Los malhumorados y sus analistas

desesperanza

Publicado en Crónica el 16 de mayo

Desilusión, escepticismo, desesperanza… desde todos los flancos a la sociedad mexicana se le adjudica un estado de ánimo irritado y desencantado. Casi no hay analista del escenario político que no comparta esas caracterizaciones. Los ciudadanos, se asegura, están disgustados. El humor público es de indignación, se añade. Pero vale la pena preguntarnos si esa es la situación que define a la sociedad o la que numerosos comentaristas encuentran en su entorno inmediato y entre ellos mismos. Seguir leyendo “Los malhumorados y sus analistas”

Krauze: memoria y desaliento

Marcha en 1968. Los jóvenes de ahora no vivieron los peores tiempos del autoritarismo político priista. Foto de Pedro Meyer, tomada de www.pedromeyer.com
Marcha en 1968. Los jóvenes de ahora no vivieron los peores tiempos del autoritarismo político priista. Foto de Pedro Meyer, tomada de http://www.pedromeyer.com

Publicado en Crónica el 9 de mayo

El desaliento es lastre, quizá inevitable, de las sociedades contemporáneas. Hoy conocemos con más detalle que nunca los contraluces de la realidad social y política y en ella encontramos más causas para el desánimo que para la confianza. La abundancia de insuficiencias, abusos y catástrofes les permite a los medios subrayar los ángulos tremendistas de la vida pública. La información abundante conduce al realismo y éste, al pesimismo.
El desaliento es algo más que una actitud ante la realidad. Se trata además del estancamiento en nuestra disposición para actuar. “Decaimiento del ánimo”, lo define el Diccionario. En las personas, se emparenta con la depresión. En las sociedades, el desaliento puede conducir a la carencia de espíritu para reaccionar, cuestionar, cambiar. Seguir leyendo “Krauze: memoria y desaliento”

Periscope, privacía, libertades

Publicado en Crónica el 7 de marzo
Un periscopio permite ver lo que hay en la superficie. La aplicación que transmite en línea sobre la plataforma de Twitter no altera la realidad ni enseña algo que esté oculto: es un instrumento que nos acerca a los hechos y, si lo describimos con términos de la democracia contemporánea, una herramienta de transparencia.
El uso de Periscope en la delegación Miguel Hidalgo por parte del “city manager” (la denominación es tan detestable como algunas conductas de ese funcionario) ha merecido un interesante debate. Además de aplausos y reconvenciones en las redes sociales que tanto abundan en apreciaciones maniqueas se han publicado opiniones inteligentes, con argumentos que vale la pena discutir. Seguir leyendo “Periscope, privacía, libertades”

El Papa, abusivos y convenencieros

Diego Rivera Mural Palacio y religión

Publicado en Crónica el 15 de febrero

En la breve explicación que le dio frente al pedagógico mural en Palacio Nacional, el presidente Peña Nieto no le señaló al Papa el segmento en donde Diego Rivera criticó los negocios que la iglesia católica hace con la fe de sus creyentes. A la izquierda del espectador se aprecia una reproducción del altar guadalupano en la Basílica y, debajo de él, un conducto por donde circula el dinero. El Papa, el sábado por la mañana, bajó la escalera de Palacio junto a esa sección del mural pero no volteó a mirar las escenas que también muestran a Frida y Cristina Kahlo dando clases a unos niños para alejarlos del fanatismo religioso. Seguir leyendo “El Papa, abusivos y convenencieros”

Suspicaces

face-suspicious-1511389

Publicado en Crónica el 18 de enero
La desconfianza es uno de los recursos para encontrar la verdad. Poner en duda fuentes de información, afirmaciones categóricas, clichés en vez de explicaciones, constituye un mecanismo necesario siempre para cotejar y corroborar aquello que se nos presenta como certeza incontrovertible. Pero quienes se entrampan en la suspicacia, haciendo de ella no un mecanismo de verificación sino el propósito de sus opiniones, pueden estancarse en la superchería o, de plano, en la tontería. Seguir leyendo “Suspicaces”

Neuropolíticos

Publicado en Crónica el 9 de noviembre

El marketing es obsoleto. Lo trending es la neuropolítica. A los políticos de hoy, cautivados con el uso de tecnologías digitales para indagar, predecir y condicionar el comportamiento de los ciudadanos, les deslumbra la posibilidad de reemplazar las incómodas campañas electorales por la propaganda diseñada a partir de la medición de emociones.
No se trata de una especulación futurista sino de una tendencia que se despliega en la llamada clase política mexicana. Una nota en la primera plana de The New York Times del miércoles 4 de noviembre documenta la participación de reales o supuestos especialistas en neurociencia contratados por el PRI para medir las reacciones de los votantes ante la propaganda electoral de 2012. Seguir leyendo “Neuropolíticos”

#Ayotzinapa, indignación y demagogia

Las protestas expresan una nobleza social que parecía eclipsada pero también una visión maniquea que soslaya la culpa del narcotráfico.

Publicado en Crónica el 28 de septiembre

Del estupor a la rabia y del desconcierto a la exigencia, hemos transcurrido un año intrincado. El gobierno federal paga su larga indecisión inicial para hacerse cargo de la gravedad que suponía la desaparición de 43 estudiantes. A duras penas, pero con evidencias y confesiones que en otras circunstancias serían suficientes, ahora disponemos de una explicación razonablemente completa de los acontecimientos que ocurrieron entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014 en Iguala. Los responsables intelectuales y materiales, o muchos de ellos, del asesinato de los normalistas, están presos. Sin embargo un segmento activo y reclamante de la sociedad desconfía de la versión que ha conducido a la cárcel a esos criminales.
Esos sectores de la sociedad manifiestan lo mejor y lo peor de nuestra ciudadanía. Las manifestaciones del sábado expresaron una capacidad de indignación y una nobleza que parecían eclipsadas del ánimo social. En un mundo tan insolidario, y especialmente en una sociedad tan agraviantemente acosada por la violencia durante los años recientes, los mexicanos parecíamos pasmados ante el crimen. Sin embargo la desaparición de los 43 normalistas desencadenó una vigorosa respuesta social en donde se entremezclan la compasión y la empatía con esos estudiantes y sus familiares, así como el respaldo y la exigencia para que haya una investigación sólida. Seguir leyendo “#Ayotzinapa, indignación y demagogia”