Fidel. La historia nunca absuelve

Al reverso de su haz luminoso, transformador, revolucionario, Fidel Castro tuvo un envés oscuro, intolerante, conservador, autoritario.
Al reverso de su haz luminoso, transformador, revolucionario, Fidel Castro tuvo un envés oscuro, intolerante, conservador, autoritario.

Publicado en Crónica el lunes 27 de noviembre
Sólo las grandes frases definen a los grandes personajes. A Fidel Castro Ruz, a la hora de su fallecimiento, se le han dedicado contundentes expresiones. Una de las más precisas ocupó antier el encabezado de este diario: Murió el último mito del Siglo XX. El mito es algo extraordinario, fabuloso, ejemplar y memorable. Pero también es aquello que resulta sobredimensionado, fastuoso y falso (me apoyo en el Diccionario de mitos de Carlos García Gual para describir esa contradicción).
Al reverso de su haz luminoso, transformador, épico incluso, revolucionario por antonomasia, Fidel Castro tuvo un envés oscuro, intolerante, conservador, autoritario. No hay perfil heroico sin contraparte. Castro, que desde joven hablaba pensando en El Porvenir, construyó su propio mito al adjudicarse un papel sobresaliente en la historia y fraguó él mismo, con sus acciones y omisiones, el perfil desfavorable que le acompañó sobre todo en sus últimas décadas. Seguir leyendo “Fidel. La historia nunca absuelve”

Con ustedes, la posverdad

mentiras

Publicado en Crónica el 21 de noviembre

Los Diccionarios Oxford la acaban de consagrar como la palabra del año. Es un término que “denota circunstancias en las cuales los hechos objetivos tienen menos influencia en la conformación de la opinión pública que los llamados a la emoción y las creencias personales”. Se trata de la posverdad.
Quizá en la moda en torno a ese vocablo hay demasiados aspavientos para designar a la arcaica propensión de las sociedades para creer en tonterías, o para definir sus preferencias y decisiones a partir de hechos falsos. Si la gente actuara siempre a partir de consideraciones racionales los embaucadores no encontrarían clientela, la televisión comercial mexicana no tendría audiencia, los ciudadanos no tropezarían con el mismo error al votar una y otra vez por los mismos partidos que no les cumplen y nadie creería en los horóscopos. Seguir leyendo “Con ustedes, la posverdad”

Claridad, inteligencia, dignidad

Imagen tomada de http://www.myjoyonline.com
Imagen tomada de http://www.myjoyonline.com

Publicado en Crónica el 14 de noviembre

El maremoto estadounidense obliga a pasar, de la perplejidad, a la responsabilidad. Después del martes vamos cosechando claves para articular explicaciones: la ilusión que crearon las encuestas, la intromisión política del FBI, las debilidades de la señora Clinton, la perversa estructura del sistema electoral estadounidense, las limitaciones del voto hispano, el conservadurismo de la mitad reaccionaria en Estados Unidos y la incapacidad de los grandes medios para dar cuenta de esa otra realidad tan distante del liberalismo neoyorquino y californiano. Seguir leyendo “Claridad, inteligencia, dignidad”

Violencia, niños, televisión

nin%cc%83o-y-tv-2Publicado en Crónica el 7 de noviembre

De los niños mexicanos que ven televisión, el promedio lo hace durante cuatro horas y media al día. Esa exposición ante el televisor es mayor a las que practican los niños en Perú (tres horas y media), Colombia (dos horas 45 minutos) o España (dos horas 38 minutos diarios, en promedio.
El horario en el que más niños mexicanos ven televisión es de 20.30 a 22 horas. Los canales que más miran son el 5 y el 2 de Televisa, a pesar de que este último no tiene programación dedicada al público de esa edad. Los programas favoritos de los niños en nuestro país son telenovelas y reality shows. Seguir leyendo “Violencia, niños, televisión”

Derecho de réplica

microfono-uno

Publicado en Crónica el 31 de octubre

A ningún medio de comunicación le gusta el derecho de réplica. Publicar aclaraciones implica reconocer una equivocación. Las réplicas constatan la insuficiente escrupulosidad del medio para comunicar hechos verídicos o para tomar en cuenta todos los ángulos posibles de una información.
Al mismo tiempo publicar una réplica, de la misma manera que reconocer un error, es un acto de madurez. Al dar espacio a las rectificaciones el medio de comunicación no sólo demuestra que es tan falible como cualquier otra institución o persona. Además, se asume como parte de un entorno de ideas, opiniones, versiones y sensaciones en donde nadie tiene la última palabra. Si la democracia implica la circulación de los más diversos pareceres, la información y sus réplicas son elementos esenciales en el ejercicio democrático. Seguir leyendo “Derecho de réplica”