Perseguir a la felicidad

Ilustración tomada de proyectopuente.com.mx

Publicado en Crónica el lunes 26 de agosto

La felicidad dispuesta desde el poder es más una ilusión que un diagnóstico. Hay que recelar cuando los gobernantes aseguran que el pueblo es feliz. La felicidad no se propaga, ni se adquiere, por decreto. Cada quien la aprecia según sus circunstancias pero sobre todo, de acuerdo con sus impresiones personales. Se puede ser feliz, o decir que se tiene esa condición, aunque se viva en severas limitaciones materiales. En la percepción de la felicidad hay una compleja mezcla de auto evaluación, voluntarismo, autoestima, ilusión, pragmatismo, resignación y anhelos. Cada quien es feliz a su manera, podría decirse. Pero también, con Fernando Savater, se puede reconocer que a la felicidad, si bien es imposible definirla de manera satisfactoria para todos, se le reconoce cuando está allí. “La única perífrasis que puede sustituir consecuentemente a la voz felicidad es ‘lo que queremos’. Llamamos felicidad a lo que queremos; por eso se trata de un objeto perpetuamente perdido, a la deriva”, dice el filósofo español (El contenido de la felicidad, 1994).

   Escurridiza y apetecible, la felicidad es quimera universal, coartada política y manjar de los demagogos. La gente no es feliz sólo porque le digan que lo es, aunque parte de la valoración que tenemos de nosotros mismos abreva en el juicio de los demás. Por eso los discursos políticos están repletos de invocaciones a la felicidad o a sus variados sinónimos y sucedáneos. Seguir leyendo “Perseguir a la felicidad”

Desdeñados servidores públicos

Publicado en Crónica el lunes 17 de diciembre

Las instituciones se sustentan en sus trabajadores. Ningún gobierno puede funcionar sin los empleados que cumplen con las tareas cotidianas en cada dependencia pública. Prescindir de muchos de ellos como hace ahora el gobierno del presidente López Obrador implica descalificar, sin matices y de manera notoriamente injusta, el desempeño de millares de servidores públicos. El motivo aparente es el ahorro que hace falta para apoyar el gasto del Estado en otras áreas. Pero uno de los resultados de los despidos masivos que ya están en marcha será la conformación de una base de apoyo político del nuevo gobierno integrada por empleados incondicionales, temerosos y en muchos casos peor pagados que antes.

   Toda la administración pública federal está conmocionada por esas disposiciones. La Secretaría de Hacienda instruyó a cada una de las dependencias y entidades para suspender contrataciones, despedir personal de confianza, cancelar contratos por servicios profesionales y vetar la contratación de trabajadores que ya hubiesen sido indemnizados. El reemplazo de funcionarios en niveles altos es frecuente en todos los cambios de gobierno pero ahora los ajustes afectan a trabajadores de todas las escalas en el entramado administrativo. Seguir leyendo “Desdeñados servidores públicos”

El pueblo como pretexto

Publicado en Crónica el lunes 3 de diciembre

Si se cumplen sus propósitos la Cuarta Transformación propiciará que México cambie de época… pero hacia atrás. El mensaje inaugural del presidente López Obrador, su retórica populista y autolaudatoria, la cobertura de la televisión a su toma de posesión y sobre todo las promesas abundantes sin sustento claro, nos retrotraen a los años sesenta del siglo pasado.

   Al presidente, para decirlo con un refrán como los que tanto le gustan, se le olvida que no todo tiempo pasado fue mejor. De hecho ningún tiempo anterior fue mejor que el actual. Existe una tendencia civilizatoria que avanza a tumbos pero que siempre supone cambios en la sociedad y la cultura. Además hay un factor que se llama desarrollo económico que propicia que estemos menos peor que en el pasado. El desarrollo mexicano ha sido inaceptablemente inicuo pero hoy tenemos mejores condiciones que hace medio siglo. Seguir leyendo “El pueblo como pretexto”

Abolir la publicidad oficial

Fotografía tomada de http://aristeguinoticias.com

Publicado en Crónica el 19 de marzo

El Congreso de la Unión tiene seis semanas para cumplir la instrucción de la Suprema Corte de Justicia que le ordenó legislar sobre la publicidad oficial. Las reiteradas dilaciones de los senadores y diputados federales acerca de ese tema llevaron a la Corte a favorecer el amparo presentado por Article 19 y otras organizaciones sociales interesadas en atajar la decantada costumbre de funcionarios, en todos los niveles, que utilizan la publicidad oficial para promocionarse.

   La publicidad oficial, en México, ha sido un mecanismo de auto legitimación del poder político y, a la vez, un instrumento para sujetar a los medios de comunicación. Con el ejercicio de recursos públicos que manejan discrecionalmente y con frecuencia sin rendición de cuentas alguna, los gobernantes han construido, o promovido, una prensa condescendiente y sobre todo anodina. Durante ya más de seis décadas, el periodismo en México ha estado fundamentalmente atado a recursos públicos que son asignados a partir de agendas políticas. Seguir leyendo “Abolir la publicidad oficial”

Militares, reglas, estridencia

Es falso que la Ley significa la “imposición de la ley marcial en Mexico”, o “un régimen militarizado”. Pero esas mentiras fueron repetidas con tanta insistencia que muchos ciudadanos las han creído. Foto tomada de http://www.cimacnoticias.com.mx

Publicado en Crónica el 16 de diciembre

La Ley de Seguridad Interior es insuficiente y no forma parte de una estrategia integral contra el crimen organizado. Pero decir que promueve la militarización del país y, peor aún, que es una “ley golpista”, es un despropósito.

   A la urgencia de los promotores de esa ley, se enfrentó el ofuscamiento de muchos de quienes la cuestionaron. Las razones de unos no fueron atendidas, quizá ni siquiera entendidas, por los otros. Los legisladores y gobernantes que promovieron la Ley de Seguridad reconocían un injustificable rezago jurídico. Desde hace décadas el Ejército y la Marina participan en la persecución al narcotráfico sin que existieran procedimientos para regular esa intervención. Por otra parte, la solución a los gravísimos problemas del país en materia de seguridad pública precisa de una reestructuración completa de las instituciones dedicadas a esas tareas, comenzando por la creación de corporaciones policiacas realmente profesionales. Seguir leyendo “Militares, reglas, estridencia”