Con ustedes, la posverdad

mentiras

Publicado en Crónica el 21 de noviembre

Los Diccionarios Oxford la acaban de consagrar como la palabra del año. Es un término que “denota circunstancias en las cuales los hechos objetivos tienen menos influencia en la conformación de la opinión pública que los llamados a la emoción y las creencias personales”. Se trata de la posverdad.
Quizá en la moda en torno a ese vocablo hay demasiados aspavientos para designar a la arcaica propensión de las sociedades para creer en tonterías, o para definir sus preferencias y decisiones a partir de hechos falsos. Si la gente actuara siempre a partir de consideraciones racionales los embaucadores no encontrarían clientela, la televisión comercial mexicana no tendría audiencia, los ciudadanos no tropezarían con el mismo error al votar una y otra vez por los mismos partidos que no les cumplen y nadie creería en los horóscopos. Seguir leyendo “Con ustedes, la posverdad”

Derecho de réplica

microfono-uno

Publicado en Crónica el 31 de octubre

A ningún medio de comunicación le gusta el derecho de réplica. Publicar aclaraciones implica reconocer una equivocación. Las réplicas constatan la insuficiente escrupulosidad del medio para comunicar hechos verídicos o para tomar en cuenta todos los ángulos posibles de una información.
Al mismo tiempo publicar una réplica, de la misma manera que reconocer un error, es un acto de madurez. Al dar espacio a las rectificaciones el medio de comunicación no sólo demuestra que es tan falible como cualquier otra institución o persona. Además, se asume como parte de un entorno de ideas, opiniones, versiones y sensaciones en donde nadie tiene la última palabra. Si la democracia implica la circulación de los más diversos pareceres, la información y sus réplicas son elementos esenciales en el ejercicio democrático. Seguir leyendo “Derecho de réplica”

Teletón: caridad privada, dinero público

Imagen tomada de https://hugosadh.com

Publicado en Crónica el 17 de octubre

Un día antes de pedir licencia como gobernador de Veracruz, Javier Duarte ordenó pagar más de 100 millones de pesos para el Teletón. Esa información la dio a conocer el presidente de la Fundación Teletón, Fernando Landeros, que desde hace varias semanas ha denunciado el incumplimiento de los compromisos financieros que varios gobiernos estatales tenían con esa institución.
Landeros y junto con él varios conductores y comentaristas en electrónicos, han culpado a esos gobernadores incumplidos de las dificultades financieras que padece el Teletón. Pero el Estado no tiene obligación de sostener instituciones privadas, así tengan propósitos tan loables como los que pueda desempeñar el Teletón. Esos reclamos muestran una paradójica contradicción en el funcionamiento de dicha Fundación. Seguir leyendo “Teletón: caridad privada, dinero público”

Oídos bien cerrados

Resultado de imagen para animal farm napoleon
El tropiezo de López Obrador cuando en un spot aseguró muy orondo que encabezará una “rebelión en la granja” fue expresión de autocrítica involuntaria

Publicado en Crónica el lunes 19 de septiembre

Es clara la contradicción inherente en la frase diálogo de sordos. El diálogo es intercambio y parte del reconocimiento del otro como interlocutor. La interlocución es precisamente canje de expresiones e implica una negociación. Yo te escucho porque tú me escuchas —y viceversa—. Por eso dos sordos no pueden dialogar sino, acaso, aparentar que lo hacen.
Ya sé, sí, que hay discapacitados acústicos que se comunican con señas, dicha sea esta puntualización para que el Conapred no vaya a amonestarme por desconocer las capacidades dialoguistas de quienes  no pueden escuchar. Me refiero a los que no oyen porque no quieren. Y no quieren porque no consideran que les hace falta. Se trata de quienes están muy a gusto con puntos de vista que saben discutibles pero que no les da la gana someter al contraste que siempre hay en las opiniones de otros, particularmente cuando se trata de posiciones distintas. Seguir leyendo “Oídos bien cerrados”

Los malhumorados y sus analistas

desesperanza

Publicado en Crónica el 16 de mayo

Desilusión, escepticismo, desesperanza… desde todos los flancos a la sociedad mexicana se le adjudica un estado de ánimo irritado y desencantado. Casi no hay analista del escenario político que no comparta esas caracterizaciones. Los ciudadanos, se asegura, están disgustados. El humor público es de indignación, se añade. Pero vale la pena preguntarnos si esa es la situación que define a la sociedad o la que numerosos comentaristas encuentran en su entorno inmediato y entre ellos mismos. Seguir leyendo “Los malhumorados y sus analistas”