Tortura, video, disculpa

 

El general Cienfuegos convocó a cerca de 30.000 elementos del ejército

Publicado en Crónica el 18 de abril

El general Salvador Cienfuegos reunió el sábado a 30 mil elementos del Ejército Mexicano para anunciar sus disculpas por la tortura a una mujer que dos días antes se conoció en un video. El escenario, la oportunidad y sobre todo el tono de esa alocución resultan inusitados respecto del comportamiento público que suelen tener las fuerzas armadas. Seguir leyendo “Tortura, video, disculpa”

Periscope, privacía, libertades

Publicado en Crónica el 7 de marzo
Un periscopio permite ver lo que hay en la superficie. La aplicación que transmite en línea sobre la plataforma de Twitter no altera la realidad ni enseña algo que esté oculto: es un instrumento que nos acerca a los hechos y, si lo describimos con términos de la democracia contemporánea, una herramienta de transparencia.
El uso de Periscope en la delegación Miguel Hidalgo por parte del “city manager” (la denominación es tan detestable como algunas conductas de ese funcionario) ha merecido un interesante debate. Además de aplausos y reconvenciones en las redes sociales que tanto abundan en apreciaciones maniqueas se han publicado opiniones inteligentes, con argumentos que vale la pena discutir. Seguir leyendo “Periscope, privacía, libertades”

Leopoldo López, preso político

Publicado en Crónica el 21 de septiembre

López, al ser detenido en febrero de 2014

Escasas, vergonzosamente pálidas, las reacciones en México ante la condena contra el dirigente venezolano Leopoldo López dan cuenta de la doble moral de quienes reivindican la democracia pero como coartada retórica y no como compromiso en casos específicos.
El encarcelamiento de ese sociólogo de 44 años, igual que la persecución política contra muchos opositores al chavismo venezolano, es un asunto incómodo. Las izquierdas en México pretextan su ensimismamiento doméstico para ignorar el naufragio de la democracia en ese país latinoamericano. El gobierno guarda silencio aunque las tropelías de Nicolás Maduro y sus adláteres ya son condenadas por organismos internacionales. Apenas algunas voces desde el PAN y en medios de comunicación alertan sobre el avasallamiento del orden jurídico en Venezuela. Pero no hay congruencia cuando se condenan los abusos contra los derechos humanos en nuestro país y se cierran los ojos ante atropellos como los que comete el régimen en Venezuela, al que algunos consideran progresista. Seguir leyendo “Leopoldo López, preso político”

San Quintín, la tormenta perfecta

Publicado en Crónica el 11 de mayo

Ilustración tomada de http://www.bcsnoticias.mx
Ilustración tomada de http://www.bcsnoticias.mx

El tiempo, aparentemente, no pasa por San Quintín. Cerca de 80 mil jornaleros trabajan y viven en condiciones peor que precarias a cambio de salarios mas que lamentables. Las demandas que los llevaron a una huelga en marzo pasado bastan para describir el rezago legal y social, pero también moral, que hay en ese valle al sur de Ensenada.

Aumento de salarios, jornada de ocho horas, descanso semanal, seguridad social… tales son las banderas que sería innecesario defender con la organización sindical y la huelga porque todos esos son derechos constitucionales y establecidos en la legislación laboral. Pero el tiempo y la justicia han permanecido de tal manera estancados en San Quintín que las jornadas son de 15 horas diarias y a veces más, el descanso dominical es incumplible, 8 de cada 10 jornaleros carecen de servicio médico, muchos de ellos en vez de salarios cobran según la cantidad de fruta que recojan, principalmente fresas, moras o tomate. Entre los trabajadores de San Quintín hay viejos de más de 70 años y niños que padecen las mismas jornadas. Seguir leyendo “San Quintín, la tormenta perfecta”

SAT: tontería regulatoria o Estado policiaco

Publicado en Crónica el 9 de febrero de 2015

Ilustración tomada de www.thejournal.ie
Ilustración tomada de http://www.thejournal.ie

No tienen remedio. Nuestros gobernantes dicen que promueven la simplificación administrativa pero inventan cada vez más reglas enmarañadas e innecesarias. La de por sí inhábil burocracia, es desbordada por nuevas y engorrosas normas. Al mismo tiempo, nunca deja de estar presente el síndrome del Big Brother que avasalla derechos personales y que forja los rasgos de un Estado ominosamente controlador.

El Servicio de Administración Tributaria, órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda, tiene la tarea de cobrarnos impuestos. Sus acciones, cuando están orientadas a ese propósito, nunca resultan populares pero son indispensables. El SAT tiene que desempeñarse con la mayor transparencia y con un rigor invariablemente ajustado a la ley. Debe dedicarse a lo suyo, que es la recaudación fiscal, y nada más.

Por eso resulta sorprendente la instrucción del SAT, publicada el antepenúltimo día del año pasado, que obliga a las aerolíneas a entregar información detallada de sus pasajeros y los vuelos que realizan. Seguir leyendo “SAT: tontería regulatoria o Estado policiaco”

El IFAI, convertido en censor

Publicado en Crónica el 2 de febrero de 2015

Ilustración tomada de angelaolea.com
Ilustración tomada de angelaolea.com

Una torcida e insuficiente lectura de la legislación, así como una descuidada decisión, están haciendo del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública un instrumento al servicio de la censura. Los cinco comisionados de esa institución resolvieron dificultar el acceso de la sociedad a la información al resolver que el buscador Google debe bloquear las ligas a contenidos que incomodan a un particular. Seguir leyendo “El IFAI, convertido en censor”

100 días de pesadilla

Fotografía tomada de www.sinembargo.mx
Fotografía tomada de http://www.sinembargo.mx

Publicado en Crónica el 5 de enero de 2015

Desde que se conoció el asesinato de 43 estudiantes durante la madrugada terrible de Iguala, ocurrida hace exactamente 100 días, la sociedad mexicana transitó del estupor al dolor, y de la confusión a la indignación, en una intensa sucesión de reacciones que dejaron escaso espacio para la reflexión.

Espontánea, e incluso reivindicable porque mostró a una sociedad refractaria a la indiferencia, tal irritación condujo a apreciaciones superficiales acerca de las causas de ese espantoso crimen. Cuando millares de ciudadanos salieron a las calles a proclamar “Fue el Estado”, se equivocaron en el diagnóstico y por lo tanto en la solución para enfrentar a bandoleros como los que perpetraron ese asesinato. Las instituciones estatales, en todos sus niveles, habían sido ineficaces para prever y atajar la violencia en esa región de Guerrero. El Estado no fue culpable, sino víctima de la expansión de la delincuencia que incluso ha trasminado los mandos de algunas de tales instituciones (policías y autoridades municipales y estatales, entre otras). Lo que hace falta no es reemplazar a esas instituciones, sino depurarlas. Y por supuesto, castigar a los criminales. Seguir leyendo “100 días de pesadilla”