla del derecho a que TODO MEXICANO TENGA UN HOGAR DIGNO, y eso su gobierno de corruptos TAMPOCO LO CUMPLE, como tampoco lo hace en materia del derecho a la salud consagrado en el Artículo 4o. constitucional (artículo del cual parece que saca su fallidísima interpretación de su primer párrafo) que en su párrafo 3o. indica: “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La Ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución”. En materia de atención a la hemofilia, por ejemplo, nada más tenemos 45 años de retraso en los pacientes que no cuentan con seguridad social.
    En materia laboral, constantemente el ejecutivo viola el párrafo del Artículo 5o. que señala: “El Estado no puede permitir que se lleve a efecto ningún contrato, pacto o convenio que tenga por objeto el menoscabo, la pérdida o el irrevocable sacrificio de la libertad de la persona por cualquier causa”.
    Y lo peor, con su obstinada “guerra” contra las drogas viola una garantía de legalidad primordial: “Artículo 16. Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”. Cosa que para muchos ciudadanos es una violación flagrante a algo que SÍ SEÑALA EXPRESAMENTE NUESTRA CONSTITUCIÓN POLÍTICA y Chávez ni se inmuta.
    Nos preguntamos con angustia y preocupación ¿Para quién trabaja este miserable?, lo que es un hecho es que no lo hace para el pueblo de México, y yo solo veo en él un miserable cobarde mentiroso.

    Juan Carlos Flores López.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s