Suspicaces

face-suspicious-1511389

Publicado en Crónica el 18 de enero
La desconfianza es uno de los recursos para encontrar la verdad. Poner en duda fuentes de información, afirmaciones categóricas, clichés en vez de explicaciones, constituye un mecanismo necesario siempre para cotejar y corroborar aquello que se nos presenta como certeza incontrovertible. Pero quienes se entrampan en la suspicacia, haciendo de ella no un mecanismo de verificación sino el propósito de sus opiniones, pueden estancarse en la superchería o, de plano, en la tontería. Seguir leyendo “Suspicaces”

Neuropolíticos

Publicado en Crónica el 9 de noviembre

El marketing es obsoleto. Lo trending es la neuropolítica. A los políticos de hoy, cautivados con el uso de tecnologías digitales para indagar, predecir y condicionar el comportamiento de los ciudadanos, les deslumbra la posibilidad de reemplazar las incómodas campañas electorales por la propaganda diseñada a partir de la medición de emociones.
No se trata de una especulación futurista sino de una tendencia que se despliega en la llamada clase política mexicana. Una nota en la primera plana de The New York Times del miércoles 4 de noviembre documenta la participación de reales o supuestos especialistas en neurociencia contratados por el PRI para medir las reacciones de los votantes ante la propaganda electoral de 2012. Seguir leyendo “Neuropolíticos”

#Ayotzinapa, indignación y demagogia

Las protestas expresan una nobleza social que parecía eclipsada pero también una visión maniquea que soslaya la culpa del narcotráfico.

Publicado en Crónica el 28 de septiembre

Del estupor a la rabia y del desconcierto a la exigencia, hemos transcurrido un año intrincado. El gobierno federal paga su larga indecisión inicial para hacerse cargo de la gravedad que suponía la desaparición de 43 estudiantes. A duras penas, pero con evidencias y confesiones que en otras circunstancias serían suficientes, ahora disponemos de una explicación razonablemente completa de los acontecimientos que ocurrieron entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014 en Iguala. Los responsables intelectuales y materiales, o muchos de ellos, del asesinato de los normalistas, están presos. Sin embargo un segmento activo y reclamante de la sociedad desconfía de la versión que ha conducido a la cárcel a esos criminales.
Esos sectores de la sociedad manifiestan lo mejor y lo peor de nuestra ciudadanía. Las manifestaciones del sábado expresaron una capacidad de indignación y una nobleza que parecían eclipsadas del ánimo social. En un mundo tan insolidario, y especialmente en una sociedad tan agraviantemente acosada por la violencia durante los años recientes, los mexicanos parecíamos pasmados ante el crimen. Sin embargo la desaparición de los 43 normalistas desencadenó una vigorosa respuesta social en donde se entremezclan la compasión y la empatía con esos estudiantes y sus familiares, así como el respaldo y la exigencia para que haya una investigación sólida. Seguir leyendo “#Ayotzinapa, indignación y demagogia”

La banalidad del Chapo

Publicado en Crónica el 20 de julio

Chapo respaldo
    En 1961 Hannah Arendt describió la banalidad del mal cuando hizo el retrato de Adolf Eichmann, el coronel nazi que no parecía mas que un funcionario cumplido cuando envió a decenas de miles de judíos rumbo al asesinato. Al mal podía encarnar en cualquiera, incluso en aquel individuo que, colocado en la silla de los acusados, parecía un tipo del montón. Reconocer la banalidad del mal no es trivializarlo, sino un paso para entenderlo. Gracias a ese enfoque podemos advertir que las peores perversidades pueden ser cometidas por personas ordinarias –cuya ordinariez radica, entre otras cosas, en la debilidad de sus convicciones morales–.

Hoy asistimos a otra forma de banalización del mal. Cuando hay quienes hacen la apología del delincuente más buscado en el país sólo porque puso en ridículo al gobierno, se olvidan los muchos crímenes de los que ese individuo ha sido responsabilizado. Peor aún, cuando desde el poder político se magnifica la fuga del penal de alta seguridad, mostrándola como hazaña prácticamente inexplicable, se le confieren a ese delincuente atributos superiores al poder que ya tiene pero, sobre todo, se soslayan sus atributos más importantes: su demostrada capacidad para matar, atormentar y chantajear, así como el envenenamiento de millones de personas a causa de los estupefacientes con los que ha hecho su fortuna. Seguir leyendo “La banalidad del Chapo”

Jacobo Zabludovsky

Publicado en Crónica el 6 de julio de 2015

Jacobo

“Cuando no esté yo… seré sólo una referencia nostálgica” le dijo Jacobo Zabludovsky a Daniel Moreno en una entrevista para Reforma en noviembre de 1997. Por lo pronto es mucho más que eso. Zabludovsky fue tan familiar para varias generaciones de mexicanos que su ausencia es como la de alguien a quien conocíamos de cerca. Todas las noches, durante décadas, lo dejamos entrar a nuestras casas para enterarnos de lo que había ocurrido, o de lo que quienes hacían el único noticiero relevante decían que había ocurrido en México y el mundo.

Jacobo Zabludovsky era el periodista más importante de la televisión mexicana en una época en la que sólo había una televisora nacional, en un país en donde, para efectos prácticos, únicamente había un partido político. Se ha dicho que fue vocero del poder. En realidad era el único vocero destacado en un México sin la pluralidad que conocemos hoy. Seguir leyendo “Jacobo Zabludovsky”

Ciudadanos con ojos y voces

Publicado en Crónica el 4 de mayo

Por lo general las campañas electorales son procesos unidireccionales. Los CiudCandTranscandidatos y sus partidos nos ofrecen guiones preestablecidos, de los que no suelen apartarse, con discursos por supuesto diseñados para persuadirnos. Más allá de la propaganda de campañas, nuestras posibilidades para enterarnos de algo más de lo que candidatos y partidos han decidido informarnos son escasas.

La única oportunidad para replicar la tenemos el día de las elecciones. Allí podremos convalidar o rechazar a cada opción, de acuerdo con la impresión que nos haya dejado su abrumadora propaganda. Será una ocasión única y desde luego limitada. Aún así, con frecuencia votamos a ciegas porque a pesar de las toneladas de frases y promesas que nos habrán endilgado llegamos a las urnas sin saber quiénes son y qué dicen que harán los candidatos que pretenden nuestros votos. Seguir leyendo “Ciudadanos con ojos y voces”

Rumora, que algo queda

Publicado en Crónica el 27 de abril.

Manta Santo Domingo abril 14

 

El rumor es una flauta tan fácil de utilizar que el rudo monstruo de la multitud puede tocarla se dice, más o menos, en una obra de Shakespeare. Los rumores se propagan especialmente cuando ratifican aprensiones o sospechas de la gente. Los rumores explotan las emociones. Y no hay emoción más intensa que el miedo, sobre todo ante circunstancias que no podemos controlar y ante riesgos que pueden afectar a quienes más queremos. Seguir leyendo “Rumora, que algo queda”