Yo, sí

El director editorial de la revista IBERO, Juan Domingo Argüelles,  preguntó para su edición junio – julio si ¿Podemos confiar en nuestras autoridades electorales? Esta fue mi respuesta.

 

¿Podemos confiar en nuestras autoridades electorales? Mi primera reacción ante la interrogante que plantea la revista IBERO es contestar ¡por supuesto que sí! Pero antes de razonar esa respuesta me pregunto, a mi vez, ¿y por qué preguntan eso? ¿Por qué no han preguntado “¿cuáles son los motivos para confiar en las autoridades electorales?”. O, desde otro ángulo, “¿cómo procurar y defender la confianza en las autoridades electorales?”.

   Entiendo el sentido de la pregunta inicial, que está sintonizada con el escenario de suspicacias que ha acompañado, como nunca antes, a las campañas de 2018. También reconozco que una revista universitaria está para auspiciar la reflexión y de esa manera las dudas y no para vitorear a ninguna autoridad. Seguir leyendo “Yo, sí”

Anuncios

La apuesta reaccionaria

Publicado en Crónica el lunes 18 de junio

Todos los que aseguraban que no podríamos ganar, hoy tienen que reconsiderar su pesimismo. La Selección Mexicana nos ha dado una satisfacción histórica. Hay que ir por más. Sí se puede.

El voto de la indignación está a punto de colocarnos a las puertas del conservadurismo. La mayoría de los mexicanos que quiere votar por López Obrador considera que la corrupción nos ahoga, la democracia no ha servido, la violencia está desbordada y que de todo eso la culpa es de los gobiernos recientes. Tienen mucho de razón. La descomposición del sistema político y la inhabilidad de las administraciones que hemos tenido en los últimos años han sido notorias y costosas para el país. Pero los compatriotas nuestros que están a punto de votar por Morena no quieren darse cuenta de que sería peor el remedio, que la enfermedad.

   El simplista diagnóstico que tiene acerca del país, el limitado proyecto con el que pretende gobernar, las impresentables figuras de las que se acompaña y, sobre todo, el carácter regresivo de las medidas que quiere imponer propiciarán que, si gana, Andrés Manuel López Obrador sea incapaz de encabezar la solución a las acuciantes  carencias que padecemos. Seguir leyendo “La apuesta reaccionaria”

Nosotros tuvimos utopías

Este texto apareció en Nexos en enero de 2018, en el número dedicado a conmemorar los 40 años de la revista. Es oportuno reproducirlo aquí ahora que muchos ciudadanos están decidiendo cómo votar. Las cosas están mal en México pero a veces se nos olvida (o hay quienes de plano ignoran) que no todo tiempo pasado era mejor.

Cuando nací, a comienzos de la década de los 50, las mujeres en México no tenían derecho a votar. La esperanza de vida al nacer era de medio siglo. En aquellos años, 4 de cada 10 mexicanos no sabían leer ni escribir. Hoy la esperanza de vida al nacer es de 75 años y el 8% de los mexicanos sigue en el analfabetismo.

   Volteo hacia ese pasado para tratar de mirar al futuro. Estoy convencido de que sólo cerrando los ojos a esa marcha hacia adelante con resultados por lo general virtuosos a la que llamamos progreso, podemos considerar que todo tiempo pretérito fue mejor. El país de mañana tendría que ser mejor, o menos peor en contraste con el que tenemos ahora, tan solo porque a pesar de los muchos motivos que encontramos para el pesimismo son más las cosas que mejoran que las que empeoran. Seguir leyendo “Nosotros tuvimos utopías”

El candidato de las televisoras

Publicado en Crónica el lunes 11 de junio

Mientras AMLO decide que su cierre de campaña será en el Estadio Azteca —emblema del poder mediático— las televisoras convierten en acontecimiento político un video anónimo, sin interés informativo, creado para calumniar a Ricardo Anaya.

   Tan interesado como suele estar en las formas (tanto como descuida el fondo de los asuntos políticos) es imposible que Andrés Manuel López Obrador no haya advertido el significado de terminar su campaña electoral en ese recinto de Televisa y Emilio Azcárraga. Para  el candidato, la fiesta en el estadio puede ser un útil signo de avenencia con los medios de comunicación. Para quienes han cuestionado los privilegios y sobre todo la desdichada pedagogía política que durante largo tiempo impusieron las televisoras, esa ceremonia confirma que el candidato de Morena no quiere cambiar sino consolidar las ventajas que han disfrutado las grandes corporaciones privadas. En todo caso resulta divertido ver a no pocos defensores de López Obrador que intentan justificar su inclusión en el elenco del Canal de las Estrellas. Y aún hay más. Seguir leyendo “El candidato de las televisoras”

Ricardo Anaya

Publicado en Crónica el lunes 4 de junio

Ricardo Anaya es el político mexicano más perseguido en las décadas recientes. El Estado desplegó en su contra una campaña de calumnias con insinuaciones dolosas, utilización ilegal de instituciones judiciales, fabricación de presuntas evidencias y el empleo faccioso de medios de comunicación. Todo ello sucedió (no podría haber ocurrido de otra manera) por instrucciones directas del presidente Enrique Peña Nieto.

   La persecución del Estado en contra de Ricardo Anaya no benefició al candidato presidencial del PRI sino a Andrés Manuel López Obrador. Han sido unos genios, pudo decirse como rezaba una de las inverosímiles cantinelas de José Antonio Meade. Nadie sabe para quién difama, o tal vez sí.

   Los motivos de Peña para denostar al candidato presidencial del Frente están teñidos de irracionalidad y temor, como tantas otras de sus decisiones en estos cinco años y medio. Al parecer, el presidente creyó que golpeando a Anaya conseguiría que Meade se colocara en el segundo sitio de las preferencias electorales. Pero quizá, también, influyó el compromiso del candidato presidencial del PAN y PRD para perseguir los actos de corrupción del sexenio que está concluyendo. Seguir leyendo “Ricardo Anaya”