Tortura, video, disculpa

 

El general Cienfuegos convocó a cerca de 30.000 elementos del ejército

Publicado en Crónica el 18 de abril

El general Salvador Cienfuegos reunió el sábado a 30 mil elementos del Ejército Mexicano para anunciar sus disculpas por la tortura a una mujer que dos días antes se conoció en un video. El escenario, la oportunidad y sobre todo el tono de esa alocución resultan inusitados respecto del comportamiento público que suelen tener las fuerzas armadas. Seguir leyendo “Tortura, video, disculpa”

Plata o plomo

Temixco alcaldesa Gisela Mota

Publicado en Crónica el 4 de enero

Este artículo fue escrito poco antes de que luego del asesinato de la alcaldesa de Temixco el gobierno de Morelos decretara, la noche del domingo 3 de enero, el mando único para las corporaciones policiacas en quince municipios de esa entidad, incluyendo Cuernavaca.

Unas horas antes de ser asesinada Gisela Mota había rendido protesta como presidenta municipal de Temixco. En sesión de cabildo abierto, sobre un estrado repleto de flores, la joven dirigente política que en marzo hubiera cumplido 34 años había dicho que actuaría con memoria y precaución: “sabemos lo que le duele al municipio y sabemos escuchar a los grandes, a nuestros padres, nuestros abuelos, que por haber andado el camino y haber sufrido caídas nos dicen por dónde ir y por dónde debemos tener cuidado”. Seguir leyendo “Plata o plomo”

Ante el crimen de Narvarte

Publicado en Crónica el 10 de agosto

 

Crimen Narvarte protestas

El gobernador de Veracruz es un tonto o un cínico. No se puede entender de otra manera el desparpajo con el que ha tomado los asesinatos de periodistas en esa entidad. 14 muertos, hasta hace unos días, y Javier Duarte reaccionó recomendando a los informadores “pórtense bien, todos sabemos quiénes andan en malos pasos”.

Para Duarte lo importante es que los periodistas se porten bien. No recuerda su obligación constitucional para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos, ni la protección necesaria a los informadores.

Esa desfachatez explica la reacción de periodistas y ciudadanos preocupados por los derechos humanos, en todo el país, que en cuanto se supo del asesinato del fotógrafo Rubén Espinosa Becerril no dudaron en voltear hacia el palacio de gobierno en Xalapa. Seguir leyendo “Ante el crimen de Narvarte”

La banalidad del Chapo

Publicado en Crónica el 20 de julio

Chapo respaldo
    En 1961 Hannah Arendt describió la banalidad del mal cuando hizo el retrato de Adolf Eichmann, el coronel nazi que no parecía mas que un funcionario cumplido cuando envió a decenas de miles de judíos rumbo al asesinato. Al mal podía encarnar en cualquiera, incluso en aquel individuo que, colocado en la silla de los acusados, parecía un tipo del montón. Reconocer la banalidad del mal no es trivializarlo, sino un paso para entenderlo. Gracias a ese enfoque podemos advertir que las peores perversidades pueden ser cometidas por personas ordinarias –cuya ordinariez radica, entre otras cosas, en la debilidad de sus convicciones morales–.

Hoy asistimos a otra forma de banalización del mal. Cuando hay quienes hacen la apología del delincuente más buscado en el país sólo porque puso en ridículo al gobierno, se olvidan los muchos crímenes de los que ese individuo ha sido responsabilizado. Peor aún, cuando desde el poder político se magnifica la fuga del penal de alta seguridad, mostrándola como hazaña prácticamente inexplicable, se le confieren a ese delincuente atributos superiores al poder que ya tiene pero, sobre todo, se soslayan sus atributos más importantes: su demostrada capacidad para matar, atormentar y chantajear, así como el envenenamiento de millones de personas a causa de los estupefacientes con los que ha hecho su fortuna. Seguir leyendo “La banalidad del Chapo”

Medina Mora, ni experiencia ni independencia

Publicado en Crónica el 9 de marzo

En el corazón del Soho londinense, la Iglesia de San Patricio se ufana de tener una réplica de la imagen de la Virgen de Guadalupe. La capilla donde se aloja ese retrato fue construida con recursos de cuyo origen hay constancia en una placa que indica: Seguir leyendo “Medina Mora, ni experiencia ni independencia”