En defensa de la laicidad en México

Desplegado publicado en El Universal. Versión en PDF

México D.F. a 13 de mayo de 2013.

 

En los días recientes hemos atestiguado diversas manifestaciones de actores políticos que violentan y ponen en peligro al principio de la laicidad que, por mandato constitucional, caracteriza a la República mexicana.

En concreto, los gobernadores de Chihuahua, César Duarte, de Veracruz, Javier Duarte y del Estado de México, Eruviel Ávila, todos del Partido Revolucionario Institucional, han realizado pronunciamientos o participado en actividades de indiscutible índole religiosa. En los tres casos, al realizar esas acciones, actuaron en su carácter de gobernadores constitucionales de sus respectivos estados.  Por su parte, el Partido del Trabajo y el Partido Acción Nacional celebraron una alianza electoral en Durango para la que pidieron -y obtuvieron- la bendición de un arzobispo.

Se trata de actos inadmisibles que representan un retroceso histórico, violentan a la constitución, vulneran la laicidad estatal y, en esa medida, amenazan a la democracia. La laicidad, al garantizar la separación y recíproca autonomía entre la esfera religiosa y la esfera política y al someter a las iglesias a las leyes del Estado, constituye  una condición necesaria para que la pluralidad y la diversidad puedan expresarse y recrearse libremente. Solo en un Estado laico se garantizan la igualdad en derechos -sin importar las creencias o convicciones de las personas- y las libertades de conciencia y de religión. Nuestra constitución es clara al respecto: prohíbe las discriminaciones por razones religiosas (Art. 1) y recoge, entre otras, esas libertades (Art. 24). Los actores políticos y en particular quienes ejercen cargos de gobiernos están obligados a promover, proteger, respetar y garantizar esos derechos fundamentales.

Por lo anterior, los firmantes de este comunicado reprobamos públicamente esos actos y hacemos un llamado a los dirigentes de los partidos políticos nacionales y a los gobernantes y representantes de los diferentes órdenes de gobierno para que defiendan y salvaguarden la laicidad del Estado mexicano.

Fernando Arruti,
Antonio Ávila,
Arturo Balderas
Ricardo Becerra,
Elsa Cadena,
Rosaura Cadena,
Esperanza Carrasco
Agustín Castilla
Rolando Cordera,
Enrique Contreras Montiel,
Gabriela Pérez Noriega,
Rodolfo Echeverría,
Guillermo Ejea Mendoza,
Carolina Farías
Antonio Franco Gutiérrez,
Christian Uziel García
Javier Gil.
Pavel Gil
Luis Emilio Giménez Cacho,
Anamari Gomís,
Luz Elena González Escobar,
Germán González-Dávila,
Gustavo Gordillo de Anda,
Lucía Guijarro
Paulina Gutiérrez,
Rollin Kent,
Salvador de Lara,
Paul Leduc,
Javier Martín Reyes,
María Marván
Manuel Vargas Mena y Amezcua,
Rosa Elena Montes de Oca,
María Cruz Mora,
Paloma Mora,
Ciro Murayama,
Federico Novello,
Luis Olvera,
Adrián Gerardo Pérez Cortés,
Alfredo Popoca
Enrique Provencio,
Rodolfo Ramírez Raymundo
Alejandra Rojas Pérez,
Jorge Javier Romero Badillo,
Federico Rosas Barrera
Olga Salazar Camacho,
Luis Salazar Carrión,
Pedro Salazar Ugarte,
Natalia Saltalamacchia,
Adolfo Sánchez Rebolledo,
Elena Sandoval
Hortensia Santiago,
Raúl Trejo Delarbre,
Diego Valadés,
Rodolfo Vázquez,
Paula Sofía Vázquez Sánchez,
José Woldenberg,
Flor Zamora

Responsable de la publicación: Pedro Salazar Ugarte.

Anuncios

3 comentarios en “En defensa de la laicidad en México

  1. Los servidores públicos están OBLIGADOS a legislar y servir a la ciudadanía, no a ser merolicos del Romanismo.

  2. Don Raúl:
    Por desgracia cada lunes las televisoras del país, en particular televisa pasa al aire las declaraciones del cardenal Ribera dentro de su homilía del domingo en la catedral de la ciudad de México, y muy frecuentemente este señor hace reflexiones de corte político, o matizados u orientados hacia la política nacional. Otro ejemplo lo dan las estaciones radiodifusoras locales como la de Piedras Negras Coahuila, donde dan cabida a declaraciones de sacerdotes de toda índole de la iglesia católica, pero jamás a los de otras iglesias, solo en particular a los católicos, quizá los demás no quieran hacerlo, es una hipótesis mía, así los que no somos católicos solo escuchamos las declaraciones de los sacerdotes católicos por la radio local y jamás a nuestros pastores, ¿y eso nos da en qué pensar?, así que mejor a nadie le debieran de dar cabida al aire, sino es que van al menos de dos iglesias a hablar por los micrófonos de la radio local. Un abrazo y que bueno que está usted de nuevo en circulación.
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s