Díaz Ordaz, fuera de los muros

Comentario para Nexos en línea, 1 de octubre

La historia es una suma de luces y sombras. En las calles e inmuebles de las ciudades quedan registros de episodios, decisiones, tragedias y anécdotas que le dan forma a su identidad. Las placas que recuerdan la inauguración del Metro son parte de la historia de la Ciudad de México. Resulta infantil retirarlas porque en ellas se menciona al principal responsable del crimen en Tlatelolco. Resulta oportunista hacerlo en vísperas del 2 de octubre.

   Esa acción recuerda, toda proporción guardada, los intentos de déspotas e ingenuos que han querido difuminar en cuadros y fotografías los rostros de sus adversarios como si de esa manera los excluyeran de la historia. Hay una diferencia esencial: en aquellos casos de trata de gobernantes que buscan imponer su versión de la historia. Ahora en la Ciudad de México, en cambio, se trata de la decisión de un gobierno que busca el aplauso fácil con una medida que cree políticamente correcta.

   El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México dice que hay que “hay ciclos que se deben cerrar”. Sin embargo los ciclos históricos no los cierran —ni los abren— los gobernantes a su voluntad. La tentación para determinar las inflexiones de la historia suele ser fuente de abusos o al menos de extravagancias. Hay que reconocer, sí, que el jefe de Gobierno de la CdMx no es el único que comparte esas tentaciones.

   Gustavo Díaz Ordaz es indefendible. Fue un criminal confeso aunque nunca fuese formalmente juzgado. Pero fue presidente de este país durante seis años. Forma parte de nuestra historia, aunque sea de manera tan deshonrosa. Retirar su nombre de las placas que registran una decisión relevante le quita a la Ciudad uno de sus registros históricos y establece un precedente inquietante. Con la misma gana de hacer justicia histórica habrá quienes quieran cambiar nombres y retirar placas, según sus caprichos.

   No hace falta quitar placas con el nombre del criminal de Tlatelolco para tener presente que el dos de octubre no se olvida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s