Felipe Cazals

Publicado en La Crónica el lunes 18 de octubre

«Al fin y al cabo hicimos lo mejor posible», escribió Felipe Cazals.

La lúcida y creativa mirada crítica de Felipe Cazals enriqueció por décadas al cine mexicano y, así, a sus espectadores. Inteligente e íntegro, deja una obra fundamental para la cultura y la sociedad mexicanas.

   Cazals fue cineasta y, además, defensor del cine mexicano. Entrevistado por el investigador Carl J. Mora, Cazals expresó así en 1989 su desazón a la vez que su esperanza por la condición de nuestro cine: “El futuro es muy incierto. Me gustaría ser un optimista irremediable. Pero desafortunadamente he estado en este negocio durante demasiados años y sé que no hay cine posible sin una lucha constante, uno debe luchar todos los días, como si fuera el primer día. Pero llega el momento en que a uno lo sobrepasa la fatiga. Pero puedo estar de acuerdo con Pelayo [el cineasta Alejandro Pelayo, entrevistado en el mismo libro] en que hay una continuidad, en que habrá nuevos cineastas y el cine mexicano siempre existirá” (Mexican Cinema. Reflections of a Society. 1896 – 1988. University of California Press, 1989). 

Seguir leyendo «Felipe Cazals»

Amarrar al pasado. Medio siglo de Plural

Publicado en La Crónica el lunes 4 de octubre

La primera página del primer número de Plural comienza con un ensayo de Claude Lévi-Strauss. Era octubre de 1971. El antropólogo francés acababa de publicar el último tomo de sus Mitológicas. El texto inaugural en la revista de Octavio Paz discutía la construcción de la idea de América a través de sus mitos. “El interés que creemos tener en el pasado no es pues, de hecho, sino un interés en el presente; al ligarlo firmemente al pasado, creemos hacer más duradero al presente, amarrarlo para impedirle huir y convertirse a su vez en pasado”, escribía Lévi-Strauss.

Seguir leyendo «Amarrar al pasado. Medio siglo de Plural»

Alergia a la ciencia

Publicado en La Crónica el lunes 27 de septiembre

Defender a nuestros científicos es negarnos al oscurantismo. Manifestación en España.

En la era del Gran Hermano no hay sitio para la ciencia. Ni siquiera se le nombra. En el newspeak de 1984, según el relato de George Orwell, “no hay palabra para ciencia”. Explica: “El método empírico de pensamiento, en el cual se basaron todos los adelantos científicos del pasado, es opuesto a los principios fundamentales de Ingsoc”, el pensamiento único en aquella novela. El Ministerio de la Verdad no requiere, ni admite, el contraste que significan el razonamiento, la discrepancia, la duda. 

   La ciencia es observación y experimentación, hipótesis y verificaciones pero sobre todo reflexión y, por lo tanto, crítica. El populismo, que postula verdades incuestionables porque son dictadas por un líder que se ha adjudicado la representación del pueblo, es alérgico a la ciencia.

Seguir leyendo «Alergia a la ciencia»

Avándaro, el mito, la memoria

Publicado en La Crónica el lunes 6 de septiembre

Avándaro es mítico, desde hace medio siglo, por inusitado y por irrepetible. El festival que congregó a quizá 250 mil jóvenes el 11 y el 12 de septiembre de 1971 fue una formidable y enardecida juerga de libertad. Había incontenidas ganas de desmadre —para decirlo en mexicano— pero también de búsqueda y desafío en aquel festival de rock que sería hito y leyenda de una generación.

   El consumo de drogas, el baile emancipado y las letras procaces que se corearon con regocijo, sobresaltaron a las buenas conciencias de la época. Habían pasado apenas tres meses desde la agresión criminal a los manifestantes del 10 de junio.

Seguir leyendo «Avándaro, el mito, la memoria»

Enrique Bustamante

Fotografía tomada de El País

Estudioso de los medios, Enrique Bustamante Ramírez fue obstinado promotor de su reforma y transformación. Especialista en políticas culturales, comprendió y explicó con claridad las imbricaciones entre cultura y comunicación. Anclado en la docencia desde hace tiempo, también dio cátedra en la prensa, así como en los seminarios que organizaba y en los que tenía una incomparable capacidad de convocatoria entre los colegas de España y América Latina.

   Enrique fue un apasionado defensor, pero también inteligente crítico de la televisión pública. Fue el alma de la comisión creada por el gobierno español en 2004 para reformar la radio y la televisión públicas de aquel país. Ese compromiso no lo limitó —al contrario— para discutir con exigencia y perspicacia el ulterior desarrollo de RTVE. Al pesimismo de la inteligencia con que estudiaba y cuestionaba a los medios públicos acompañaba, gramscianamente, un generoso optimismo de la voluntad.

Seguir leyendo «Enrique Bustamante»