Impericia, contaminación, rechifla

Publicado en Crónica el 21 de marzo

A las 5 de la tarde del lunes 14 de marzo la concentración de ozono en la zona suroeste de la Ciudad de México alcanzó 203 puntos. A esa hora la Comisión Ambiental de la Megalópolis estaba decretando la contingencia que durante tres días estableció restricciones adicionales a la circulación de vehículos.
Por lo menos, después de la emergencia se han tomado medidas pertinentes para enfrentar el deterioro en la calidad del aire. El programa de contingencias será modificado, presumiblemente para disminuir los umbrales a partir de los cuales se establecen medidas más estrictas, los equipos de monitoreo ambiental serán renovados y el gobierno federal mantendrá el compromiso de invertir 250 millones de pesos destinados al proyecto para que la Línea A del Metro llegue hasta Chalco. Seguir leyendo “Impericia, contaminación, rechifla”

Periscope, privacía, libertades

Publicado en Crónica el 7 de marzo
Un periscopio permite ver lo que hay en la superficie. La aplicación que transmite en línea sobre la plataforma de Twitter no altera la realidad ni enseña algo que esté oculto: es un instrumento que nos acerca a los hechos y, si lo describimos con términos de la democracia contemporánea, una herramienta de transparencia.
El uso de Periscope en la delegación Miguel Hidalgo por parte del “city manager” (la denominación es tan detestable como algunas conductas de ese funcionario) ha merecido un interesante debate. Además de aplausos y reconvenciones en las redes sociales que tanto abundan en apreciaciones maniqueas se han publicado opiniones inteligentes, con argumentos que vale la pena discutir. Seguir leyendo “Periscope, privacía, libertades”

CDMX: cambio sin sustancia

Publicado en Crónica el 25 de enero /
El reconocimiento de la Ciudad de México como entidad con derechos plenos fue una bandera, durante décadas, de las izquierdas. Pero ahora, cuando a la capital del país se le admite como entidad similar a los estados, en esta ciudad hay más estupefacción que regocijo. Los cambios auténticos parecen mínimos, o hasta ahora les interesan únicamente a los políticos profesionales y a sus intérpretes que celebran, sin precisar con claridad por qué, la institucionalización de la Ciudad de México. Tanto así, que el asunto que les ha parecido más relevante a medios de comunicación y comentaristas es el gentilicio con el que nos habremos de identificar. Seguir leyendo “CDMX: cambio sin sustancia”

Recuerdo del terremoto

Publicado en Crónica el 14 de septiembre

Foto de Fabrizio León Diez
Foto de Fabrizio León Diez

Hubo poco espacio para las lágrimas y mucho para el miedo en las reacciones iniciales al terremoto del jueves 19 de septiembre de 1985. Tampoco hubo tiempo para el pasmo. La movilización social que resultó intensa y conmovedora, aunque duró poco y después sería un tanto mitificada, se desplegó para atender las urgencias mayores después del sismo. Las primeras tareas de rescate fueron improvisadas y de un heroísmo ejemplar. Sobreponiéndose al temor, millares de personas ejercieron la más noble vertiente de la ciudadanía al arriesgar sus vidas para salvar las de otros.
Tardamos un rato para advertir los alcances del terremoto. La señal de Televisa se cayó junto con las torres en Avenida Chapultepec y durante medio día la única imagen disponible en televisión nacional era la del canal 13 manejado por el gobierno. La radio enlazó a las personas que enviaron mensajes y buscaron familiares por ese medio. En las redacciones de los diarios, varios de ellos ubicados en zonas muy afectadas por el terremoto, se hacían esfuerzos para darle alguna coherencia a episodios, cifras y llamados que desde un principio fueron contradictorios. Seguir leyendo “Recuerdo del terremoto”

Ante el crimen de Narvarte

Publicado en Crónica el 10 de agosto

 

Crimen Narvarte protestas

El gobernador de Veracruz es un tonto o un cínico. No se puede entender de otra manera el desparpajo con el que ha tomado los asesinatos de periodistas en esa entidad. 14 muertos, hasta hace unos días, y Javier Duarte reaccionó recomendando a los informadores “pórtense bien, todos sabemos quiénes andan en malos pasos”.

Para Duarte lo importante es que los periodistas se porten bien. No recuerda su obligación constitucional para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos, ni la protección necesaria a los informadores.

Esa desfachatez explica la reacción de periodistas y ciudadanos preocupados por los derechos humanos, en todo el país, que en cuanto se supo del asesinato del fotógrafo Rubén Espinosa Becerril no dudaron en voltear hacia el palacio de gobierno en Xalapa. Seguir leyendo “Ante el crimen de Narvarte”