El callejón de Cataluña

Publicado en ElCultural de La Razón. No. 119, sábado 14 de octubre

De suma cero. Todos pierden. Nadie gana. En el enredo catalán la acumulación de agravios, la confrontación de intolerancias y sobre todo el abandono de la política han conducido a la peor crisis de la España democrática y a uno de los episodios más aciagos en el escenario contemporáneo. Detrás de todo ello se encuentra un nacionalismo a rajatabla en cuya reivindicación se entremezclan viejos rencores culturales, aventurerismos de larga data y demagogias siempre vigentes.

   El nacionalismo ha sido pretexto para los excesos más delirantes. Por lo general está teñido de irracionalidad y arbitrariedad porque se sustenta en la defensa apasionada de un principio excluyente y antidemocrático: la creencia de que a las personas las define antes que nada el sitio donde nacieron y no las relaciones sociales que han decidido entablar junto con la decisión, a partir de la identidad así creada, de que les resulta indispensable tener un Estado propio.

   El nacionalismo se encuentra siempre en los linderos del atropello. Cuando se esgrime la oriundez como fuente de derechos se excluye de ellos a quienes no han nacido allí. Todo derecho es un privilegio delante de aquel que no lo tiene. Cuando las prerrogativas derivadas de la condición nacional se quieren alcanzar o evitar por la fuerza, el nacionalismo suele derivar en fundamentalismo. La violencia así desatada por lo general se convierte en una espiral incontrolable. Seguir leyendo “El callejón de Cataluña”

Anuncios

Macron, gana la sensatez

Publicado en Crónica el lunes 8 de mayo

   El resultado electoral que hace a Emmanuel Macron presidente de Francia ha sido una victoria de la sensatez y la democracia. Ante la impolítica del odio y la exclusión que desplegó su rival, Macron reivindicó los valores históricos de la cultura francesa con un enfoque global. Pero no hay que desdeñar el 34.2% de la votación a favor de Marine Le Pen. El fascismo es apoyado por la tercera parte de los franceses. Nunca antes la ultraderecha había recibido una adhesión tan numerosa en Francia.

  Dos tercios casi (65.8% en los recuentos iniciales) respaldan, en Francia, al nuevo presidente. Con ese apoyo podrá gobernar y enfrentarse al escenario de escisiones y discordia que se ha extendido en Europa y el mundo. El triunfo de ese pragmático filósofo y ex banquero señala varias paradojas. Emmanuel Macron es conocido por una singular habilidad persuasiva pero nunca antes había sido electo para un cargo político. Fue ministro de Economía, Industria y Asuntos Digitales con el presidente Francois Hollande pero renunció en agosto pasado para presentarse como una opción distinta. Seguir leyendo “Macron, gana la sensatez”