De nuevo a clases (a pesar de los profesores faltistas)

Para decenas de miles de jóvenes, hoy ha sido uno de los días más memorables de su vida porque han entrado a la Universidad. Cada uno de ellos sabe que la oportunidad que tienen no la han alcanzado muchos más que se han quedado sin ingresar a la educación superior –o, en el caso del bachillerato, media superior–. La expectación y la alegría de hoy son plenamente justificadas y se han ganado el derecho a ellas. Lo seguirán teniendo en la medida en que perseveren. De ellos depende, pero también hay que reconocer que las universidades también están obligadas a comprometerse con los jóvenes de la misma manera que les exigen compromiso a ellos.

prepa 4

Lamentablemente no siempre nuestras instituciones educativas están a la altura de tan nobles expectativas. Una amiga me cuenta el desengaño que sufrió este lunes una joven a la que conoce y que hace pocas semanas celebró haber sido seleccionada para ingresar a la Prepa 4 de la UNAM.

La joven (me reservo el nombre porque lo que importa es el episodio que padecieron ella y varias docenas de muchachos más) aguardó con emoción que llegara este día. Sus padres le compraron con similar alborozo los primeros útiles escolares. A la muchacha le ilusionaba entrar a una institución con historia y prestigio como nuestra Escuela Nacional Preparatoria.

Con ese entusiasmo llegó a Tacubaya hoy por la mañana. En medio de la multitud localizó el salón de clases y eligió su lugar. Había una mezcla de nerviosismo y jolgorio mientras los nuevos preparatorianos esperaban al profesor encargado de impartirles la primera materia de su nueva condición universitaria. Diez, quince, treinta minutos. El profesor no llegó.

Mala suerte, quizá la ausencia se debió el tránsito aunque todavía no comienzan las clases de los niños de primaria. A veces pasa, comentaron los muchachos. 50 minutos después estaban listos para recibir al profesor encargado de la segunda asignatura. Tampoco se presentó.

Ni el tercero, ni el cuarto. Ni uno de los docentes que deben darles clase los lunes llegó a esa cita con los nuevos alumnos.

Mi amiga deplora, con razón: “Con esos maestros, que me imagino no será la primera vez que falten, es lógico que los alumnos abandonen las aulas y lleguen con tan bajo nivel a la licenciatura”.

Ojalá se equivocara. Ojalá esa experiencia que padecieron hoy los muchachos de un grupo en la Prepa 4 fuese la excepción en un contexto de responsabilidad para todos. Ojalá nuestra UNAM se ganara los reconocimientos y premios de los que tanto se ufana la propaganda institucional en el trabajo día a día, en todos los niveles. Pero quienes trabajamos en esta entrañable Universidad sabemos que las ausencias e incompetencias no son esporádicas.

Aún con ellas, a la muchacha que hoy entró a la Prepa 4 le digo, con muchos más, que tiene motivos de sobra para considerarse orgullosa por estar en la Universidad. Lo mismo que a quienes entran a otros niveles en esta y otras universidades. Es un privilegio. Si lo aprovechan, no solamente adquirirán conocimiento y ganarán acreditaciones académicas. También conservarán el derecho a exigir –comenzando por exigir a los profesores faltistas que cumplan, o a quienes sean responsables de supervisar su trabajo que los sustituyan–.

Anuncios

3 comentarios en “De nuevo a clases (a pesar de los profesores faltistas)

  1. Y lo mismo pasa en Prepa 6. Donde además tranquilamente les dicen a los alumnos que no hay profesor asignado para la materia

  2. El caso anterior no es aislado, tengo conocidos en la prepa 5 que durante todo el ciclo escolar en una de sus asignaturas, la profesora asistió alrededor de tres veces, al final al azar aprobó y reprobó a sus alumnos. Otros profesores tienen el descaro de pedir dinero para aprobar. Esto no lo ignoran las autoridades.

  3. Hello! Do you use Twitter? I’d like to follow you if that would be okay. I’m undoubtedly enjoying your blog and look forward to new posts. ddffkagabeak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s