La nueva, extraña y dudosa sociedad de PRISA en México

   Juan Luis Cebrián, el destacado y recientemente controvertido periodista que encabeza al grupo de comunicación PRISA, está demasiado despistado o muy bien informado respecto de sus negocios en México.

La nueva alianza que ha pactado con los empresarios Luis y Anuar Maccise representa una involución en la discutida pero al mismo tiempo reconocible calidad profesional de los medios que maneja Prisa, comenzando por El País que sigue siendo el diario más importante en habla hispana. Esa alianza podría ser, al mismo tiempo, una apuesta demasiado arriesgada y ambiciosa para que Prisa incursione en el mercado audiovisual mexicano.

Cebrián y Macisses jul 13
Juan Luis Cebrián, flanqueado por Luis y Anuar Maccise

Este jueves 1 de agosto, tanto El País como los diarios que publica el Grupo Mac, de la familia Maccise, informan del “acuerdo de colaboración” que entablaron para “el intercambio de contenidos de medios”. El País da cuenta de ese acuerdo en la página 32 de su edición madrileña. Rumbo de México y otros diarios del grupo mexicano lo hacen en sus primeras planas.

La primera duda es qué contenidos podrán intercambiar (puesto que ese es un verbo que supone una acción recíproca) ambas entidades mediáticas. Resulta difícil imaginar a los diarios del Grupo Mac publicando los artículos de Elvira Lindo, Mario Vargas Llosa o Fernando Savater, entre otros colaboradores emblemáticos de El País. Pero es mucho más peliagudo encontrar qué, de la producción del Grupo Mac, le puede interesar a los medios cobijados por Prisa.

¿Leeremos en El País informaciones sobre actualidad mexicana filtradas con los criterios pro priístas que singularizan a las notas de Rumbo de México? ¿Se mimetizarán los diarios del grupo español con la costumbre de publicar como notas de la redacción informaciones pagadas (aquí les dicen gacetillas) que singulariza a los diarios del Grupo Mac igual que, todavía, a importantes segmentos de la prensa mexicana? ¿Imperarán en la mexicana XEW, copropiedad de Prisa y Televisa, los programas de Radio Capital que es como se denomina la frecuencia que durante históricamente fue de XELA que transmitía música clásica y que desde hace algunos años es controlada por el Grupo Mac con una programación anodina y sin audiencia?

El negocio de la familia Maccise, en el plano de los medios, ha consistido en tener periódicos y estaciones de radio (recientemente además un canal pretendidamente ecologista en televisión por cable) pero no en tener audiencias. Esa paradoja solamente se puede entender en el contexto mexicano, en donde muchos medios han sobrevivido gracias a la publicidad pagada por el gobierno federal y no a causa de la preferencia de sus lectores o radioescuchas.

Con ese grupo mexicano, de reputación profesional discutible y con escasa presencia entre los públicos de los medios, se asocia la corporación española PRISA. Quizá la respuesta a tan extravagante pacto se encuentra no en los contenidos que produce, como informaron ambos grupos, sino en las vinculaciones políticas de la familia Maccise.

El ahora Grupo Mac fue creado hace varias décadas por Anuar Maccise  Dib y quizá su mayor éxito en el terreno de los medios fue la fundación del periódico deportivo Estadio en 1976. Sus hijos se han hecho cargo de esas empresas editoriales.

El más conspicuo de ellos, Luis Maccise Uribe, es director general de los periódicos del Grupo Mac que han tenido especial notoriedad en el Estado de México. El Diario de Toluca ha sido uno de los más influyentes en esa entidad. Maccise Uribe ha entablado relaciones cercanas con los gobernadores más recientes de esa entidad. Durante los últimos años del gobierno de Enrique Peña Nieto, Luis Maccise fue delegado de la Cruz Roja en esa entidad. En 2011 la esposa del gobernador, Angélica Rivera, fue nombrada presidenta honoraria de la Cruz Roja mexiquense. Hace un año el ahora gobernador Eruviel Ávila le tomó protesta a Luis Maccise como presidente de la Junta de Asistencia Privada del Estado de México.

Esa cercanía con la familia presidencial ha coincidido con una reciente expansión del Grupo Mac. El año pasado, de acuerdo con varias columnas financieras, esa corporación se interesó en comprar los diarios El Economista o El Financiero pero no lo consiguió. Por eso, en octubre pasado fundaron el diario Capital de México. Al mismo tiempo el Grupo Mac ha incrementado su presencia en la radio, incluso recibiendo favores oficiales que podrían ser ilegales. Recientemente, como informó el columnista especializado Gabriel Sosa Plata, la Cofetel le entregó el permiso para una estación en Michoacán. La figura del permiso está dedicada a emisoras no comerciales, muy distintas del perfil que tienen las estaciones que maneja la familia Maccise. Por otro lado, Luis Maccise es miembro del consejo de Genomma Lab, la empresa que prosperó comercializando “medicamentos milagro” profusamente anunciados en televisión.

Con ese patrimonio mediático, diversificado en empresas ávidas de facturar publicidad pero escaso en contenidos y audiencias, el Grupo Mac podría estar interesado en competir por una de las dos nuevas cadenas nacionales de televisión que serán licitadas dentro de pocos meses. Esa es una explicación posible al interés del Grupo Prisa para asociarse con esa familia tan involucrada en los asuntos mexiquenses.

La licitación de las nuevas cadenas de televisión debe ser ejemplo de transparencia. Sería inaceptable que por conveniencias políticas las nuevas frecuencias, que deberá licitar el nuevo IFETEL, fuesen adjudicadas sin privilegiar capacidad y profesionalismo probados en la producción audiovisual. Así que, si ese ha sido su propósito, el periodista y empresario Juan Luis Cebrián y el acreditado Grupo Prisa se han equivocado de socio.

 

Anuncios

6 comentarios en “La nueva, extraña y dudosa sociedad de PRISA en México

  1. Doctor, qué grave es esto que comenta usted. Esos del Grupo Mac me parecen un grupo de oportunistas y ladrones.Pero creo que el grupo Prisa no se equivocó de socio, ¡al contrario! de esa clase es la que necesita para seguir obteniendo ganancias y prebendas. El IFETEL se está formando apenas,según leí hoy hicieron su examen los aspirantes a los cargos en ese nuevo Instituto.Buena prueba será ver a quién les adjudican las licitaciones.Si se la dan a este grupo nefasto, uff, ya sabemos por dónde va el asunto. ¿Acaso no es este tipo el que dejó sin empleo a decenas de periodistas de la empresa que dirige y que se robó una buena tajada de dinero casi al mismo tiempo? ¡Qué calaña de “empresarios ” de la comunicación tendremos! ver para creer. Y yo no le creo a este gobierno que vaya a buscar se licite para que las nuevas cadenas aporten algo distinto, valioso, cultural. Ya no veo TV desde hace más de dos años.Y creo que será para siempre,de seguir por donde vamos. Interesante e importante aportación, estimado Dr. Trejo.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s