Gran hallazgo: un “informercial” es propaganda

Lunes 12 de abril. A las 22.55 horas ya ha transcurrido el segmento principal del noticiario de Joaquín López Dóriga. El conductor da paso a los mensajes comerciales después de anunciar: “El miércoles, Pumas – América en el Azteca. Continuamos”. La cámara se eleva sobre el estudio mientras se ve a López Dóriga de pie, conversando con uno de sus colaboradores.

Los televidentes de “El noticiero” saben que a continuación comenzarán los anuncios pagados. Y esa noche no es la excepción. La voz de un locutor no identificado pero conocida porque suele aparecer en mensajes políticos, dice mientras se ven escenas de un mitin: “Eviel Pérez Magaña rindió protesta como candidato del PRI a la gubernatura de Oaxaca ante la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional”.

“Sí, protesto”, se ve decir al candidato. El locutor prosigue: “Pérez Magaña asumió el compromiso de continuar con la transformación del estado ante miles de simpatizantes y militantes priistas…” Y así durante un minuto.

Se trata, evidentemente, de un mensaje pagado. Apareció después del corte anunciado por el conductor de El Noticiero, fue presentado en el segmento de mensajes comerciales, con un tratamiento distinto al que reciben las informaciones periodísticas. Al día siguiente el mismo anuncio fue difundido el uno de los espacios comerciales de “Primero noticias”.

El “infomercial” transmitido el 12 de abril

La propaganda de esa índole está expresamente prohibida por la legislación electoral. Desde hace más de dos años, como es bien sabido, los partidos únicamente pueden anunciar sus campañas en los espacios gratuitos que les asigna el Instituto Federal Electoral a cargo de los tiempos del Estado en televisión y radio. También está prohibido que los gobernantes se anuncien, pero la disposición constitucional que establece esa taxativa no ha sido reglamentada y todos o casi todos los gobernadores dilapidan toneladas de pesos al promover en cadena nacional las obras y acciones que de cualquier manera tienen la obligación de hacer en sus respectivas entidades.

En el caso de las campañas electorales, no hay equívoco en la ley. Toda propaganda en los medios electrónicos que no forme parte de las pautas que establece la autoridad electoral, es ilegal.

Para fincarles responsabilidades al PRI y a Televisa por violentar la ley al anunciar la toma de protesta de Eviel Pérez en Oaxaca, el IFE tenía que demostrar que ese mensaje fue propaganda y no parte del contenido periodístico de los noticieros de Televisa. Con ese propósito, solicitó el dictamen del Dr. Julio Juárez Gámiz, especialista en propaganda política en el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM. Juárez es autor del libro La televisión encantada: Publicidad política en México.

A petición del IFE, ese especialista presentó un informe acerca de la diferencia entre las notas periodísticas y las piezas denominadas “infomerciales”, que son espacios pagados que se insertan dentro de la programación de las televisoras. La estructura y la ubicación, los créditos, la narrativa, las decisiones editoriales que les dan origen e incluso la propiedad intelectual son diferentes en una y otra. Los infomerciales son la versión televisiva de las viejas “gacetillas” que durante tanto tiempo abrumaron (y en algunos diarios siguen determinando) el contenido de la prensa escrita.

El estudio de Juárez Gámiz no deja lugar a dudas. Su mérito consiste en explicar, dotar de contexto y racionalizar una diferencia que a cualquier televidente le parece palmaria: los infomerciales son mensajes pagados que no forman parte de la oferta noticiosa del programa en donde han sido insertados.

Sin embargo en la sesión del IFE que discutió la denuncia del PRD y el PAN contra esos infomerciales así como el proyecto de la Secretaría Ejecutiva de ese organismo para sancionar al PRI y a Televisa por difundir tales mensajes, hubo quienes insistieron en que se trataba de información periodística.

Los representantes del PRI y varios consejeros del IFE, hicieron forzadas cabriolas retóricas para sostener que el anuncio era información noticiosa. Con tal insistencia, esos clientes de Televisa ponían en aprietos a dicha televisora y a los conductores y productores de sus noticieros más destacados. Si la autoridad hubiera resuelto que el mencionado anuncio era parte del contenido noticioso, Televisa y sus periodistas habrían quedado señalados como propagandistas pagados por un partido. La empresa quedó marcada como transgresora de la ley electoral, pero por una falta que no está relacionada con su oferta específicamente periodística.

Durante varias horas en su sesión del miércoles 12 de mayo, los consejeros del IFE discutieron para concluir lo obvio: un infomercial es propaganda. Estuvieron a punto de tomar una decisión distinta. Cinco de los consejeros consideraron que el “infomercial”  sobre la campaña en Oaxaca fue ilegal. A cuatro, les pareció que no. La mayoría que tomó esa decisión fue demasiado tímida y solamente se animó a presentar sendas amonestaciones al candidato priista en Oaxaca, a su partido y a Televisa.

Se trata de una sanción muy tibia, entre otras causas porque el infomercial del 12 de abril parece haber inaugurado una nueva fase en el comportamiento político de esa televisora. Hasta ahora, después de la indisciplina que manifestó en febrero del año pasado cuando quiso sabotear el estreno de las nuevas reglas electorales, Televisa por lo general había cumplido con las disposiciones acerca de la propaganda de los partidos.

Muy distinto ha sido el desempeño de Televisión Azteca que sigue acumulando multas por transgredir esas normas de manera desfachatada y sistemática. El miércoles por la noche, además de la amonestación a Televisa, el IFE aprobó una nueva multa para TV Azteca, ahora por 12 millones y medio de pesos. Esa multa se añade a las sanciones que ascienden a más de 281 millones de pesos que la autoridad electoral le ha impuesto a Televisión Azteca, desde 2009, por incumplir obligaciones con la transmisión de mensajes de los partidos y de la propia autoridad electoral.

El “infomercial” del 12 y el 13 de abril fue un nuevo desafío de Televisa, en cadena nacional, a la autoridad electoral. Con esa propaganda Televisa favoreció la campaña del PRI. Pero más que impulsar preferencias políticas, a esa empresa le interesan los negocios. El mismo Revolucionario Institucional ha presentado una denuncia porque, según dice, ya en el mes de mayo el noticiero de López Dóriga difundió un “infomercial” acerca de la campaña de Gabino Cué, el candidato del PAN y el PRD para el gobierno de Oaxaca. De comprobarse esa acusación, dentro de pocos días el consejo general del IFE sería escenario de un litigio con los mismos argumentos pero en donde los acusadores del miércoles pasado ahora serían acusados, y viceversa. Qué vergüenza.

Publicado en eje central

Anuncios

Un comentario en “Gran hallazgo: un “informercial” es propaganda

  1. No es necesaria una resolución tibia por parte del IFE para dejar claro lo que es evidente de suyo: que Televisa y sus “periodistas” son “propagandistas pagados por un partido”.

    En su programación, disfrazadas como mesas de análisis y debate o como entrevistas “a modo”, se hacen apologías de las distintas fuerzas políticas que pueden cubrir la cuota del favor televisivo, ya sea en efectivo o en especie; o bien, se destroza la reputación y credibilidad de las fuerzas políticas opositoras.

    Y eso ocurre en todas partes.

    El corolario de esta situación es que la legislación electoral de medios, el IFE y el periodismo de las televisoras, son una farsa tan cara como absurda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s