Un niño, dos pistolas, nueve balazos

Fotografía tomada de https://politica.expansion.mx/

Publicado en Crónica el lunes 13 de enero

La tragedia en Torreón exhibe descuidos, incapacidades y evasivas del poder político. Como se consideran obligadas a explicarlo todo, las autoridades improvisan respuestas simplistas para un asunto que amerita indagaciones complejas. La prisa del gobernador de Coahuila para culpar a los videojuegos es paradigmática de la búsqueda de soluciones fáciles y, sobre todo, de causantes ajenos.

   El diagnóstico que, a su vez, ofrece a botepronto el presidente de la República, confirma la apreciación esquemática que tiene de la realidad y su talante profundamente conservador. Cuando dice que enfrentará desgracias como la de Torreón “trabajando por la integración de las familias y el fortalecimiento de los valores”, el licenciado López Obrador vuelve a confundir sus responsabilidades. Seguir leyendo “Un niño, dos pistolas, nueve balazos”

Entre el recato y la cólera

La cólera y el espanto ante ese crimen levantaron una oleada de irritación y tristeza. Foto tomada de http://www.infobae.com

Publicado en Crónica el lunes 11 de noviembre

Ni siquiera el horror ante la inhumana matanza en Bavispe consiguió que el presidente López Obrador condenara a los criminales. A quienes no se suman al coro de adulaciones que le han construido sus allegados, el presidente los descalifica. La prensa, singularmente, es destinataria de cotidianas desacreditaciones. A los delincuentes que perpetran crímenes como el que diezmó a la familia Le Barón, el presidente López Obrador no los cuestiona.

   La mañana del 5 de noviembre, horas después del terrible asesinato de seis niños y tres mujeres, el presidente inició su conferencia de prensa ofreciendo un pésame a los familiares de las víctimas. Pero de los asesinos, no dijo una sola palabra. La sevicia y la cobardía de los desdichados que acribillaron y quemaron vivos a esos inocentes niños y a las tres señoras —y que además hirieron a seis menores más— no suscitaron indignación alguna en el presidente, al menos a juzgar por sus palabras de ese y los siguientes días. Seguir leyendo “Entre el recato y la cólera”

El Estado intimidado

Cartón de Alarcón publicado en El Heraldo. Tomado de @alarcondibujos

Publicado en Crónica el lunes 21 de octubre

Lo único que un Estado no se puede permitir es ceder a otros el ejercicio de la fuerza que, por definición, tiene la responsabilidad de  monopolizar. El Estado existe antes que nada para garantizar la seguridad de las personas. Para ello, cuando es necesario emplea la fuerza con la legitimidad que, en las democracias, le confiere la sociedad. Grupos criminales siempre hay, de tal manera que la aplicación de la justicia es una tarea inacabable. Eludir esa obligación y más aún, transigir para que sean otros quienes impongan su fuerza, constituye el incumplimiento más grave que un gobierno, a la cabeza del Estado, pueda hacer al mandato que le han otorgado los ciudadanos.

   No tenemos un Estado del todo fallido porque sigue desempeñando muchas de sus obligaciones. Pero el jueves 17 de octubre, de una manera inusitada, el Estado le falló a la sociedad mexicana. Por mucha retórica que inviertan para justificar los enormes yerros de ese día, el presidente Andrés Manuel López Obrador y sus colaboradores en materia de seguridad pública dejaron de cumplir sus deberes más esenciales. Fuerzas militares y policiacas bajo su mando emprendieron una operación descuidada, sin la información ni la preparación que hacían falta para enfrentar las previsibles represalias por la captura de un notorio capo del narcotráfico. Luego, intimidado por una pandilla criminal, el gobierno dejó libre a ese dirigente del Cártel de Sinaloa. Seguir leyendo “El Estado intimidado”

La trampa de la diamantina

Fotografía tomada de Milenio.com

Publicado en Crónica el lunes 19 de agosto

La rabia nunca justifica la violencia contra terceros. Los intentos para legitimar agresiones a periodistas y a otros ciudadanos debilitan la lucha feminista. La causa de las mujeres contra la violencia es indispensable. La cólera y el miedo que padecen muchas de ellas avergüenzan a toda la sociedad.

   Por eso es muy preocupante que esa causa fundamental sea empañada por provocadores. Se equivocan los defensores y aquí es pertinente la precisión— las defensoras de los derechos de las mujeres cuando consideran que la violencia en las manifestaciones es un asunto menor. No alcanzan a advertir que en ese genuino y potente movimiento hay grupos a los que, más que combatir la violencia contra las mujeres, les interesa confrontar a las instituciones políticas.

   Para los provocadores, las luchas sociales son un pretexto. Ahora son los derechos de las mujeres, como antes han sido una elección presidencial o las demandas de un sindicato. La provocación está a la caza de ocasiones para infestar a los movimientos sociales con un radicalismo violento que los neutraliza y desprestigia. Seguir leyendo “La trampa de la diamantina”

Los idus de aquel marzo

Publicado en Crónica el lunes 25 de marzo

No existe prueba alguna que desmienta la versión de que a Luis Donaldo Colosio lo mató un asesino solitario. Sin embargo, un cuarto de siglo después la mayoría de los mexicanos considera que el asesinato en Lomas Taurinas fue resultado de una conspiración.

   La gente se niega a creer que un hombre de tanta relevancia pueda haber muerto tan sólo por decisión de un miserable con pistola. A los magnicidios por lo general se les recuerda como resultado de conjuras. La insensatez de un lunático, junto con la imprevisión y la improvisación de los cuerpos de seguridad, no bastan para explicar una tragedia tan devastadora como la que ocurrió aquel 23 de marzo de 1994. En estos casos las presunciones tienen más eficacia que las aclaraciones. Seguir leyendo “Los idus de aquel marzo”