Gómez Urrutia

   A los 55 años, a comienzos de 2000, Napoleón Gómez Urrutia había decidido permanecer al margen de los asuntos sindicales. Su padre, Napoleón Gómez Sada, era uno de los líderes obreros más influyentes y llevaba cuatro décadas al frente del Sindicato Minero Metalúrgico. Gómez Urrutia había estudiado Economía en la UNAM, en donde en 1968 presentó una tesis sobre “Política monetaria y equilibrio externo”. Hizo cursos de posgrado en Oxford y Berlín. A mediados de los años 70 trabajó en las secretarías del Patrimonio Nacional y de Programación y Presupuesto y entre 1979 y 1982 dirigió la Casa de Moneda. Luego creó una empresa de consultoría llamada Grupo Zeta.

   En el año 2000, su padre decidió colocarlo al frente del sindicato. Gómez Urrutia, al menos de manera pública, no había buscado esa designación. No tenía un cargo en el sindicato y jamás trabajó en empresas mineras. El Sindicato Minero, simplemente, no le interesaba. Su padre, Gómez Sada, era un líder oficialista pero a diferencia de otros dirigentes charros, como se denominaba a los caciques del sindicalismo antidemocrático, propiciaba que en el Minero hubiera un relativo respeto a los estatutos internos. Esos estatutos indicaban que para ser dirigente se requería una antigüedad sindical de al menos 5 años. Seguir leyendo “Gómez Urrutia”

Anuncios

Triunfo de Chihuahua

Publicado en Crónica el lunes 5 de febrero

Si el gobierno de Chihuahua no hubiera organizado la marcha hasta la Ciudad de México, no habría recuperado los 900 millones de pesos que la Secretaría de Hacienda le había retenido y las gestiones para extraditar al ex gobernador Duarte habrían seguido paralizadas.

   Si el gobierno federal no hubiera querido extorsionar al gobierno de Chihuahua con la suspensión de pagos que ya estaban acordados, Javier Corral y su administración no habrían tenido que convocar a la “Caravana por la Dignidad”. Seguir leyendo “Triunfo de Chihuahua”

Libertad de expresión y torpeza judicial

Imagen tomada de Noticieros Televisa

Publicado en el Crónica 22 de enero

La libertad de expresión tiene adversarios por todos lados. La intensa y abierta circulación de información de la que disponemos hoy en día contrasta con la intolerancia, el temor y el rechazo de quienes preferirían la opacidad o el control de los medios.

   La verdad, cuando resulta incómoda, suscita represalias desde muy variados espacios en el entramado estatal. Todavía, lo mismo en partidos y gobiernos que en el poder judicial, se manifiestan intentos para impedir la circulación de informaciones molestas para algunos.

   La semana pasada, la juez Sissi Anette Rodríguez Fernández consideró que un ciudadano no tiene derecho a exponer quejas en los medios de comunicación. Las denuncias sólo pueden publicarse si hay una resolución judicial, según esa juez que estudió en la Universidad Autónoma de Hidalgo. Seguir leyendo “Libertad de expresión y torpeza judicial”

Chihuahua, política, legalidad

Al extorsionar al gobierno de Chihuahua por combatir la corrupción, el presidente Peña Nieto quería proteger a  a César Duarte. 

Publicado en Crónica el 15 de enero

Al preferir la desacreditación política antes que el cumplimiento de sus obligaciones legales, el gobierno del presidente Peña Nieto acrecienta los motivos del gobierno de Chihuahua para reclamar los recursos financieros que le han regateado. Un asunto que se podría haber resuelto en las oficinas de la Secretaría de Hacienda ahora crece y se convierte en ejemplo nacional de las dificultades que enfrenta la lucha contra la corrupción.

   El 20 de diciembre pasado la Fiscalía General de Chihuahua, con la colaboración de la Policía Federal, detuvo al señor Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, acusado de desviar recursos durante el gobierno de César Duarte en beneficio del Partido Revolucionario Institucional. Seguir leyendo “Chihuahua, política, legalidad”

Nuestra fuerza

Publicado en Crónica el lunes 25 de septiembre

1. La solidaridad ha sido vehemente, comprometida, abrumadora. A cada calle encontramos generosidad y valor. Ante cada edificio colapsado, la abnegación de millares hace de la ciudadanía un ejercicio de responsabilidad más allá de los límites. En cada punto de acopio, la magnanimidad de millones es clave de una nueva convivencia. Hay un sentido común que antepone la vida de los otros para poder ser nosotros.

   Por unos días la grandeza se desparrama y el bien general es prioritario, antes que el interés individual. De cara a la emergencia estos hombres y estas mujeres que admiramos removiendo escombros, transportando medicinas, confortando a desconocidos, dejan de ser el lobo del hombre y construyen, en la tragedia, un momento de civilización y humanidad. Ante la desgracia nos reconocemos como iguales pero, más aún, como integrantes de una colectividad. Las desdichas de uno son de todos. El salvamento y la reconstrucción son responsabilidad común. Seguir leyendo “Nuestra fuerza”