Péguenle al árbitro

Publicado en Crónica el lunes 19 de junio

   La catarata de opiniones drásticas y descalificatorias que han abundado después de las elecciones de hace un par de semanas describe un escenario que sólo existe en los textos iracundos de algunos comentaristas. “Elección de Estado” aseguran algunos con inquietante certeza aunque los partidos distintos al PRI dispusieron de muy cuantiosos recursos y espacios en radio y televisión y obtuvieron más votos y posiciones que nunca en los cuatro estados en donde se realizaron elecciones.

   En el Estado de México el Revolucionario Institucional mantuvo la gubernatura pero su porcentaje de votos cayó del 62% a menos del 34%. (Ya me referí, hace una semana, a varios rasgos de esa elección).

   En Coahuila el PRI ganó el gobierno estatal en una elección que puede ser legalmente cuestionada, pero le fue mal en la conformación del congreso. Tenía los 16 diputados locales por elección uninominal y ahora tiene 7. Seguir leyendo “Péguenle al árbitro”

Anuncios

Votos despreciados

Foto tomada de http://www.telemundo.com

Publicado en Crónica el lunes 12 de junio

   La celebración en Los Pinos, el domingo antepasado por la noche, describe al mismo tiempo el regocijo, los desatinos y la insensibilidad del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Esa noche del 4 de junio, cuando se podía estimar con certeza que el PRI había ganado la gubernatura del Estado de México, Alfredo del Mazo y Eruviel Ávila acudieron al festejo que ya había comenzado en la casa presidencial.

   Mientras la gran mayoría de los electores en esa entidad veía como su voto había sido superado por los adherentes que aún tiene el PRI en el Estado de México y al mismo tiempo que la opinión publicada comenzaba a reproducir las suspicacias, fundadas o no, sobre esa elección, el gobernador saliente y el entonces inminente gobernador electo no encontraron mejor tarea que ir a rendir cuentas al Presidente de la República. Seguir leyendo “Votos despreciados”

La Ley Kumamoto, una farsa

Hay que revisar el dinero que reciben los partidos pero sin crear falsas expectativas

Publicado en Crónica el lunes 5 de junio

   Sin duda es saludable que los partidos reciban menos dinero. Gastan demasiado, no siempre rinden cuentas y muchos de ellos, o quizá todos, mantienen prácticas clientelares gracias a la disponibilidad generosa de recursos públicos. Sin embargo la reforma que aprobó el Congreso de Jalisco el 1 de junio es una farsa en ambos sentidos del término.

   Se trata de un engaño en el terreno jurídico. Los legisladores jaliscienses modificaron la Constitución de esa entidad para que el dinero que reciben los partidos políticos no sea determinado por el tamaño del padrón electoral sino por los votos que hayan recibido. Seguir leyendo “La Ley Kumamoto, una farsa”

Una sociedad por encima de sus políticos

Publicado en Crónica el 13 de junio

Alternancia, con todo y limitaciones, resulta el término más adecuado para definir a los resultados electorales. Ocho de las doce gubernaturas que estaban en juego cambiaron de partido. En cuatro de ellas siempre había gobernado el PRI. El Revolucionario Institucional perdió seis de esos gobiernos (Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas, Veracruz), conservó tres (Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas) y recuperó otros dos (Oaxaca y Sinaloa). El PAN ganó Aguascalientes, Chihuahua y Tamaulipas y conservó Puebla. La alianza PAN-PRD ganó Durango, Quintana Roo y Veracruz, pero perdió Oaxaca y Sinaloa. Seguir leyendo “Una sociedad por encima de sus políticos”

Elecciones, visibilidad y adversidad

Resultado de imagen para medios elecciones mexico
Los medios pasaron de la sacralización, a la trivialización de la política

Publicado en Crónica el 6 de junio

Hace no mucho tiempo el día posterior a las elecciones era de alivio y resaca, como cuando recogemos fatigados el desorden que deja una fiesta. Había que retirar los pendones y carteles en las calles, limpiar las bardas pintadas con propaganda, disponernos a la confirmación de resultados por lo general predecibles y respirar sosegados porque la elección terminaba.

Ahora vamos a las urnas con la resignación de quienes eligen no a la mejor opción sino a la menos peor. Las votaciones se han vuelto tan rutinarias, pero sobre todo los partidos y candidatos se nos muestran tan anodinos o incluso aborrecibles, que al día siguiente de la elección en vez de tranquilidad experimentamos la llegada de nuevas tribulaciones. Seguir leyendo “Elecciones, visibilidad y adversidad”