Lecciones (provisionales) del caso Cassez

La mayoría de las opiniones que se han expresado en los medios de comunicación en los días recientes presentan dudas acerca de la culpabilidad de Florence Cassez o, de plano, consideran que debiera salir libre. En cambio, al menos según las encuestas disponibles hace pocos días, la mayor parte de los mexicanos considera que esa mujer es culpable. Nos encontramos ante uno de esos casos en donde la opinión pública, la que predomina en la sociedad, no coincide con la opinión publicada, la que se difunde en los medios.

Cassez: engaño en cadena nacional

En este caso, a diferencia de muchos otros respecto de los cuales los ciudadanos tienen un juicio anticipado o prefabricado por los medios, hemos conocido una cuantiosa información, incluso de carácter muy especializado. En la última semana se han difundido versiones y testimonios ministeriales, observaciones periciales e interpretaciones legales, que conforman un mosaico fascinante para cualquier interesado en el examen de temas jurídicos.

En pocos asuntos, como en este, los mexicanos hemos sabido tantas cosas aunque en el fondo siga ausente la información dura que a todos nos interesaría y que es la verdad absoluta sobre la culpabilidad o inocencia de Cassez. 

La enseñanza de este episodio, más allá de la decisión que tome la Suprema Corte, es que en los asuntos complejos la verdad categórica no siempre se manifiesta de manera clara. A pesar de ello, las sociedades y sus instituciones tienen que tomar decisiones acerca de acontecimientos respecto de los cuales nadie tiene todos los elementos de juicio que serían deseables.

Por lo pronto, y allí se encuentra otro saldo de este aún inacabado asunto, ha sido evidente que los medios de comunicación no siempre contribuyen a clarificar. En esta ocasión, el montaje dispuesto por el gobierno para aumentar la espectacularidad de la nota que daba cuenta de la captura de los secuestradores aquella mañana de diciembre de 2005, enturbió el proceso legal. Pero también desacreditó a las televisoras cómplices de aquella mascarada. Es pertinente recordar, sin embargo, que aquel engaño en cadena nacional fue desenmascarado en otro programa de televisión.

A partir de ahora, y esa es una tercera consecuencia de este caso, será difícil que las autoridades policiacas promuevan una representación como la del rancho Las Chinitas. Esa, en medio de toda esta incertidumbre, ya es una ganancia.

Comentario en Hoy por Hoy de W Radio, programa conducido por Salvador Camarena.

Anuncios

10 comentarios en “Lecciones (provisionales) del caso Cassez

  1. Increíble la defensa de una delincuente secuestradora por la política electoral en México, por la nefasta política electoral en Francia financiada por un delincuente genocida como Gadafi, pero lo más lamentable es el racismo ejercido por Francia en contra de los mexicanos. El mensaje es que una francesa por muy delincuente vale más que la vida, la integridad y los derechos humanos de los mexicanos secuestrados. En fin, para eso sirve la política y el periodismo de consigna como el que aquí vemos. El mensaje a las autoridades de justicia es: “No hagas algo bueno porque si a la política no le gusta te convertiremos en un delincuente y pagarás por hacer tu trabajo en favor de la sociedad”. ¡Cosa podrida!

  2. todos pedimos que le apliquen la ley de pena de muerte a esta desgraciada maldita asesina secuestradora, la victimas van a tener nuestro apoyo.

  3. Esta mujer es culpable, lo contrario no lo ha dicho nadie, ni siquiera el abogado de la secuestradora

  4. Cada quien encuentra lo que busca esta desgraciada criminal no podía esperar otra más que le cayeran en la maroma y la metieran a la cárcel. sabrá Dios a cuantas víctimas más les hizo daño y si estás estén vivitas y coleando. los criminales deben pagar por sus malas acciones y aunque 60 años se dice fácil son un montón de años pero para mi gusto está bien la sentencia ahora solo falta la cumpla.

  5. Yo creo que esta muy a modo, empieza con Noroña, y termina con el Ministro Saldivar, y haciendo mucha bulla todos los seguidores de la republica amorosa, quien diga que no es golpeteo politico para el gobierno ferderal, esta ciego.

  6. lo malo en esto es que estos Srs. del PT y PRD se estan llevando entre las patas a toda la población, si esta secuestradora sale libre, al igual saldran libres muchos otros criminales con la aplicación de este amparo mal redactado y con incongruencias. pero muy a modo para estos vandoleros

  7. Por qué a la prensa, a los intelectuales y a los políticos, hoy día; solo les interesa el “debido proceso” de una sola, de los cientos de miles de reclusos que hay en el país. Es evidente que unos utilizan el caso Cassez para golpear al presidente Calderón y a su secretario Genaro García Luna. Otros, como Jorge Castañeda G, no dudo que cabildeen en favor de la campaña de reelección del presidente Nicolas Sarkozy y ponerse a las ordenes del PRI internamente.
    Afortunadamente el asunto, cualquiera que sea el resultado de la SCJN, beneficia a que la atención se centre en lo más atrasado de nuestro régimen: El Poder Judicial.
    Que bueno que mejore el sistema de administración e impartición de justicia. Que mal que sea a partir de un sofisma, como lo dice Marín hoy en Milenio: EL EFECTO CORRUPTOR…y sí, el cerebro de jueces y abogados penalistas, han dado pruebas contundentes y numerosas, de su corruptibilidad.

  8. Estimado Raúl:

    Siempre leo con gusto sus entradas de blog. Me sorprende la cantidad de comentarios de rechazo de este en particular. En efecto, los comentarios reflejan nítidamente las tendencias de las encuestas disponibles, así como el profundo desdén hacia el proyecto del ministro Zaldívar. Qué triste es el apoyo generalizado a un atropello al debido proceso de la señorita Cassez; yo no sé si es culpable o inocente, pero sin el debido proceso no se pueden calibrar los elementos necesarios para emitir un veredicto creíble.
    ¿Apoyo a las víctimas? Lamentable que los reclamos no se dirijan a las autoridades, que armaron el caso auténticamente “con las patas”, y que son quienes defraudan a las víctimas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s