De los abrazos, a la impunidad

Los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora son símbolo de millares de víctimas de las pandillas criminales. Sus asesinatos han sido notorios por la alevosía y el sitio en donde se cometieron y porque se trata de dos religiosos, pero forman parte de la creciente lista de crímenes en todo el país.

Publicado en La Crónica el lunes 27 de junio

El horror y la indignación ante el asesinato de los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora y el guía turístico Pedro Palma, han propiciado el clamor para que sea revisada la estrategia de seguridad pública. Esa exigencia es muy pertinente pero se queda corta. El problema, antes que nada, es que el gobierno federal no tiene estrategia alguna para combatir a la delincuencia. Por inacción e indolencia, debido a la enorme irresponsabilidad y a la ignorancia con que se ha comportado ante el crecimiento de los grupos criminales, el presidente López Obrador ha dejado al Estado mexicano sin una política de seguridad digna de ese nombre.

Seguir leyendo «De los abrazos, a la impunidad»

Narcos y gobierno: la especulación no basta

Porfirio Muñoz Ledo denunció que hay una alianza entre narco y gobierno pero no ofreció pruebas de ese supuesto compromiso.

Publicado en La Crónica el lunes 6 de junio

En un contexto de tantas mentiras y datos falsos como el que padecemos hoy en día, los linderos entre la verdad y la especulación se vuelven resbaladizos. Cada vez más, en la opinión publicada y desde la oposición política se asegura que el presidente López Obrador y su partido tienen acuerdos con carteles del narcotráfico. La negligencia del gobierno para combatir a los delincuentes facilita esas especulaciones, pero no debiera ser suficiente para admitirlas. 

Seguir leyendo «Narcos y gobierno: la especulación no basta»

“No pasa nada”

Esos individuos traían «chalecos antibalas, uniformes tipo militar, equipo de radiocomunicación, armas cortas y cuernos de chivo». Fotografía tomada de subrayado.com.mx

Publicado en La Crónica el lunes 30 de mayo

Negar la realidad, se ha convertido en coartada favorita del presidente Andrés Manuel López Obrador. Cree que si los desconoce, los hechos incómodos quedan fuera del escenario público y él, entonces, estará exento de responsabilidades. La realidad tiene otros datos.

   El viernes pasado, 27 de mayo, varios periodistas y funcionarios viajaban en cuatro camionetas desde Culiacán, Sinaloa, a Guadalupe y Calvo, en Chihuahua. Estaban cubriendo la visita de López Obrador a esa región. Alrededor de las 8.30 cerca de Bacacoragua, municipio de Badiraguato, fueron detenidos por un retén con hombres armados. Eran 10 individuos que llevaban “chalecos antibalas, con hasta ocho cargadores, uniformes tipo militar, equipo de radiocomunicación, armas cortas y cuernos de chivo en tres camionetas sin placas desplegadas sobre la carretera”, según el reportero Alberto Morales, de El Universal.

Seguir leyendo «“No pasa nada”»

2022, el margen para la esperanza

No se ha resuelto la carencia de medicamentos para personas con cáncer, perseverantemente denunciada por los padres de niños con esa enfermedad, a pesar del compromiso personal —que por lo visto no fue más que una pose demagógica— del presidente López Obrador. Fotografía tomada de elsoldemexico.com.mx

Publicado en La Crónica el lunes 3 de enero de 2022

Somos seres de costumbres: en el tránsito de un año a otro hacemos balances y queremos creer se abre un nuevo ciclo. Tratamos de moldear con propósitos de enero las vicisitudes del año que tenemos por delante. Las dificultades que presenta 2022  quisiéramos conjurarlas con un aluvión de parabienes, pero ante un escenario tan desastrado no basta el optimismo más voluntarioso.

   Más pobreza, más violencia, regresión autoritaria, debilitamiento institucional, polarización: si así fue 2021, no hay motivos sólidos para suponer que el nuevo año será diferente. Hace falta ese realismo para robustecer la incipiente resistencia social que se desarrolla frente a la megalomanía y la concentración excedida del poder que despliega el presidente de la República. 

Seguir leyendo «2022, el margen para la esperanza»

Los narcos, la prensa, el presidente

Azucena Uresti. Nunca antes el narcotráfico había amenazado así a un periodista con presencia nacional.

Publicado en La Crónica el lunes 16 de agosto

Ominosas y cobardes, las amenazas a la conductora Azucena Uresti y varias empresas de comunicación son un abierto desafío a la sociedad y al Estado. La impunidad que disfruta la delincuencia organizada, a la que el presidente de la República insiste en privilegiar con abrazos y no responder con balazos —según la  desafortunada metáfora con la que describe su propia indolencia— permite que se transgredan esos y otros límites. 

   Nunca antes el narcotráfico había amenazado así a un periodista con presencia nacional. En los estados en donde los delincuentes alcanzan cada vez más influencia, las amenazas a periodistas son frecuentes. Se habían registrado intimidaciones a medios de la ciudad de México en ocasiones como en julio de 2010, cuando fueron secuestrados en Durango cuatro reporteros de Milenio, Televisa y un diario local. Para enfatizar la gravedad de aquella agresión, Televisa transmitió una pantalla en negro en vez del programa Punto de Partida que conducía Denise Maerker.

Seguir leyendo «Los narcos, la prensa, el presidente»