Que Laura Bozzo se quede en Televisa

La señora Laura Bozzo hace una televisión denigrante y nauseabunda. La utilización del drama ajeno, la en muchos casos comprobada falsificación de situaciones, la manera como hace de sus invitados víctimas propicias al linchamiento e incluso su peregrina pretensión de que con todo eso ayuda a la gente, han hecho de esa conductora de origen peruano, rechazada ya en varios países de América Latina, una de las expresiones más patéticas de vulgaridad y manipulación en la televisión mexicana.

Si tuviéramos que ofrecer un ejemplo, uno solo, de televisión basura, bastaría con referirnos a ese programa que transmite el canal 2 todos los días a las tres de la tarde. Seguir leyendo «Que Laura Bozzo se quede en Televisa»

El Octavo Mandamiento

Este texto fue punto de partida para un comentario en Hoy por hoy de W Radio, con Salvador Camarena

Por lo general las telenovelas son paliativos a la incertidumbre. Ya sabemos, porque en la reiteración se encuentra la clave de esa emoción prefabricada que suelen ofrecer las telenovelas, que el hijo descarriado se arrepentirá ante la madre virtuosa, el esposo desleal pagará sus infidelidades y que la muchacha triste encontrará al príncipe azul. El profesor venezolano Marcelino Visual ha dicho que la telenovela “es un rincón afectivo”. Y Carlos Monsiváis advertía que “la telenovela es la otra familia del espectador, la que sufre con estilo y entre muebles carísimos”.

Una realidad ácida, en telenovela. Ilustración tomada de http://www.eloctavomandamiento.com

Ante esa costumbre de la telenovela como territorio de previsibles fantasías edulcoradas, una serie como El Octavo Mandamiento resulta transgresora y heterodoxa. Esa telenovela, que se transmite en el Canal 28, comenzó con vigor narrativo mostrando a una de sus protagonistas herida en una de las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001. La trama se encuentra ahora 10 años después, en un México devastado por la corrupción en el gobierno y la impunidad del narcotráfico. Seguir leyendo «El Octavo Mandamiento»

Después de Top Gear

Publicado en eje central

La disculpa del productor de Top Gear, el socarrón programa de la televisión británica que tanta indignación suscitó en nuestro país, dejó sin motivo de queja a muchos inconformes con la insolencia y la ramplonería que tanto llamaron la atención en esa serie de la BBC. No se trata de una excusa a fondo, pues alega que en ese programa se hace mofa de estereotipos nacionales. En otras palabras, para esos productores la fama pública de los mexicanos corresponde a las insolencias que se dijeron en el muy comentado programa. Auténtica o no, la disculpa cancela muchos de los cuestionamientos que conocimos en los días recientes y que pusieron en pie de guerra –en términos retóricos, por supuesto– a tantos indignados ciudadanos y líderes de opinión.

 

Necedades de los conductores del programa británico. Pero no son los únicos.

Ese apasionamiento crítico, que condujo a ver en el programa de la BBC la paja que no acostumbramos mirar en los medios propios, podría encontrar motivos para redoblarse y mantenerse en asuntos como los siguientes. Seguir leyendo «Después de Top Gear»

Futbolistas, privacía y escándalo

Mal escrita y un tanto atropellada, la carta de los 13 jugadores que se han inconformado ante las sanciones de la Federación Mexicana de Futbol constituye una expresión de libertad y, si pensamos en sus implicaciones últimas, de dignidad incluso no solo delante de los apoltronados directivos de ese deporte sino también ante los medios de comunicación.

 

Rafael Márquez: liderazgo entre sus compañeros

 

Seguir leyendo «Futbolistas, privacía y escándalo»