¡Ya viene el tapado!

 

La esclerótica CTM, ahora como desde hace décadas, en el centro del ritual.
José Antonio Meade con Carlos Aceves del Olmo.

Publicado en Crónica el 27 de noviembre

   Así tituló don Daniel Cosío Villegas uno de sus memorables artículos en Excélsior, el 14 de febrero de 1969. El de entonces, como les constó a los estudiantes agredidos cuatro meses antes, era un país autoritario. La sociedad emergente que intentaba expresarse era desdeñada e incluso reprimida. En la prensa había una uniformidad forzosa, con escasas y arriesgadas excepciones. El Presidente concentraba facultades formales e informales y tenía en sus manos el control del sistema político. De la voluntad presidencial dependía quién lo sucedería sin que la opinión de otras voces tuviera que ser considerada. El tapadismo era costumbre política, tradición autocrática, expresión de esa voluntad única y formaba parte de una picaresca en la cual, a falta de democracia, se amparaban los ciudadanos comenzando por los comentaristas políticos.

   Ahora el tapadismo, y el dedazo que lo resuelve, son parte de “la liturgia del PRI” según el presidente Enrique Peña Nieto. No todos los priistas comulgan con esa costumbre pero pocos lo dicen de manera abierta. El tapadismo y su obediente aceptación constituyen prácticas antidemocráticas, pero además regresivas, que hace medio siglo suscitaban el irónico asombro de Cosío Villegas y que Peña Nieto y su partido han recuperado. Seguir leyendo «¡Ya viene el tapado!»

El presidente y su espejo

Publicado en Crónica el lunes 4 de septiembre

El presidente Peña Nieto describe a un país desconocido para la mayoría de los mexicanos. En ese país el bienestar aumenta, los temores son reemplazados por el optimismo y los mexicanos marchamos juntos en la construcción de un futuro mejor. En el país del presidente los corruptos se encuentran en la cárcel, la delincuencia está siendo derrotada y la prosperidad desparrama sus beneficios a favor de todos los mexicanos. En ese país del presidente Peña no hay socavones, los funcionarios públicos son responsables y la política es una práctica honorable y conciliadora.

   Ese país es tan desconocido que la mayoría de nuestros compatriotas tiene una opinión desfavorable de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto. Si el México que presenta en su Quinto Informe fuese realmente existente los índices de aprobación no serían tan bajos y la sociedad no padecería un pesimismo tan extendido. La encuesta de Reforma a fines de julio encontró que solamente uno de cada 5 ciudadanos aprueba la gestión del presidente. Seguir leyendo «El presidente y su espejo»

Socavón: renuncia y medidas necesarias

Publicado en Crónica el lunes 17 de julio

Ineptos. Incompetentes. Insensibles. Los adjetivos para calificar el comportamiento de los funcionarios federales que reaccionaron o dejaron de hacerlo ante la tragedia en al llamado Paso Exprés de Cuernavaca pueden ser tajantes pero resultarán insuficientes. Una obra que costó miles de millones de pesos no recibió la supervisión necesaria para evitar el daño elemental —además previsible y por si fuera poco anunciado— que costó la vida de dos personas. Los intentos del gobierno federal para atenuar su responsabilidad en ese asunto y muy especialmente las declaraciones del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, son inaceptables. Seguir leyendo «Socavón: renuncia y medidas necesarias»

Javier Duarte, quiénes ganan

Javier Duarte, quiénes ganan

 

Publicado en Crónica el lunes 17 de abril
Fotografía tomada del sitio de la revista Letras Libres
Lo realmente escandaloso en el caso de Javier Duarte no son los 185 días que estuvo prófugo ni su previsible fuga en octubre pasado. Lo auténticamente grave es que haya permanecido cinco años con 10 meses al frente del gobierno de Veracruz. Lo más cuestionable es que en todo ese tiempo haya contado con respaldo del gobierno federal y del PRI, que haya cometido abusos notorios, que se desempeñara con tanta impunidad. Seguir leyendo «Javier Duarte, quiénes ganan»

Al diablo las instituciones

El Centro Espinosa Yglesias documentó insuficiencias en la trayectoria de Merodio

Publicado en Crónica el lunes 10 de abril

No deja de ser desconcertante la perseverancia del presidente Peña Nieto para desmantelar la estructura institucional que tiene la obligación de preservar. Si a alguien debiera interesarle defender y solidificar a las instituciones del Estado es al titular del Poder Ejecutivo que no solamente se beneficia de la estabilidad de esos organismos. Además, en la medida en que funcionan y tienen credibilidad, esas instituciones propician la confianza de la sociedad.
Pero no. Aislado respecto de la sociedad y sus organizaciones o, peor aún, parapetado en una soberbia despectiva de la diversidad, Enrique Peña Nieto padece una indiferencia que ningún presidente podría darse el lujo de mantener. Mucho menos un presidente con índices de respaldo ciudadano tan precarios como los que tiene Peña Nieto. Seguir leyendo «Al diablo las instituciones»